Es necesario que verifique su email para continuar. Por favor, revise su bandeja de entrada
Su email se ha verificado correctamente
Validación de email incorrecta
Su perfil se ha guardado correctamente
La dirección de correo electrónico ya está registrada. Debe asociar la cuenta desde su perfil.
Cuentas enlazadas correctamente.
No ha sido posible enlazar las cuentas.
 

Ciática

Ciática

La ciática, también denominada ciatalgia o radiculopatía lumbosacra, es un síndrome caracterizado por un dolor localizado en la zona que sigue el recorrido del nervio ciático.   LO QUE DEBES SABER… CiáticaValora este artículo

La ciática, también denominada ciatalgia o radiculopatía lumbosacra, es un síndrome caracterizado por un dolor localizado en la zona que sigue el recorrido del nervio ciático.

 

LO QUE DEBES SABER…

Nervio ciático

El nervio ciático se forma a partir de las raíces nerviosas L4, L5, S1, S2 y S3 de la médula espinal. Se trata del nervio más ancho y con un recorrido más largo del cuerpo humano. Formado por la confluencia de estas raíces se origina como tal en la pelvis y se dirige hacia la región del glúteo, descendiendo a lo largo del muslo, donde se bifurca en dos ramas, una hacia la parte externa del muslo (nervio ciático poplíteo externo) y otra hacia la cara interna (nervio ciático poplíteo interno).

 

Rara vez se produce una ciatalgia aislada sin que, concomitantemente, se dé dolor a nivel de la zona lumbar de la espalda. En la lumbalgia -popularmente conocida como lumbago- se produce dolor, rigidez o tensión muscular en la zona localizada por debajo de las costillas y por encima de los glúteos, y si se produce una afectación del nervio ciático este dolor se irradia -se extiende- muslo abajo, pudiendo llegar hasta la rodilla e incluso el pie.

Incidencia

nervio ciático

Más de un 80% de las personas sufren un cuadro de lumbociática a lo largo de su vida y en más del 85% de estos casos la causa es inespecífica, es decir, no existe ninguna alteración subyacente a nivel muscular, tendinoso, nervioso u óseo que la cause. El resto de casos (menos del 15%), son debidos a otras entidades, como:

     

  • Hernia discal
  • Estenosis del canal medular
  • Compresión por el músculo piriforme
  • Embarazo
  • Fractura o aplastamiento vertebral
  • Espondilitis anquilosante
  • Infecciones
  • Cáncer

El 70% de los casos de ciática evolucionan favorablemente y con una resolución completa de los síntomas a las 4-6 semanas de inicio de los mismos. Sin embargo, en un 30% de los casos, estos pueden hacerse crónicos y más resistentes al tratamiento, persistiendo incluso tras un año de haber comenzado.

Síntomas

hombre con ciáticaEl síntoma principal de un cuadro de ciática es el dolor que se padece a nivel de la zona lumbar, un dolor de características mecánicas, es decir, que empeora con el movimiento y mejora en reposo, en general sentado o tumbado con las rodillas flexionadas. Característicamente el dolor sigue el recorrido del nervio y, en función del grado de afectación, puede llegar al glúteo, al muslo, a la rodilla, o incluso hasta el pie. En la exploración se debe valorar la capacidad de movimiento de la extremidad y la sensibilidad de la misma, así como los reflejos. Se produce dolor al intentar levantar la pierna recta y puede darse hormigueo o sensación de acorchamiento en la zona interna del muslo y la pierna, el dorso del pie o el borde externo del pie, en función de las raíces nerviosas afectadas, que suelen ser en general L5 y S1. En casos de compresión severa se puede ver comprometida la movilidad, imposibilitando la extensión de la rodilla o la flexión hacia arriba o hacia abajo del tobillo.

Diagnóstico

La exploración física y el interrogatorio suelen bastar para diagnosticar una ciática y no es preciso solicitar exploraciones complementarias a menos que se sospeche una patología grave por otros síntomas acompañantes. El método de elección suele ser la resonancia magnética nuclear (RMN), que permite ver la morfología de los discos vertebrales. Sin embargo, no se debe pedir de manera rutinaria en cualquier ciática, sino solamente si se sospecha una hernia discal o una estenosis del canal medular cuando los síntomas persisten más allá de 4-6 semanas con tratamiento. En ocasiones también se puede realizar un electromiograma (EMG) para valorar la posible afectación de la conducción nerviosa.

Tratamiento

Ningún tratamiento ha demostrado un beneficio significativo de manera evidente para el tratamiento de la ciática. Se desaconseja el reposo absoluto y solamente en caso de dolor muy incapacitante estaría indicado durante no más de 48 horas, dado que luego la recuperación es más lenta. El calor local seco durante pocos minutos varias veces al día puede ayudar a aliviar el dolor levemente.

 

En la mayoría de casos el dolor mejora en menos de 4-6 semanas y durante este periodo se suele tratar con analgesia (paracetamol, metamizol) y si no mejora se pueden utilizar AINEs (ibuprofeno, diclofenaco, dexketoprofeno). El uso de otros fármacos como los corticoides inyectables o los opiáceos y relajantes musculares, pese a su habitual empleo en estos casos, no han demostrado un efecto positivo sobre la evolución de la ciática, es decir, no acortan la duración de los síntomas en los estudios realizados, aunque evidentemente alivian el dolor a corto y medio plazo.

 

La cirugía y otras terapias menos conservadoras, como las infiltraciones, los bloqueos o las denervaciones por radiofrecuencia, deben reservarse para pacientes con hernia discal con un dolor e incapacidad importantes pese al tratamiento farmacológico o en los cuales la afectación neurológica aumente con el paso del tiempo. En el caso de la estenosis del canal medular la cirugía descompresiva —una vez se ha visto que no hay respuesta al tratamiento más conservador— mejora el dolor y la calidad de vida de estos pacientes.

 

Las diferentes técnicas de rehabilitación o fisioterapia (ejercicio, terapia conductual, educación postural, escuela de la espalda) pueden ser de utilidad pero no existe evidencia científica suficiente, siendo baja en el caso del ejercicio, la terapia conductual y la terapia multidisciplinar. Se desaconsejan las técnicas pasivas como los ultrasonidos, la electroterapia o la tracción. Las manipulaciones vertebrales (osteopatía) deben estar realizadas siempre por un profesional titulado y no emplearse en el momento agudo del cuadro de ciática.

 
 

Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Leer más
Ciática
Valora este artículo
2018-06-10T19:26:25+00:002 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Ciática
Valora este artículo
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar