3 Min de lectura | El Tiempo de protrombina o tiempo de quick es una de las pruebas clínicas rutinarias de laboratorio más importantes para el diagnóstico de las alteraciones del sistema de coagulación de la sangre.

El Tiempo de Protrombina evalúa las vías extrínseca y común final del sistema de coagulación. Suele solicitarse en los estudios preoperatorios para prever y prevenir el riesgo de complicaciones intraoperatorias de tipo hemorrágico. Para entender de qué nos informa conviene conocer lo que sucede al hacernos una herida.

La hemostasia

Al provocarse una herida en nuestro cuerpo, la lesión de la pared de los vasos sanguíneos y la extravasación de sangre inician rápidamente los eventos necesarios para la reparación del daño. Se define “hemostasia” como el conjunto de interacciones entre los componentes de la sangre y los de la pared vascular, responsables de impedir la fuga de sangre de dicho compartimento. El proceso hemostático a menudo es esquematizado en los siguientes pasos:

  • Fenómeno de vasoconstricción localizada (las paredes del vaso sanguíneo se contraen en un intento de limitar el sangrado).
  • Adhesión de las plaquetas (células de la sangre) a la pared vascular dañada expuesta (en condiciones normales, las plaquetas no se adhieren al vaso sanguíneo, sólo ocurre cuando existe lesión del vaso y se expone el colágeno de su subendotelio).
  • Formación del tapón plaquetario.
  • Reforzamiento del tapón a través del depósito trombina y de fibrina, para dar estabilidad al coágulo (el fibrinógeno soluble en sangre se convierte en fibrina insoluble, formando una malla que atrapa plaquetas y eritrocitos y da lugar al coágulo).
  • Finalmente, una vez reparado el daño, degradación del coágulo (fibrinólisis).

 Así pues, la hemostasia primaria incluiría el reclutamiento y activación de plaquetas para formar el tapón plaquetario y la hemostasia secundaria se caracteriza por la activación de los numerosos factores y cofactores de la coagulación sanguíneos, con el objetivo final de formar fibrina.  La coagulación de la sangre es un proceso dinámico y complejo, en el que se llevan a cabo reacciones en cadena, con funciones de amplificación, y por eso se llama “cascada de la coagulación”.

Estos sistemas en condiciones fisiológicas mantienen un equilibrio perfecto, que al perderse da lugar a estados patológicos como hemorragias o, por el contrario, aparición de trombosis.

Cascada de coagulación

 A la hora de analizar y estudiar la cascada de coagulación se pueden diferenciar dos vías, las denominadas vía intrínseca y vía extrínseca, que terminan en una vía final común, que desembocará en la formación del coágulo de fibrina.

  • La vía intrínseca, llamada así porque todos sus componentes están presentes en la misma sangre. El análisis que permite su estudio es el “TTPa o Tiempo de Tromboplastina parcial activado”.
  • La vía extrínseca, que requiere la exposición de un componente externo a la sangre, como el “Factor Tisular o Tromboplastina tisular o Factor III” de la pared del vaso sanguíneo, para iniciar la activación. El análisis de laboratorio que permite su estudio es el “TP o Tiempo de Protrombina o Tiempo de Quick”.

En qué consiste la prueba Tiempo de protrombina

La prueba consiste en medir el tiempo (en segundos) que tarda en coagular un plasma sanguíneo en presencia de tromboplastina e iones de calcio. El resultado también puede expresarse en % (más exacto) o en razones (TP paciente/TP normal). Se considerarían resultados normales de TP, entre 70-120% o una razón <1’2.

En el caso de utilizarse el TP para el monitoreo de pacientes sometidos a tratamiento de anticoagulación oral con dicumarínicos, para la expresión del resultado se utilizará el concepto INR (que es la razón entre el tiempo de coagulación del paciente y la media de la población normal a la que se aplican otros cálculos matemáticos).

Las causas médicas que pueden provocar un TP alterado (prolongado) son, entre otras:

  • Deficiencia de vitamina K.
  • Enfermedad hepática (hígado).
  • Déficit o defecto, congénito (genético) o adquirido, del Factor VII, Factor X o FII de la coagulación.
  • Cuando va asociado a un TTPa elevado: déficit de los factores de coagulación de la vía final común (Factor V, Factor XI, …).
  • Sometimiento a tratamiento con determinados tipos de fármacos anticoagulantes.

Lo que debes saber…

  • Es una de las pruebas clínicas rutinarias de laboratorio más importantes para el diagnóstico de las alteraciones del sistema de coagulación de la sangre.
  • Suele solicitarse en los estudios preoperatorios para prever y prevenir el riesgo de complicaciones intraoperatorias de tipo hemorrágico.
  • Deficiencia de vitamina K, enfermedad hepática, tratamientos con anticoagulantes… son algunas causas médicas que pueden provocar un TP alterado.

Dra. Gemma Cardona
Médico consultor de Teladoc