Medidas preventivas

4 minutos | Cuando el bebé nace y, tras el primer contacto con la madre «piel con piel» (si la vida del recién nacido corre peligro este acto no se realizará hasta que se haya estabilizado al bebé), la comadrona y el pediatra […]

Cuando el bebé nace y, tras el primer contacto con la madre «piel con piel» (si la vida del recién nacido corre peligro este acto no se realizará hasta que se haya estabilizado al bebé), la comadrona y el pediatra realizan una serie de exploraciones y de cuidados al recién nacido.

 

Una vez separado momentáneamente de su madre se le coloca en una cuna térmica (tiene un foco de calor) y, tras el examen, se envolverá al bebé con tallas calientes y se tapará la cabeza con un gorrito (todo esto para mantener caliente al bebé ya que durante las primeras horas de vida al recién nacido le cuesta mucho regular la temperatura y se enfría con facilidad); en este momento el bebé ya puede volver con su madre.

Historia médica del embarazo y de la madre

Es importante conocer, en el momento del parto, si ha habido alguna complicación en el embarazo, si la madre tiene alguna enfermedad o bien, si ha tomado alguna medicación. Con todos los datos se puede valorar si en recién nacido necesitará alguna atención especial.

Identificación del recién nacido

Es una de las cosas que debe hacerse antes de salir del paritorio y siempre en presencia de la madre. Se coloca un brazalete con un código de identificación a madre e hijo. A la madre se le coloca en la muñeca y al recién nacido en el tobillo y la pinza del cordón umbilical. Este código también estará presente en los papeles de registro del bebé. En el brazalete suele estar el nombre de la madre con su número de historia clínica, la fecha y hora de nacimiento y el número de habitación, si se sabe.

 

Cada vez se utiliza menos la huella del pie o impresión plantar del bebé. En algunos centros se empieza a guardar sangre del cordón para realizar una futura prueba de ADN si hubiera dudas de la identidad del recién nacido.

Cuando se separa el bebé de la madre por el motivo que sea, se comprueba el código de identificación para evitar errores.

El cordón umbilical

El cordón umbilical se corta y se le colocan dos pinzas de plástico para que no sangre (se realiza en los dos primeros minutos de vida). La pinza que está más próxima al bebé es la que se quedará hasta que se caiga el cordón y quede la cicatriz del ombligo.

 

Para evitar infecciones el cordón umbilical se desinfecta con una sustancia antiséptica; a este acto se le llama profilaxis umbilical.

Profilaxis ocular

Para prevenir infecciones en los ojos por las bacterias que hay en el canal del parto, se pone una pomada antibiótica en los ojos del recién nacido. Esta profilaxis ocular previene la conjuntivitis neonatal.

Vitamina K

En los recién nacidos puede haber un déficit de vitamina K; es una vitamina muy importante para la coagulación y se administra, en inyección, a todos los bebés nada más nacer para prevenir la enfermedad hemorrágica del recién nacido.

Peso y talla

En los primeros minutos se pesa al bebé y se talla (se mide la longitud). El peso del bebé al alta suele ser menor, ya que al nacer el bebé está hinchado y puede perder en las primeras 48h hasta un 10% de su peso.

Vacunas de la Hepatitis B

Se aconseja administrar la vacuna de la Hepatitis B en las primeras 24 horas de vida. Cuando la primera dosis se administra en el paritorio deberán ponerse dos dosis más: al mes y a los seis meses.

 

Si la madre padece hepatitis B es de obligado cumplimiento administrar la vacuna al recién nacido al nacer.

 

A los recién nacidos que no se les ha puesto la vacuna del hepatitis B al nacer, se inicia la vacunación a los 2 meses de vida.

Grupos sanguíneos

Se determina el grupo sanguíneo de madre e hijo para detectar si hay algún tipo de incompatibilidad de grupo sanguíneo que requiera algún tipo de tratamiento

El primer chequeo

Al recién nacido se le examina nada más nacer, a las 24 horas de vida y antes del alta hospitalaria. El Pediatra de atención primaria le realiza una visita antes de los 15 días de vida y al cumplir un mes.

 

Se dará suma importancia a la auscultación cardíaca, reflejos arcaicos (evalúan su estado neurológico), clavículas (se mira que no estén fracturadas por el parto) y caderas (detección precoz con las maniobras de Barlow y Ortolani para valorar si existe una luxación congénita de cadera).

Prueba de detección precoz

Se llama vulgarmente, la «prueba del talón». Consiste en extraer una pequeña muestra de sangre del talón del recién nacido mediante una minúscula punción con una lanceta. La sangre se saca a partir de las 48 horas de vida del bebé (es uno de los motivos por los que los recién nacidos no son dados de alta antes de las 48 horas de vida).

 

Con esta sangre se mira si el bebé tiene alguna enfermedad metabólica: fibrosis quística, hipotiroidismo, hiperplasia suprarrenal o fenilcetonuria (todas las Comunidades Autónomas no hacen las cuatro pruebas). En un mes llegan los resultados a casa. De esta manera, se realiza un diagnóstico temprano de estas enfermedades para poner un tratamiento rápido y minimizar las repercusiones en el bebé.

Prueba de detección de la hipoacusia

Es una prueba que detecta si el recién nacido es sordo. Lo hace mediante la realización al bebé de otoemisiones acústicas y potenciales auditivos evocados de tronco cerebral. Estas pruebas nos informan si el sonido (los estímulos auditivos) llega al cerebro; si no hay señal es que el niño tiene un problema de audición.

 

No se realiza en todos los centros.

Dra. Esther Martínez GarcíaEspecialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

2018-06-10T11:35:43+01:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.