Salud Familiar | Bebé | Enfermedades |

Enfermedad pulmonar crónica del recién nacido

Publicado por

Valora este artículo

¿Qué es?

También se llama displasia broncopulmonar. Es una enfermedad pulmonar que afecta a los recién nacidos prematuros o bien a los que necesitaron ventilación asistida al nacer.

Causas y factores de riesgo

Es una afectación típica de bebés muy prematuros o bien que han recibido altas concentraciones de oxígeno durante mucho y que han necesitado ventilación artificial.

 

Factores de riesgo:

 

  • Prematuridad (sobre todo los nacidos antes de las 32 semanas de gestación)

  • Infección pulmonar al nacer

  • Cardiopatía congénita

  • La administración de altas concentraciones de oxígeno a los recién nacidos

  • La ventilación asistida

Síntomas

Los bebés presentan cianosis (color azulado de la piel debido a que no se lleva a cabo una correcta oxigenación del organismo); también tienen tos y dificultad respiratoria: respiran rápido y con mucho esfuerzo.

 

En estos bebés es complicado retirarles el oxígeno o la ventilación asistida; por una parte es necesaria de su tratamiento y, por otra, empeora la enfermedad pulmonar crónica del recién nacido.

Diagnóstico

Para confirmar la enfermedad se realiza una determinación de oxígeno en la sangre y una prueba de imagen: radiografía de tórax y TAC.

Evolución y tratamiento

El tratamiento, en función de la gravedad de la displasia broncopulmonar, puede ir desde tan sólo la utilización de oxígeno a la necesidad de ayudar a respirar al bebé con la ventilación asistida.

 

También pueden ser necesarias medicinas que ayuden a mejorar las condiciones del pulmón del bebé: corticoides, diuréticos, broncodilatadores y surfactante pulmonar.

 

En el tratamiento de estos bebés es fundamental una buena nutrición con calorías extra, ya que tienen tanta dificultad para respirar, que gastan mucha energía.

 

La recuperación de estos bebés es lenta y suelen necesitar oxígeno durante muchos meses tras el alta hospitalaria.

 

Cuando estos bebés van a casa es muy posible que lleven oxígeno; es importante evitar las infecciones respiratorias virales en estos niños, ya que a ellos les puede afectar más gravemente:

 

  • Lavarse muy bien las manos al tocar al bebé

  • Evitar el contacto con el bebé si la persona está acatarrada o con fiebre

  • Evitar fumar delante del bebé

  • Poco contacto con otros niños (en los niños son muy frecuentes las enfermedades por virus)

En los casos más graves las secuelas pueden ser para toda la vida o bien causar la muerte del bebé.

Prevención

La prevención muchas veces es complicada. Lo ideal sería evitar en lo posible un parto prematuro y minimizar el tiempo de ventilación asistida en los bebés que lo necesiten.

 
 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre