Torsión testicular

2 minutos | La torsión testicular es una urgencia urológica, que precisa de actuación terapéutica precoz, por que si no es correctamente diagnosticada y tratada puede conllevar la pérdida del testículo.

La torsión testicular es sobre todo un cuadro clínico que se da en la infancia y la juventud (hasta los 30 años) y es la primera causa de pérdida testicular a esta edad.

Se distinguen dos tipos:

  • La extravaginal, muy poco frecuente y que afecta a recién nacidos incluso en fetos intraútero, torsionandose todo el cordón. Es de muy difícil diagnóstico.
  • La intravaginal, es la más frecuente torsionandose el cordón y el testículo dentro de la capa vaginal.

El cordón espermático lleva la sangre arterial y venosa del testículo, al girar y rotar sobre su eje estrangula dichos vasos, produce isquemia por falta de llegada de sangre, pudiendo producir la pérdida del testículo.

Los síntomas típicos son un dolor testicular de inicio agudo y brusco muy fuerte que pueden irradiar hacia la ingle, con enrojecimiento y aumento del volumen testicular. Debe diferenciarse claramente de la orquiepididimitis. Suele ir acompañado de cortejo vegetativo con náuseas, vómitos y sudoración. El teste es muy difícil de palpar por el gran dolor que produce.

El diagnóstico es básicamente clínico con la anamnesis y la exploración física. El cese del dolor al sobreelevar el testículo con la mano es más indicativo de orquiepididimitis. La sola sospecha clínica de torsión hace valorar la posibilidad de intervención quirúrgica para resolverlo. La prueba diagnóstica más útil es la realización de una ecografía doppler testicular que permite ver el flujo de sangre dentro del teste.

El tiempo de isquemia es fundamental para la posible pérdida del testículo. Si el paciente lleva menos de 6 horas de dolor (isquemia) la posibilidad de recuperar el testículo es muy alta. A partir que pasan las 6 horas las probabilidades van disminuyendo a medida que pasan las horas. Se puede intentar una detorsión manual previa manipulación quirúrgica, girando el eje del cordón hacia fuera, provocando mucho dolor en el paciente. El tratamiento quirúrgico es curativo si ha pasado poco rato al abrir la cavidad escrotal y desrotar el eje del cordón. A la vez se realiza una orquidopexia, fijando el testículo al escroto para que no vuelva a ocurrir.

Dr. Oriol Angerri Feu

Especialista en Urología

Médico colaborador con Advance Medical

2018-06-21T12:32:52+02:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.