Amor y sexo en la tercera edad

////Amor y sexo en la tercera edad

Amor y sexo en la tercera edad

Las relaciones amorosas en las personas mayores no son algo fuera de lo común, admirable en el caso de las parejas con largas décadas de convivencia, o risible si se trata de unos novios que empiezan a cogerse de las manos.

 

La tercera edad

Entrar en lo que se considera tercera edad no tiene por qué suponer el final de las expresiones de afecto y sexualidad, porque lo único que cambia es la manera de relacionarse. El ser humano es capaz de amar hasta su último instante; y esta capacidad para dar y recibir amor es siempre un acicate para la vida.

Existen estudios que demuestran que los mayores que disfrutan de una vida sentimental plena tienen mejores resultados en salud física y mental, además de una mejor calidad de vida, independientemente de sus patologías asociadas.

La relación de amor en pareja se transforma en parte fundamental de la vida en las personas mayores. Los abrazos, los besos y las caricias, así como el saberse querido ofrecen una nueva dimensión a las personas en esa etapa, tanto si hablamos de una pareja con largos años de convivencia como si se trata de una nueva e ilusionante relación.

El escollo de la familia

En general, los ancianos manifiestan una gran predisposición a emparejarse, lo que muchas veces no llegan a realizar por la oposición de la familia y su entorno más inmediato. En numerosas ocasiones se descalifica al hombre o la mujer que comienza una relación afectiva con alguna persona de su edad. Esos casos se consideran como un verdadero atentado a las normas “morales” de la familia y la sociedad.

La batalla más dura para aceptar a la pareja a veces se libra en la familia, en su propia casa. Los hijos no siempre comprenden los deseos de sus padres y las cuestiones económicas se levantan como un muro infranqueable en ocasiones.

Las relaciones entre personas coetáneas están mejor consideradas que las establecidas cuando las diferencias de edad son acusadas. Pero aquí hay grandes diferencias en cuanto al género: está peor visto que sean las mujeres las que tengan relaciones con parejas más jóvenes. Sin embargo, cuando es al revés, al hombre hasta se le sonríe de forma cómplice.

Dificultades físicas

Pero no sólo el rechazo social frena estas relaciones, y más que la edad, a veces influye la enfermedad: la diabetes, los problemas cardiovasculares y articulares, los efectos secundarios de ciertos medicamentos, etc. son los que crean las dificultades para establecer con plenitud emocional y física las relaciones sentimentales.

Sin embargo, en otras ocasiones estos “achaques” suelen ser, a veces, el desencadenante de la búsqueda de una relación, para estar acompañado, ser cuidado mientras se cuida al otro, evitar la soledad, etc.

Una vez establecida la relación de afecto, viene todo lo demás. Como se suele decir, “las personas no son de piedra”. Y es aquí donde aparecen el deseo físico del ser amado, al igual que en las otras etapas de la vida.

Si el deseo de sentir físicamente a la pareja es a los 75 años el mismo que a los 25, el llevarlo a la práctica es bastante diferente. Las relaciones sexuales en la tercera edad son más espaciadas, más lentas y de reacciones más tardías que en el adulto más joven, debido a los cambios físicos que causa el envejecimiento. Además, en muchas ocasiones patologías como las cardiovasculares, respiratorias o articulares van a obligar a modificar unas pautas y hábitos sexuales, dando oportunidad para explorar nuevas formas de dar y recibir placer.

¿SABÍAS QUÉ..?
Cada vez más los mayores encuentran menos dificultades para vivir sus relaciones personales de una forma plena y adulta. El cambio de cultura que está operando en nuestra sociedad ha alcanzado también a muchas residencias geriátricas, que facilitan el desarrollo de estas nuevas relaciones, facilitando habitaciones comunes a las parejas que deciden dar el paso de “vivir juntos”. Porque las personas mayores son tan capaces como las de otras edades de sentir y dar amor y placer.
LO QUE DEBES SABER
  • Más sanos: las personas mayores con una vida sentimental tienen mejor salud física y mental.
  • Los hijos son a veces un impedimento para que los padres inician una nueva relación.
  • Patologías como las cardiovasculares, respiratorias o articulares obligan a modificar unas pautas y hábitos sexuales.

Dra. Montse QueraltEspecialista en Medicina de Familia y Geriatría

Médico Consultor de Advance Medical

 

Leer más
Amor y sexo en la tercera edad
5 ( 1 voto )
2018-11-12T17:55:15+00:003 noviembre, 2016|

Comentarios (2)

  1. Machin Ortega diciembre 23, 2016 en 12:57 am - Responder

    La mujer exitosa e inteligente es escaso, muchos matrimonios se derrumban justamente porque los esposos entran en competencia del cual es mejor ….no es asi, debe haber siempre el complemento no la disputa de quien es mejor.

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Amor y sexo en la tercera edad
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar