2 Min de lectura | La episiotomía es el corte que se realiza en el periné1 de la mujer para evitar desgarros del mismo que puedan llevar a complicaciones que podrían ser importantes como las fístulas, tan frecuentes en países africanos donde la mayoría de […]

La episiotomía es el corte que se realiza en el periné1 de la mujer para evitar desgarros del mismo que puedan llevar a complicaciones que podrían ser importantes como las fístulas, tan frecuentes en países africanos donde la mayoría de partos no son atendidos por personal sanitario. Esta episiotomía no debe hacerse de forma sistemática sino sólo en los casos en que es necesaria. Se realiza en el momento en que la cabeza fetal está coronando en el periné de la madre para seccionar el mínimo tejidos necesarios. La episiotomía nunca aumenta la dilatación del cuello uterino ya que se realiza en el periné de la mujer en el momento en que el feto está coronando, es decir una vez se ha producido una dilatación completa del cuello y el descenso de la cabeza fetal casi ha concluido.

 

La episiotomía puede ser:

 

  • Mediolateral: desde la horquilla vulvar2 en dirección oblicua (unos 45º) hacia la derecha o izquierda según preferencias del cirujano. Es la más frecuente.

  • Media o central: desde la horquilla vulvar en dirección vertical hacia el ano sin llegar a éste.

  • Lateral: desde el tercio inferior del labio menor, actualmente casi no utilizada.

Después del periodo de alumbramiento se procede a su sutura por planos de forma que algunos puntos quedarán por dentro y otros serán visibles desde la piel.

 

Es muy importante la correcta higiene de la episiotomía postparto. Debe limpiarse con agua y jabón varias veces al día y cada vez después de orinar y defecar, debe mantener siempre seca la zona por lo que es recomendable el uso de un secador de pelo. Deben cambiarse frecuentemente las compresas y utilizarlas de algodón. En algunas ocasiones es recomendable el uso de bolsas de hielo para prevenir o mejorar la hinchazón que puede aparecer. Los puntos de la sutura suelen disolverse solos pero en algunos casos el médico o la matrona pueden proceder a retirarlos.

 

Es recomendable una dieta rica en fibra y con abundantes líquidos para evitar el estreñimiento.

 

 

Dra. Inés Bombí

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico consultor de Advance Medical