2 Min de lectura | La menopausia es el cese de la actividad ovárica que se manifiesta por la desaparición de la menstruación. Suele presentarse de media sobre los 50 años, en el periodo entre los 45 y 55 años. Uno de los indicadores de […]

La menopausia es el cese de la actividad ovárica que se manifiesta por la desaparición de la menstruación. Suele presentarse de media sobre los 50 años, en el periodo entre los 45 y 55 años. Uno de los indicadores de la menopausia es que haya transcurrido un año desde la última menstruación y no existe otra causa fisiológica o patológica para la desaparición de la regla.

La menopausia es el signo más claro del climaterio que es la etapa de la mujer en que se produce el cese de la actividad ovárica y por tanto pasa del periodo fértil al no fértil. Ello conlleva una serie de síntomas y cambios morfológicos, funcionales y psicológicos.

La menopausia puede dividirse en 3 fases: premenopausia, menopausia y  postmenopausia.

1. Premenopausia

La premenopausia es el periodo anterior a la menopausia. Su duración es muy variable y puede durar desde unos meses a unos 5 años. Muchas mujeres tienen alteraciones del ciclo menstrual durante este periodo, por la disminución de la progesterona producida en el ovario pero con el mantenimiento de los estrógenos de forma normal.

2. Menopausia

La menopausia propiamente dicha se corresponde al cese de la menstruación.

3. Postmenopausia

La postmenopausia es la etapa posterior a la desaparición de las reglas y por la consecuente falta hormonal de estrógenos y progesterona aparecerán diversos signos y síntomas de forma paulatina.

Estos cambios comprenden un fenómeno natural que puede ir acompañado de sintomatología o cursar sin ninguna molestia para la mujer. La calidad de vida de la mujer depende de los síntomas físicos que presente y de la percepción que ella tenga de todo el proceso, por tanto depende también de un factor psicológico.

 

Dra. Inés Bombí
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico consultor de Advance Medical