< 1 Min Es la desviación o inclinación del cuello provocada por múltiples causas. Una de las causas más frecuentes en el niño es la tortícolis muscular congénita.

Resumen del contenido

La tortícolis muscular congénita es aquella deformidad del cuello que se presenta en el recién nacido o que se manifiesta durante los dos primeros meses de vida y que se asocia a una acortamiento del músculo esternocleidomastoideo.

Causa

Parece relacionarse con la posición uterina de la cabeza del feto durante el embarazo que provocaría una contractura y acortamiento del músculo esternocleidomastoideo. Otra de las posibles causas es un traumatismo durante el parto, donde se haya producido un sangrado del músculo, un hematoma y una cicatrización interna del músculo que lo haga más corto.

Síntomas

En todos los casos produce una inclinación del cuello hacia el lado lesionado y al cabeza gira en sentido contrario. Puede aparecer un bultito que se puede palpar en el músculo y que desaparece a los tres meses de edad.

Cuando se diagnostica esta deformidad el Pediatra tiene que descartar la presencia de problemas vertebrales.

Se puede asociar a luxación congénita de cadera en un 20% de los casos.

Tratamiento

Consiste en realizar ejercicios y estiramientos del cuello varias veces al día. Si la evolución es buena en pocos meses la corrección es completa en el 90% de los casos.

En los niños que al año de edad no han respondido de manera adecuada al tratamiento se deben someter a una intervención quirúrgica que alarga el músculo esternocleidomastoideo.
 

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical