Salud Familiar | Salud Dental | Cuidados dentales |

Prevención de las alteraciones de la dentición

Publicado por

Valora este artículo

La incorporación progresiva del niño a la atención dental favorece el cuidado de su boca. Asimismo, merced a los procedimientos dentales y al diagnóstico precoz los resultados obtenidos son muy superiores.

 

Generalmente se realiza una exploración clínica y, si se cree oportuno, se obtendrán radiografías de zonas sospechosas de presentar patología. Según el tratamiento dental que precise el niño puede ser necesario proceder a su sedación o anestesia para llevarlo a cabo debido a la falta de cooperación lógica por parte del niño.

 

La implantación progresiva de las medidas preventivas en edades tempranas nos conduciría a un adolescente con unos hábitos dentales arraigados.

 

Por otro lado, no olvidemos que algunas alteraciones de la dentición tienen carácter genético o hereditario (anomalías de número, tamaño, forma…) lo cuál no puede ser influido por unos hábitos dentales correctos pero sí por un diagnóstico precoz y tratamiento inmediato. Por otro lado cabe mencionar que, determinadas anomalías dentales dificultan la correcta higiene, hecho que facilita la aparición de caries o enfermedad periodontal.

 

Recordemos que otra gran causa de alteraciones dentales puede ser la ambiental, sobretodo las alteraciones de la estructura. Para estos casos el programa preventivo está basado en tres pilares fundamentales:

 

  • Eliminación adecuada de la placa bacteriana.
  • Alimentación pobre en hidratos de carbono.
  • Potenciar medidas preventivas que aumenten la resistencia a las caries.

 

En el caso de un adolescente portador de ortodoncia estas medidas deben ser extremas y requieren medidas especiales: cepillado modificado en cuanto a técnica y tipo de cepillo, uso de seda dental, enjuagues de flúor y aplicación periódica de geles o barnices para prevenir la desmineralización secundaria al tratamiento ortodóntico.

 

En general, cualquier medida preventiva es aplicable a las alteraciones de la dentición, sin distinción específica. Ahora bien, anomalías como las cromáticas (por coloración sobre la superficie del diente o tinción interior del diente) pueden beneficiarse de unas medidas específicas entre las que cabe destacar: cepillado frecuente (tras cada ingesta) con técnica adecuada, no fumar, no consumir sustancias ricas en tanino (tinción marrón), no abusar de colutorios antisépticos, visitas periódicas al dentista, no automedicación…

 

Respecto a las anomalías de la erupción cabe destacar la gran importancia que tiene la prevención de caries y de traumatismos dentales en la dentición temporal para evitar retrasos o retenciones dentarias de los dientes definitivos.

 

Cualquier detección precoz implica mejor pronóstico y resultado.

 

 

Dr. Xavier Vidal Ramón

Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre