Salud Familiar | Salud Dental | Enfermedades bucodentales |

Maloclusión

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

La oclusión hace referencia a las relaciones que se establecen al poner en contacto los arcos dentarios superior e inferior (maxilar y mandibular). Una oclusión normal sería el patrón de referencia o situación óptima en la relación oclusal de ambas arcadas. Así, hablamos de normoclusión a la forma más equilibrada de contactar u ocluir las arcadas para cumplir con la función masticatoria y preservar la integridad de la dentición a lo largo de la vida, en armonía con el conjunto estructural óseo.


El diagnóstico diferencial entre oclusión y maloclusión se establece analizando las relaciones de contacto entre ambas arcadas cuando la mandíbula está en posiciones forzadas. De este modo no sólo se estudia la relación entre arcadas sino también la articulación temporomandibular, causante de múltiples patologías en la boca.


Cualquier alteración anatómica o funcional de la disposición de los dientes se traduce en una oclusión patológica o anormal o maloclusión.


La maloclusión puede ser ocasionada por una mala posición de los dientes dentro de la arcada o por una mala posición de las arcadas entre sí o por ambos motivos solapados (maloclusión mixta).


Cuando la causa es, puramente, ósea (por anomalía en el tamaño o posición de los huesos maxilares) hablaremos de maloclusión ósea y puede derivar en una afectación de cualquier plano del espacio. Hablaremos de los diferentes tipos de maloclusión ósea según el plano de espacio afectado:


  • Maloclusión transversal: toma como referencia la anchura de las arcadas. En condiciones normales la arcada superior es más grande que la inferior, de manera que, al cerrar la boca los dientes inferiores quedan semitapados por los dientes de la arcada superior. Cualquier alteración de esta forma fisiológica dará lugar a una maloclusión transversal.

Serían algunos ejemplos de este grupo la mordida cruzada y la mordida en tijera.


  • Maloclusión anteroposterior: en el plano anteroposterior (de delante hacia atrás) también ocurre que la arcada superior es más grande que la inferior por lo que al ocluir sobresale el área incisiva superior respecto a la inferior formando lo que llamamos resalte incisivo fisiológico o mordex normalis.

Cualquier alteración de esta normalidad dará lugar a una maloclusión anteroposterior.


Serían algunos ejemplos de este grupo la mordida de clase II o resalte aumentado, la mordida de clase III o cruzada anterior y la biprotusión.


  • Maloclusión vertical: en condiciones normales los dientes superiores incluyen a los superiores al ocluir dando lugar a la llamada sobremordida fisiológica o entrecruzamiento horizontal. Su valor normal está entre 2 y 5 milímetros. Cuando este valor se altera aparece una maloclusión vertical.

Sería algún ejemplo de este grupo la sobremordida aumentada y la mordida abierta o mordex apertus.


Cabe destacar, también la maloclusión de origen dental cuya principal causa es la malposición de los dientes en la arcada.


Como se ha mencionado anteriormente, la maloclusión mixta es la que tiene componente óseo y dental a la vez.



Dr. Xavier Vidal Ramón

Licenciado en Medicina y Licenciado en Odontología

Médico consultor de Advance Medical

Maloclusión was last modified: septiembre 7th, 2016 by canalSalud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx