El ABC de una piel sana y radiante

///El ABC de una piel sana y radiante

El ABC de una piel sana y radiante

La piel, en especial la del rostro, es, sin duda, nuestra primera tarjeta de visita. Es por ello que mantener una piel sana y radiante constituye el objetivo de la cosmética, desde tiempos inmemoriales, y de la mayoría de mujeres y hombres en sus rutinas de belleza diarias.

En este artículo recogemos los cuidados básicos para tener una piel sana y radiante, distinguiendo en cada uno de ellos los que la benefician a nivel general o interno y aquellos que son de aplicación directa sobre la piel.

A. Higiene para tener una piel sana y radiante

El abc de la piel sanaA nivel superficial, la limpieza es la medida más universal para mantener las funciones cutáneas esenciales. Los productos que utilizamos deben ser cuidadosamente elegidos de acuerdo con el tipo de piel, puesto que un exceso de limpieza puede arrastrar la “emulsión natural” que recubre su superficie. Se debe limpiar como mínimo por la noche, eliminando los restos de  maquillaje, de polución, de grasa y de las células muertas eliminadas que la propia piel va eliminando. Aunque durante el día se haya prescindido del maquillaje, por la noche debe quedar limpia para permitir su regeneración. y así tener una piel sana y radiante.

A nivel general es importante que a la piel le llegue sangre oxigenada, lo que se traduce en un aspecto saludable. Para oxigenar la sangre son importantes los paseos al aire libre, a poder ser en entornos poco polucionados y alejados del centro de las ciudades, y la práctica de ejercicio aeróbico, como mínimo un paseo a buen ritmo de 20 minutos diarios.
Es igualmente importante evitar permanecer en ambientes cerrados y cargados de humo que saturen los pulmones de dióxido de carbono.

También se percibe claramente en la piel el descanso nocturno. En este sentido, es importante dormir unas siete horas diarias para relajar la musculatura y permitir la regeneración de la piel, que es más intensa de noche.

 

B.Hidratación

El agua es esencial para mantener la elevada actividad metabólica de la piel, así como su plasticidad. Una piel sana y radiante contiene agua, en distintas proporciones, según la profundidad: 70% en la dermis, 30% en la epidermis y tan sólo un 15% en la capa más superficial, el estrato córneo.

De forma natural, el agua va ascendiendo desde el interior a la superficie, a la vez que las células, que también ascienden desde la dermis, pierden agua y componentes celulares. En la última capa sólo tenemos células huecas, muertas y secas que acaban cayéndose. Pues bien, que el ritmo de esta renovación sea el correcto depende, en gran manera, de que la hidratación sea suficiente. Y suficiente debe ser el agua que bebemos y que llegará a la piel, desde el interior, por la sangre. Cada día deberíamos beber el ya conocido “litro y medio” de agua para hidratar todo nuestro organismo, algo que también se reflejará en el aspecto de la piel. A la vez será importante limitar los “ladrones” de agua como el café y el alcohol ya que para eliminarlos, nuestro organismo consumirá una cantidad notable de agua.

El abc de la piel sanaA su vez, desde el exterior, debemos aportar a la piel cosméticos que aporten agua, sustancias grasas y sustancias humectantes a fin de mantener o reproducir el llamado “manto hidrolipídico”, que es la emulsión natural que recubre nuestra piel y mantiene la hidratación. Es lógico pensar que los cosméticos serán tanto más eficaces cuanto más parecidos sean sus componentes a los esta emulsión natural de la piel. Es por ello que muchas incorporan: ácidos láctico y hialurónico, urea, proteoglicanos…

C. Protección

No hay duda de que los rayos ultravioletas del sol provocan un daño acumulativo en la piel que se manifiesta a corto plazo con las quemaduras solares y a la larga con envejecimiento y cáncer cutáneo.

Para mantener la piel sana es importante que el sol se tome con moderación y siempre con fotoprotector solar, que aplicaremos antes de salir de casa y cuantas veces sea necesario.
También será importante proteger la piel del frío y el calor intensos ya que provocan una mayor deshidratación. En situaciones extremas de frío son más recomendables y proporcionan más confort las cremas un poco más grasas que ejercen un “efecto barrera” a la pérdida de agua hacia el exterior.

A nivel interno la protección nos vendrá dada por la dieta. Resulta imposible tener una piel sana si la dieta no contiene todas las vitaminas y oligoelementos de las frutas y verduras frescas. Vitaminas como la C de los cítricos, que es un antioxidante natural, al igual que la E del aguacate y el aceite de oliva, la provitamina A de la zanahoria, que interviene directamente en la formación de los epitelios, la B de los cereales integrales… En definitiva, se aconseja seguir una dieta mediterránea variada sin olvidar el aporte de proteínas (que ha de suponer al menos el 15% del aporte calórico total diario), imprescindibles para que la piel mantenga una turgencia juvenil.

Si hay gestos que la benefician, es lógico que también hablemos de los que perjudican a la piel.

Toma nota:

  • Beber poco agua.
  • Seguir dietas restrictivas agresivas.
  • Utilizar diuréticos que a medio plazo dejan la piel como un pergamino.
  • Lavarse con detergentes agresivos o limpiarse en exceso.
  • Exponerse al sol sin protección.
  • No dormir.
  • Salir a la calle sin ningún producto que actúe de cobertura, como mínimo una crema hidratante básica.
Mercè Camps MiroFarmacéutica, especialista en DermofarmaciaColaboradora de Advance Medical

Leer más
El ABC de una piel sana y radiante
5 ( 1 voto )
2018-07-09T12:52:34+00:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

El ABC de una piel sana y radiante
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar