En invierno protégete del sol

///En invierno protégete del sol

En invierno protégete del sol

Los amantes de la nieve y los deportes de invierno deben extremar las precauciones en lo que a fotoprotección se refiere, ya que en las montañas nevadas se combinan tres factores que inciden de forma agresiva en la piel: la […]

Los amantes de la nieve y los deportes de invierno deben extremar las precauciones en lo que a fotoprotección se refiere, ya que en las montañas nevadas se combinan tres factores que inciden de forma agresiva en la piel: la radiación solar, la radiación reflejada en la nieve y la altitud.

La cara y la cruz del sol

Recibir la luz del sol tiene múltiples efectos beneficiosos sobre el organismo (como favorecer la síntesis de vitamina D, que ayuda a absorber el calcio en los huesos, o mejorar el estado anímico. Sin embargo, la exposición prolongada y sin fotoprotección puede tener consecuencias nefastas para la piel. El principal riesgo viene dado por la radiación ultravioleta (RUV) del sol, ya que es la responsable de dos procesos de gran importancia para nuestra piel: el envejecimiento y el cáncer cutáneo.

Además del tipo de radiación, es necesario conocer los factores que influyen en la acción del sol sobre la piel.  Así, debemos tener en cuenta que, cuanta más alta es la zona geográfica donde estamos, más intensa es la exposición.

También influyen la oblicuidad de los rayos del sol con la Tierra, según la estación, así como el momento del día y la latitud de la zona geográfica. El clima es otro factor a tener en cuenta, ya que la lluvia y las nubes absorben parte de las radiaciones, así como el tipo de superficie donde estamos, pues la nieve refleja hasta el 85% de los rayos frente al 17% de la arena seca, por ejemplo.

¿Que pasa en la nieve?

La piel, durante el esquí y los deportes de nieve, estará expuesta al 100% de la radiación que incida directamente sobre ella, al 80% de esa radiación reflejada en la nieve y al 20% correspondiente a la altura de la estación de esquí (por cada 300 metros de altitud, la radiación aumenta un 4%).

Por eso, a diario pero sobre todo cuando practiquemos deportes en la nieve, es necesario emplear productos con filtro solar y cualidades específicas que aseguren la protección y el mantenimiento de la hidratación cutánea.

La fotoprotección es especialmente importante en las personas de piel blanca y ojos claros, rubios o pelirrojos, que son en general más sensibles al sol, así como las que presentan manchas o pecas. La mayoría de estas personas no llega a broncearse, o lo hace después de quemarse y son la que presentan mayor riesgo de cáncer de piel.

También es obligada en los niños, pues se sabe que el exceso de sol a estas edades se asocia especialmente con un mayor riesgo de padecer melanoma, el cáncer de piel más peligroso.

Cómo proteger la piel

Para proteger la piel del sol disponemos de los fotoprotectores, que permiten exponerse al sol y minimizar el riesgo de sufrir quemaduras. La mayoría contienen mezclas de filtros físicos y químicos: -Los físicos: contienen partículas que ejercen una acción reflectante sobre la luz, es decir, actúan como espejos. En general, las partículas están compuestas por dióxido de titanio.

En los últimos años los laboratorios han conseguido micronizar (empequeñecer) estas partículas, consiguiendo que al acabado cosmético de las cremas sea mejor.

  • Los protectores físicos son los más indicados para los niños, ya que no contienen sustancias químicas que pueden provocar irritación o toxicidad.
  • Los químicos: contienen moléculas complejas capaces de absorber la radiación ultravioleta y dispersarla en forma de calor. No deben aplicarse en niños.

El número que el fotoprotector debe llevar etiquetado es el factor de protección solar o SPF, que indica la proporción de tiempo que un producto aplicado sobre la piel permite extender el periodo de exposición al sol sin riesgo de que se produzca una quemadura.

Así, por ejemplo, si una persona que se expone al sol 10 minutos sin sufrir quemaduras usa un fotoprotector de  40, la protegerá 40 veces más. De todas formas, también es importante recordar que la transpiración (o el agua en verano) lo alteran, por lo que es importante repetir la aplicación.

En la actualidad, las autoridades competentes recomiendan etiquetar SPFs con un máximo de 50. Si algún laboratorio afirma que su producto tiene un factor superior a 50, se le insta a etiquetarlo como 50 +.

CONSEJOS DE FOTOPROTECCIÓN

  • Aplicar un filtro solar en crema o gel antes de cada exposición al sol, y aplicarlo nuevamente cada dos horas, especialmente después de sudar.
  • Escoger un SFP adecuado a nuestro tipo de piel y a la intensidad de la radiación solar. El médico o farmacéutico puede indicarnos cuál es el más adecuado.
  • Estas medidas deben tomarse también en los días nublados, ya que gran parte de la radiación solar sigue siendo dañina en esos días.
  • La sensibilidad aumentada al sol (fotosensibilidad) puede ser un efecto secundario de algunos medicamentos. Debemos consultar al médico o al farmacéutico si podemos exponernos al sol al tomar medicamentos.

Ojos protegidos

La protección ocular también es fundamental ya que las radiaciones solares son nocivas para los ojos, y más en la nieve. La elección de las gafas de sol debe proporcionar una visión confortable con la máxima protección de los ojos.

  • El primer requisito de unas gafas de sol es que posean el marcado CE, lo que indica que cumple los requisitos de la normativa europea.
  • El segundo aspecto técnico a tener en cuenta es el tipo de filtro solar de las lentes, que impide la llegada al ojo de las radiaciones nocivas. Si las gafas no disponen de los filtros adecuados pueden provocar dolores intensos de cabeza, conjuntivitis y fotofobias que aparecen al cabo de los años y en muchos casos lo hacen de forma irreversible. Existen filtros de color, que conjugan el color  y la capacidad de absorción de las radiaciones solares:
    • El marrón mejora la visión de los contrastes y se recomienda en la realización de deportes de invierno.
    • El gris no altera la visión de los colores y es una buena alternativa para gafas de conducción.
    • El color verde altera muy poco la visión de los colores y se adapta bien en todo tipo de usos, en especial en caso de hipermetropía y para deportes de invierno.
    • Los filtros foto-cromáticos cambian el color de la lente según la intensidad de la luz, y los espejados reflejan la luz, por lo que son una buena opción si se realizan actividades en espacios que reflejen la luz (actividades en la nieve, en escalada…)

Según el grado de intensidad con el que filtran la luz visible, la Unión Europea clasifica estos filtros del 0 al 4.

Las gafas con lentes de categoría 0 reducen hasta un 20% la luz visible y se recomiendan como gafas de confort; las de categoría 1 (reducen del 20 al 57% la luz) para caminar por la ciudad; las de categoría 2 (del 57 al 82%) para deportes en el campo y en pista, pasear o ir en bicicleta; las de categoría 3, que reducen la luz del 82 al 92%, para deportes o estancias en zonas de mucho sol (playa, mar, montaña) y las de categoría 4 (reducen del 92 al 98% la luz) en alta montaña y al realizar deportes acuáticos intensos.

 

Dra. Eva Ormaechea Alegre
Especialista en Medicina Intensiva
Medico consultor de Advance Medical
2019-07-02T13:23:36+02:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar