2 Min de lectura | En verano son frecuentes las picaduras de medusas en el mar pero no siempre sabes identificarlas o tratarlas. Descubre todos los detalles aquí.

La picadura de medusa es, posiblemente, el accidente marino más frecuente que podemos observar en la playa. Debido a que son animales transparentes, no son fácilmente detectadas o vistas hasta que se entra en directo contacto con ellas. En esta guía te enseñamos a identificar sus picaduras y tratarlas para minimizar el dolor.

medusas

Cómo identificar la picadura de una medusa

La picadura de una medusa se manifiesta por un dolor intenso, enrojecimiento e inflamación de la piel en la zona de la picada, donde se puede ver la forma y el trayecto de los tentáculos de la medusa.

Primeros auxilios en caso de picadura

El tratamiento de este tipo de lesiones se realiza habitualmente en el propio “puesto de socorros” o botiquines de la playa y consiste en:

  1. Lavar la zona lesionada con agua de mar o agua salada, vinagre o zumo de limón para eliminar les pequeñas vesículas de los tentáculos de la medusa.
  2. No fregar la zona ni lavarla con agua dulce, puesto que se romperían las vesículas y producirían más irritación y dolor.
  3. Una vez la zona está limpia de los restos de tentáculos, aplicar compresas de agua fría para aliviar el escozor y picor de la zona.
  4. Aplicar una crema tópica de corticoides que tienen un poder antiinflamatorio muy potente.
  5. Raramente la persona afectada necesita atención médica especializada.

Lo que debes saber…

  • En caso de picadura de medusa es conveniente limpiar bien la zona, aplicar hielo y una pomada con corticoides.
  • Conviene estar atentos por si se infecta o se presentan síntomas de alergia. Entonces hay que acudir al médico de inmediato.
  • La picadura de medusa ha de limpiarse con agua de mar, y aplicar una crema con corticoides por su poder antiinflamatorio.

Equipo Médico

Advance Medical