Ginkgo…no sólo memoria

///Ginkgo…no sólo memoria

Ginkgo…no sólo memoria

El ginkgo (Ginkgo biloba) es posiblemente el árbol más antiguo que existe. Sobreviviendo a la era glacial, es el último representante de la familia de las ginkgoáceas a la que pertenece, por lo que se le considera un fósil viviente. […]

El ginkgo (Ginkgo biloba) es posiblemente el árbol más antiguo que existe. Sobreviviendo a la era glacial, es el último representante de la familia de las ginkgoáceas a la que pertenece, por lo que se le considera un fósil viviente. Para los habitantes del Sureste de China es el “árbol de la sabiduría”. Crece de forma espontánea en China, Japón y Corea, y en Europa se ha adaptado bien al cultivo, formando parte del paisaje de numerosos parques y jardines. Es un árbol muy resistente, ya que no se conoce que le ataque ninguna enfermedad, soporta la contaminación, el fuego, la falta de luz, las bajas temperaturas e incluso la radioactividad. Cuando en 1945 explotó en Hiroshima la primera de las bombas atómicas, algunos ginkgos que se encontraban en un templo budista cercano a la explosión quedaron destrozados, sin embargo brotaron de nuevo al año siguiente viviendo hasta nuestros días. Al pie de uno de ellos se colocó una inscripción: “no más Hiroshima”.
 

LO QUE DEBES SABER…

La planta

El ginkgo es un árbol dioico, es decir, del cual existen pies masculinos y femeninos. Aunque su altura media es de 13 a 17 metros, puede llegar a crecer hasta 30-40 metros de altura, y su tronco puede llegar a medir hasta 4 metros de circunferencia. La corteza del árbol es de color marrón grisáceo, con profundos surcos rugosos. Sus ramas crecen horizontalmente formando una copa cónica. Las hojas son alternas, bilobuladas (dos lóbulos) y verdosas, con forma de abanico. En otoño las hojas se vuelven de color amarillo dorado dando a las copas de los árboles un aspecto luminoso y caen casi todas a la vez, cubriendo la tierra de una hermosa alfombra amarilla. El fruto, de un tamaño similar al de una ciruela, tiene aspecto carnoso, es de color amarillo-verdoso y al caer desprende un olor característico que puede llegar a ser desagradable.

Historia: el nombre y los usos

El término ginkgo deriva del chino, viene a significar “damasco dorado” y es probable que aluda a la intensa coloración amarillo-dorada que presenta su copa en otoño. Por el interés de sus propiedades, sus hojas se utilizaron como moneda de intercambio comercial, por lo que también se conoció como el “árbol de los 40 escudos”. El término biloba, hace referencia al aspecto bilobulado de sus hojas. Se cree que llegó a Europa a principios del siglo XVIII, de la mano del científico alemán Engelbert Kämpfer, que lo trajo de Japón y lo describió por primera vez. Hacia 1730, se plantó un ejemplar en el jardín botánico de Utrecht. En 1815 Goethe, que tenía un ginkgo plantado en su jardín, lo inmortalizó en un poema cantando su fascinante belleza.
 

Las hojas de este árbol que, del Oriente
a mi jardín venido, lo adornan ahora,
un arcano sentido tienen, que al sabio
de reflexión le brindan materia obvia.

¿Será este árbol extraño algún ser vivo
que un día en dos mitades se dividiera?
¿O dos seres que tanto se comprendieron,
que fundirse en un solo ser decidieran?

La clave de este enigma tan inquietante
Yo dentro de mí mismo creo haberla hallado:
¿no adivinas tú mismo, por mis canciones,
que soy sencillo y doble como este árbol?

Usos actuales

Existen varios medicamentos a base de extractos estandarizados de hojas del Ginkgo, que están indicados para mejorar la circulación sanguínea, el vértigo, el tinnitus (pitidos en los oídos) o los síntomas asociados a insuficiencia circulatoria como calambres y sensación de frío en las piernas, dolor en las piernas debido a la mala circulación y hemorroides. También pueden mejorar ciertos problemas visuales asociados a la diabetes y a la degeneración macular senil. En estos casos debería ser siempre prescrito por un médico.
 
Tradicionalmente se ha utilizado para el alivio de hemorroides, varices y para mejorar la memoria. En lo que se refiere a su actividad sobre la memoria, los estudios muestran en general que el ginkgo puede mejorar la pérdida de memoria y concentración asociada con la edad. En cuanto a las personas que no sufren pérdida de memoria, parece que puede mejorar, pero de forma modesta, la capacidad de concentración y memorización así como la rapidez en el procesamiento mental en los momentos de estudio o en los que se requiere mayor esfuerzo mental.
 
No se aconseja la automedicación sin consejo de un profesional de la salud, debido a que existen ciertas contraindicaciones y a que puede interaccionar con diversos medicamentos. Ver apartados de “Contraindicaciones e interacciones” y “Efectos indeseados y recomendaciones”.

Cómo tomarlo

Se aconseja tomar preparados estandarizados en principios activos para asegurar la eficacia y evitar efectos secundarios. Generalmente se encuentra en forma de gotas de extractos líquidos o en cápsulas de extractos secos. En uno y otro caso se deben seguir las dosis prescritas por el médico o, en caso de productos que no requieran prescripción médica, las indicaciones del laboratorio fabricante.
 

¿Por que no se toma en tisana?

 
No se aconseja su uso en forma de tisanas porque no se alcanzan las concentraciones suficientes de principios activos y, en cambio, se corre el riesgo de que junto con las hojas se encuentre parte del revestimiento externo de las semillas, que contienen mayor proporción de ácido ginkgólido, lo que puede causar algunas reacciones alérgicas.
 

Contraindicaciones e interacciones

Los preparados de ginkgo no deben utilizarse durante el embarazo, si se padece epilepsia o enfermedades convulsivas (a menos que el médico indique lo contrario), si existen trastornos del sangrado o se debe someter a cirugía debido a que el ginkgo puede retardar la coagulación sanguínea y producir más pérdida de sangre durante o después de la cirugía. En este último caso debe dejar de tomarse dos semanas antes de la intervención.
 
El ginkgo puede interaccionar con medicamentos anticoagulantes (acenocumarol, warfarina, etc.) aumentando su efecto, y con los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos habituales (ácido acetilsalicílico, ibuprofeno, etc.), incrementando el riesgo de sangrados que éstos pueden tener.
 

Los preparados de ginkgo suelen ser bien tolerados. Raramente se han descrito algunos casos de molestias gastrointestinales y dolor de cabeza (generalmente debido a la utilización de dosis altas). Algunas personas pueden tener alergia al ginkgo.
 
No se debe administrar durante más de ocho semanas seguidas, excepto si es por indicación del médico.

 
 
María José Alonso Osorio

Vocal de plantas medicinales y homeopatía del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona

Colaboradora con Advance Medical
 

Leer más
Ginkgo…no sólo memoria
5 ( 1 voto )
2018-06-10T18:25:27+00:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Ginkgo…no sólo memoria
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar