///Plantas aliadas de la mujer

Plantas aliadas de la mujer

5 minutos | La vida de la mujer está regida por las hormonas que marcan las distintas etapas reproductivas, desde la primera regla a la menopausia. También no reproductivas, desde la infancia hasta la aparición de la primera regla y la menopausia y postmenopausia.

En todas estas etapas se producen trastornos típicamente femeninos, como la dismenorrea (dolor abdominal los días de sangrado) y el síndrome premenstrual (alteraciones físicas y emocionales los días previos a las reglas) ligados a las menstruaciones; las posibles complicaciones de los partos o la subida de la leche al tener los hijos; o los síntomas asociados a la menopausia como los sofocos, sudoraciones, trastornos emocionales y una mayor propensión a enfermedades cardiovasculares, metabólicas y óseas principalmente.

La fisiología marca además la posible aparición de enfermedades graves concretas ligadas a los órganos femeninos, como pueden ser los  cánceres de mama, cérvix, ovarios o útero. Otros problemas no son tan exclusivamente femeninos pero si afectan más a las mujeres, como las cistitis, la pesadez de piernas o el intestino irritable, por poner algunos ejemplos.

Plantas medicinales en el cuidado de la mujer

Desde la antigüedad, se observó que el ritmo de la menstruación de aproximadamente 28 días como promedio se aproxima al de las fases lunares (27,3 días), por lo que se creía en una firme relación entre ambos, hasta tal punto que a las menstruaciones se las llamaban “lunas”. La mujer vivía integrada en la naturaleza sintiéndose parte de ella y en ella buscaba sus remedios. Todo ello dio lugar a que buscaran en las plantas remedio a sus males, uniendo su recolección a ritos mágicos. Así, la noche de San Juan, las mujeres salían a recolectar las plantas que consideraban que con su “magia” podían aliviar sus males, como la salvia, la milenrama, el crisantemo de los prados, la hiedra terrestre, el rusco, la artemisa, el hipérico, la valeriana, la ruda, el laurel o la verbena, entre otras. Aunque algunas de las plantas utilizadas en la antigüedad no han mostrado su utilidad para los fines a las que se destinaban, los estudios científicos demuestran que hoy en día las plantas medicinales siguen siendo una opción válida y eficaz para el cuidado de la mujer y pueden ayudar a aliviar muchos de los trastornos femeninos.

Para el dolor menstrual

Son útiles las plantas con acción emenagoga, es decir aquellas que facilitan el flujo menstrual, como las raíces de angélica común (Angelica archangelica) y de angélica china (Angelica sinensis), la raíz del perejil (Petroselinum crispum) o las hojas salvia (Salvia officinalis). Una infusión de 1 a 3 veces al día desde unos días antes de la regla, ayudará a evitar el dolor. Por su parte, los capítulos florales de distintos tipos de manzanilla (Matricaria recutita, Anthemis nobilis) colaboran con la acción de las plantas emenagogas al reducir los espasmos. Otras plantas útiles son las analgésicas, como el sauce o la ulmaria.

Tisana de angélica china: con 1 cucharada de raíces por taza de agua, cocer durante unos 2 a 5 minutos, retirar del fuego y dejar reposar de 5 a 10 minutos. Tomar de 1 a 3 tazas al día.

planta angelica menstruacion

Para aliviar el síndrome premenstrual

Una planta destaca por encima de las demás, el sauzgatillo (Vitex agnus castus). Diversos estudios clínicos han demostrado que los frutos del sauzagatillo pueden aliviar los síntomas físicos (tensión y dolor en las mamas, fatiga, dolor de cabeza, hinchazón, etc.) y emocionales (irritabilidad, alteraciones del humor) del síndrome premenstrual, molestias que aparecen en muchas mujeres una o dos semanas antes de la regla. Se aconseja tomar 20 mg/día de extracto, por las mañanas durante varios meses.

Otra planta útil es la onagra (Oenothera biennis L). El aceite de sus semillas es útil cuando el principal síntoma de síndrome premenstrual es la tensión o el dolor en las mamas. Se presenta en forma de perlas o cápsulas de gelatina blanda y se recomienda tomar de 0,5 a 2 g al día durante la segunda mitad del ciclo menstrual.

planta onagra sindrome premenstrual

Para la menopausia

Dos plantas han demostrado una gran utilidad, la soja y la cimicífuga. De la soja (Glycine max (L.) Merr.), se extraen las isoflavonas que principalmente alivian los sofocos y previenen los trastornos cardiovasculares y óseos (osteoporosis) que aparecen de forma más tardía. Las dosis diarias se establecen en 40 a 80 mg diarios, repartidos en una o dos tomas.

De la cimicífuga (Cimicifuga racemosa (L.) Nutt.), se utilizan las raíces, y se indica en la menopausia para el alivio de los sofocos, sudoración, trastornos del sueño e irritabilidad nerviosa. La dosis recomendad para las formas predosificadas (comprimidos, cápsulas, etc.) es de 40 a 140 mg al día en una toma o repartida en dos tomas (mañana y noche). En uno y otro caso (soja y cimicifuga) algunas mujeres requieren varios meses de tratamiento para obtener el efecto deseado.

soja para la menopausia

Para la cistitis

Otro problema común a las mujeres son las cistitis de repetición, más frecuentes que en los hombres debido a su anatomía, ya que el conducto de comunicación entre la vejiga y el exterior es más corto y recto, y el espacio entre la uretra y el ano es muy reducido. Todo ello contribuelle a que las bacterias intestinales penetren en el conducto urinario. Para prevenir y evitar las recaídas el arándano rojo americano (Vaccinium macrocarpon Ait.), contiene unas sustancias llamadas proantocianidinas (PAC) que se unen a las bacterias, impidiendo que se adhieran a las vías urinarias, por lo que estas bacterias son excretadas por la orina sin que puedan colonizar.

Cuando la infección de orina ya se ha producido debe tratarse con antibióticos urinarios pero el tratamiento conjunto con arándano rojo americano ha demostrado que reduce las recaídas y previene la aparición de cistitis en las mujeres propensas a sufrirlas. Los preparados comerciales tienen diferentes concentraciones por lo que para su dosificación deberán seguirse las indicaciones especificadas en el producto.

arandono rojo para la cistitis

Lo que debes saber:
  • El sauzgatillo destaca a la hora de aliviar los síntomas del síndrome premenstrual.
  • La soja y la cimífuga se muestran efectivas en los trastornos de la menopausia (sofocos, trastornos de sueño, irritabilidad, prevención de trastornos cardiovasculares y óseos…)
  • El arándano rojo americano se utiliza en caso de cistitis para prevenir y evitar recaídas.

Nota informativa: los contenidos incluidos en esta sección ofrecen información relativa a terapias existentes explicadas por especialistas con experiencia en la materia con un objetivo divulgativo. MAPFRE no pretende en ningún caso posicionarse sobre su idoneidad ni promover expresamente su uso.

María José Alonso OsorioVocal de plantas medicinales y homeopatía del Colegio de Farmacéuticos de Barcelona

Colaboradora con Advance Medical

2020-05-19T15:49:26+01:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.