///Cómo mejorar la convivencia en familia

Cómo mejorar la convivencia en familia

4 minutos | Tener una buena relación con los miembros de la familia con la que convives no sólo fortalece los vínculos afectivos, sino que mejora la autoestima de cada uno de los miembros. ¡Sigue estos consejos y mantén una buena comunicación !

La situación de confinamiento que vivimos por la crisis sanitaria del Covid-19 no deja indiferente a nadie. Lo que en un principio vimos como una forma de descansar de la rutina, se ha ido convirtiendo en una especie de prisión, con toda una serie de dificultades añadidas, especialmente en lo que se refiere a las relaciones familiares.

Ante la situación de excepcionalidad, es necesario crear una nueva organización dentro de la familia y esto puede crear discrepancias entre los diferentes miembros.

Al pasar más tiempo juntos, pueden aparecer algunas dificultades dentro de la familia:

  • Aburrimiento o incapacidad para regular las actividades del día a día puede aumentar la ansiedad.
  • Sensación de pérdida de libertad, sentirse encarcelado puede aumentar la irritabilidad.
  • Es posible que los problemas previos se agudicen; rencor por vivencias pasadas, diferentes opiniones, creencias sobre los temas importantes…
  • Resentimiento ante el abandono o desmotivación de los demás.
  • Falta de habilidades comunicativas.
  • Sensación de invasión del espacio personal que puede conducir al aislamiento.
  • La dificultad en la autogestión de las propias emociones puede llevarnos a volcar la angustia en el otro. A veces descargamos en los demás la agresividad que en realidad sentimos hacia nosotros mismos.

Convivencia familiar: padres discutiendo con el niño al lado

¿Cómo solucionar problemas familiares?

 Existen tres áreas de intervención ante los problemas. Las que están bajo tu control y que puedes solucionar, otras en las que puedes influir y otras en las que no tienes capacidad de control, ni influencia. En función de todo esto, puedes:

  • Identificar fortalezas y capacidades: ¿qué recursos personales tenemos a nivel familiar? ¿Cómo podemos desplegarlos al máximo dadas las circunstancias?
  • Identificar y trabajar tus emociones: rechazar las emociones negativas puede llevarnos a una “falsa felicidad” y una desconexión de nuestra realidad. Necesitamos sentirnos tristes o intranquilos en ciertas situaciones para poder entender qué nos pasa y poder intervenir en nuestro entorno. Eso no quita que no haya que entrenar el optimismo y las ganas de mejorar.
  • Practicar la tolerancia: es posible que dentro de una familia existan diferentes modelos de afrontamiento del estrés en cada uno de los miembros. Respeta las formas que los demás tienen de encontrar su propio equilibrio, aunque sean muy diferentes a la tuya. Recupera lo que pueda serte útil de las maneras de los demás e incorpóralo en tu forma de proceder.
  • Hacer equipo: repartir tareas, establecer horarios para las obligaciones, respetad vuestros espacios propios…
  • Comprometerte con tus acciones de cambio. No basta con darse cuenta de qué falla, y reconocerlo. También hay que traducirlo en acciones y mantenerlas. La constancia es un hábito que se aprende. Recuérdate a menudo la importancia de tus compromisos.
  • Flexibilizar: la flexibilidad es el principal indicador de fortaleza emocional. En situaciones excepcionales hay que tomar medidas excepcionales. Permitir una cierta laxitud de las normas habituales puede hacer más fuerte a la familia en los momentos difíciles.
  • Cuidar las formas: mantén una actitud atenta, receptiva, afectuosa e implicada. Hará más probable que el resto de los miembros de la familia también lo incorporen y reduzca así fricciones innecesarias.
  • Cultivar el sentido del humor: puede ser tu mejor aliado en momentos difíciles. Ojo con no confundirlo con el sarcasmo: éste sí puede ser dañino.
  • Mirar también hacia fuera: esto que me preocupa a mí, ¿sólo me preocupa a mí o nos preocupa a todos? ¿Cómo podemos potenciar la cooperación para ayudarnos conjuntamente?
  • Encontrar tu propio espacio: la intimidad es necesaria. Estar bien personalmente también te hará estar mejor con los demás. Respeta también la privacidad de los demás.

 

No olvides los clásicos: practica el perdón, comparte tiempo con los demás, evita discutir, sé asertivo… Valora de una forma más global las dificultades familiares que producen malestar y toma decisiones. Las crisis también son una oportunidad para cambiar aspectos fundamentales. En ocasiones una separación puede ser la opción más adecuada cuando se pasan ciertas líneas rojas. No te centres en mantener la unidad a cualquier precio.

 

Lo que debes saber…

    • Tener una buena relación con la familia no sólo fortalece los vínculos afectivos, sino que mejora la autoestima de cada uno de los miembros.
    • Es posible que dentro de una familia existan diferentes maneras de afrontar el estrés. Respeta las formas que los demás tienen de encontrar su propio equilibrio, aunque sean muy diferentes a la tuya.
    • La flexibilidad es el principal indicador de fortaleza emocional. En situaciones excepcionales hay que tomar medidas excepcionales.

 

Cristina Agud

Psicóloga sanitaria y psicoterapeuta en Teladoc Health

2020-06-04T10:06:27+01:0011 mayo, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.