2 Min de lectura | Uno de los problemas de salud más frecuentes que se encuentran los viajeros internacionales son las intoxicaciones alimentarias.

Dichas intoxicaciones son tan frecuentes que están consideradas una entidad específica que es conocida como la diarrea del viajero. Según estudios epidemiológicos entre el 35 y el 50 % de los viajeros se ven afectados por una diarrea durante su viaje, dependiendo del destino.

Para intentar prevenir estas intoxicaciones alimentarias, se deben tener en cuenta y de forma estricta, unas medidas básicas sobre el agua y los alimentos que se vayan  a consumir.

Consejos para comer y beber estando de viaje

  • Se recomienda beber agua embotellada y precintada, así como no consumir cubitos de hielo.
  • Si debe consumir agua no segura, conviene potabilizarla. Para ello, se deben añadir 10 gotas de tintura de yodo al 2% por cada litro de agua; a los 30 minutos el agua ya es segura.
  • Para lavarse los dientes conviene utilizar también siempre agua potable o potabilizada.
  • Consumir alimentos cocinados y no consumir alimentos de venta ambulante, crudos o semicrudos.
  • Es recomendable rechazar la fruta pelada y pelarla antes de ingerirla.
  • Se deben evitar la leche y sus derivados, como helados o quesos, que no estén envasados.

Consejos se terminas teniendo diarrea

Si a pesar de las precauciones que se deben adoptar se inicia un cuadro de diarreas, se deben seguir las siguientes recomendaciones:

  • Beber 2-3 litros de agua potable al día para mantener una buena hidratación. Se pueden usar preparados de rehidratación oral.
  • Evitar beber soluciones o productos excesivamente azucarados ya que pueden aumentar las deposiciones.
  • Para una diarrea leve, la dieta astringente y la rehidratación suelen ser suficientes. Aquí tienes un ejemplo.
  • Si fuese necesario tomar algún medicamento, evitar antidiarreicos tipo loperamida, mejor utilizar racecadotrilo.
  • Si la diarrea se acompaña de fiebre alta, sangre, moco o pus, póngase en contacto con el médico de su seguro de viaje para tomar las medidas necesarias e iniciar el tratamiento adecuado.
  • No tomar antibióticos sin la indicación expresa de un médico, y si al regresar persiste el cuadro se debe acudir al médico.
  • Si en el siguiente mes se tiene fiebre o se presenta alguna enfermedad, es esencial notificar al médico el antecedente del viaje, sobre todo si se ha ido a una zona tropical.

Dr. Ramón Ciurana Roca
Especialista en Anestesia y Reanimación
Médico consultor de Advance Medical