Inicio Enfermedades Dermatológicas Acantosis nigricans: síntomas y tratamiento

Acantosis nigricans: síntomas y tratamiento

Acantosis nigricans: síntomas y tratamiento, Mujer mayor con Acantosis Nigricans en la pierna.
3 Min de lectura
La acantosis nigricans es un trastorno de la pigmentación de la piel, fácil de diagnosticar y no existe un tratamiento específico.
Dra. Josefina Sánchez García
Nº colegiado 26112 | Especialista en Reumatología de Blog Salud MAPFRE

Licenciada en Medicina y Cirugía, por la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia. Especialista en Reumatología. Doctorado en Psicopatología y Psicología social. Actualmente (desde 2002) es Médico consultor del departamento de Segunda Opinión Médica, en Teladoc Health. Médico colaborador con grupo de Traumatología, especialista en Reumatología, en la Clínica Teknon de Barcelona (desde 2010). Y Médico Colaborador Especialista en Reumatología en el Instituto Poal de Reumatología desde 1990.

¿Qué es la acantosis nigricans?

Este nombre hace referencia a un trastorno de pigmentación de la piel bastante común y que provoca hiperqueratosis (piel engrosada) e hiperpigmentación (piel oscura) dando a la piel un aspecto oscuro (color café, marrón) y acompañado de resequedad y aspereza de la piel afectada. En ocasiones estas zonas presentan picor y mal olor.

Dónde se localiza

Suele aparecer en regiones del cuerpo con pliegues y arrugas, las más frecuentes son las axilas, la ingle y el cuello; aunque también puede aparecer en otras partes del cuerpo, como la cara, el pecho, los codos, las rodillas y los nudillos. En los jóvenes la zona más afectadas suele ser el cuello.

Síntomas

Generalmente aparecen de una forma gradual, la piel de esas zonas va cambiando de color muy lentamente en meses o en años y no causa ningún síntoma distinto a los cambios en la piel; si aparece de una forma repentina y rápida puede ser señal de cáncer.

A quiénes afecta

Es más frecuente en gente de piel oscura. Este trastorno puede afectar a personas sanas o también puede estar asociada a ciertas patologías. Más que una enfermedad en sí podemos considerarla una señal de alerta de un trastorno sistémico benigno o, con menos frecuencia maligno, lo que nos permite clasificarlo en dos formas diferentes.  El tipo más común se encuentra en las condiciones asociadas con niveles altos de insulina, como la diabetes y la obesidad.

Las formas benignas pueden ser:

  • De tipo hereditario (familiar).
  • Asociada a procesos endocrinos, inmunitarios o genéticos. La forma más frecuente es por exceso de insulina en la sangre como la diabetes y la obesidad
  • También diversos fármacos pueden inducir formas benignas de la misma (anticonceptivos orales, corticoides, suplementos que se dan en gimnasios para mejorar el músculo, etc.)

Las formas malignas asociada a tumores, es la forma menos frecuente.

Acantosis nigricans: esquema de la proliferación de la acantosis nigricans

Diagnóstico

Es fácil de diagnosticar, simplemente con una visualización de la zona por parte de un dermatólogo experimentado es suficiente. En muy contadas ocasiones puede ser necesario una biopsia de la zona. Lo importante es descartar la causa, por lo que será necesario realizar estudios de glucemia y es muy importante que informemos al dermatólogo de cualquier fármaco que tomemos o tratamiento sin receta como suplementos de vitaminas, suplementos, etc. a pesar de que nos pueda parecer que son totalmente naturales e inofensivos. El motivo es que en muchos casos estos productos pueden ser la causa y únicamente con suspenderlos se elimina el problema en unos meses.

Tratamiento

No existe un tratamiento específico para la acantosis nigricans, sino que éste debe ir encaminado a tratar la causa subyacente, controlando el peso, regulando de los niveles de azúcar, discontinuando o cambiando de medicamento en el que caso de que esté asociada a éste, etc.

Por sí misma es una dolencia que no causa complicaciones pero sí puede darlas la causa subyacente que esté provocando el trastorno, como puede ser una diabetes que aún no ha sido diagnosticada o controlada.

No es una enfermedad contagiosa ni es una afección peligrosa o con riesgos por sí misma, es más bien una cuestión estética dado que las molestias que provoca son mayormente nulas o escasas.

Algunos tratamientos pueden mejorar la apariencia de la acantosis nigricans, pero no curarla, como es el caso de jabones antibacterianos, cremas humectantes que ayuden a aclarar la piel, medicamentos orales para el acné, láser, etc.

Por si sola no debería ser motivo de preocupación aunque sí es importante visitar al médico o dermatólogo para determinar la causa subyacente.

CALCULA TU PRECIO

Lo que debes saber…

  • Se trata de un trastorno de pigmentación de la piel bastante común y que provoca hiperqueratosis (piel engrosada) e hiperpigmentación (piel oscura).
  • Es fácil de diagnosticar, simplemente con una visualización de la zona por parte de un dermatólogo experimentado es suficiente.
  • No existe un tratamiento específico, sino que debe ir encaminado a tratar la causa subyacente, como controlar el peso, regular los niveles de azúcar, discontinuar o cambiar de medicamento en el que caso de que esté asociada a éste, etc.
Publicado por Dra. Josefina Sánchez García
- 30 Abr, 2023
Calcula tu seguro ahora

Deja tu comentario

Comentarios (0)

Te puede interesar

Molusco contagioso: cara de un niño con granitos de molusco

4 Min de lectura

El molusco contagioso es una infección de la piel provocada...

3 Min de lectura

El acné de la espalda tiene características diferentes, muchas veces...

SEGUROS DE SALUD

En MAPFRE, cuidamos de ti y de los tuyos

Cuadro Médico MAPFRE

Suscríbete a nuestro boletín

0