2 Min de lectura | La erisipela es una enfermedad infecciosa de la piel provocada por bacterias, que puede afectar tanto a niños como a adultos.

¿Qué síntomas causa?

La erisipela produce enrojecimiento, endurecimiento y aumento de temperatura en la piel. Cuando afecta a la cara suele manifestarse por una mancha roja que crece rápidamente sobre la mejilla o el puente nasal.

En las piernas puede provocar enrojecimiento, dolor, inflamación y endurecimiento de una extremidad. Es habitual que cause fiebre y mal estado general. Sobre la piel afectada pueden aparecer ampollas, y a medida que la infección va curando se produce descamación. En la actualidad la erisipela facial es menos frecuente, y la mayoría de los casos ocurren en las piernas.

¿Cómo se diagnostica?

El aspecto de la piel y el estado del enfermo hacen sospechar rápidamente una erisipela. Si se practica un examen de la sangre, es frecuente encontrar los glóbulos blancos y los marcadores de inflamación aumentados. No suele ser necesario practicar una biopsia de la piel para diagnosticarla, y los cultivos en la piel o la sangre para identificar a la bacteria causante no suelen ser rentables.

¿Cómo se trata?

Es fácilmente tratable con antibióticos orales que sean eficaces contra el estreptococo, como las penicilinas. En los casos graves puede ser necesario administrarlos por vía endovenosa, ya que actúan más rápido y con mayor eficacia. Hay que controlar la fiebre y el resto de la sintomatología del paciente, y en algunos casos es necesario el ingreso hospitalario.

¿Qué pronóstico tiene?

Con tratamiento, el pronóstico es excelente. Es muy raro que las bacterias pasen a la sangre (bacteriemia) y puedan afectar a otros órganos, como las articulaciones, los huesos o las válvulas del corazón. Es muy raro que ocurra un shock séptico, pero esta situación es grave y en muchas ocasiones mortal.

Lo que debes saber…
  • Es una infección de la piel que afecta sobre todo a las piernas.
  • La piel se inflama, enrojece, endurece y duele.
  • Se trata con antibióticos y tiene un pronóstico excelente.

Dr. Jorge Romaní De Gabriel

Especialista en Dermatología

Médico colaborador con Advance Medical