3 Min de lectura | El Complejo Motor Migratorio (CMM) es un patrón de actividad motora del músculo liso del estómago y del intestino (de actividad “involuntaria”) durante los períodos de ayuno.

El Complejo Motor Migratorio (CMM) es un patrón de actividad motora del músculo liso del estómago y del intestino (de actividad “involuntaria”) durante los períodos de ayuno.

Su función es la de limpiar el tubo digestivo de restos alimenticios e impedir el sobrecrecimiento de bacterias.

 El complejo motor migratorio tiene 4 fases:

  •  La primera fase (45-60 minutos) es un período de calma. Lentamente, se inician las contracciones.
  • La segunda fase es un período de aproximadamente 30 minutos donde hay actividad eléctrica, pero esta no genera verdaderas contracciones.
  • La tercera fase dura de 5 a 15 minutos y está compuesta por contracciones peristálticas rápidas y espaciadas uniformemente. El píloro, que es la válvula que comunica el estómago con el duodeno (primera porción del intestino delgado) permanece abierto durante estas contracciones peristálticas y permiten que muchos materiales no digeribles pasen al intestino delgado.
  • La cuarta fase y última es un período de transición entre las contracciones de la tercera fase y la inactividad de la primera.

¿Qué es la motilina?

Es la hormona secretada en el estómago y primera porción de duodeno durante el período de ayuno y su única función es la de estimular la motilidad, el movimiento intestinal.

La secreción gástrica, biliar y pancreática aumenta durante el complejo de motor migratorio para avanzar con el proceso de digestión y para ayudar a disminuir las bacterias en el tracto gastrointestinal. Debido a que comer alimentos puede interrumpir el CMM, el ayuno entre comidas es importante para ayudar a completar las cuatro fases.

Además, los conocidos sonidos de «gruñidos» que generalmente escuchas cuando tienes hambre pueden ser el complejo motor migratorio que realiza sus funciones de trabajo, como limpiar tus intestinos de desechos y bacterias excesivas.

Bacterias en la estómago

Sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO)

Aproximadamente el 70% de las personas con SIBO también tienen problemas de salud del CMM. Los estudios de investigación han demostrado que la función CMM reducida puede estar asociada con el exceso de metano y/o gases de hidrógeno producidos por el exceso de bacterias en el intestino.

Otros estudios de investigación han demostrado que pueden afectar la función del CMM:

  • Medicamentos reductores de ácido.
  • Infección por Helicobacter Pylori.
  • Vida sedentaria.
  • Estreñimiento crónico.
  • Enfermedades del tiroides.

Comer alimentos agresivos para el estómago o a los que eres sensible y/o alérgico también puede causar daño en el sistema nervioso intestinal. En consecuencia, estos nervios dañados no pueden indicar correctamente a la CMM que funcione y ello puede provocar el SIBO y otros problemas de salud.

El sobrecrecimiento bacteriano del intestino delgado (SIBO) es un problema de salud del tracto gastrointestinal que puede convertirse en un problema crónico si no se trata. Para muchas personas que sufren de gases crónicos, hinchazón, estreñimiento y/o diarrea, es posible que hayan sido diagnosticados de Síndrome del Intestino Irritable. Sin embargo, los estudios de investigación han demostrado que una de las principales causas de este síndrome puede ser el SIBO.

Lo que debes saber…

    • El Complejo Motor Migratorio (CMM) es un patrón de actividad motora del músculo liso del estómago y del intestino (de actividad “involuntaria”) durante los períodos de ayuno.
    • Su función es la de limpiar el tubo digestivo de restos alimenticios e impedir el sobrecrecimiento de bacterias.
    • Debido a que comer alimentos puede interrumpir el CMM, el ayuno entre comidas es importante para ayudar a completar las cuatro fases de que consta su ciclo.

 

Dr. Álvaro Rebollo

Especialista en Medicina de Familia

Médico colaborador de Teladoc Health