Enfermedades | Endocrinas |

Balón intragástrico

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

La obesidad, definida por el cálculo del índice de masa corporal (IMC) con resultado superior a 30, afecta en España a casi un 16% de la población adulta, es decir, entre los 25 y los 60 años. Dentro de la obesidad conviene distinguir varios grupos en función del IMC:

     

  • Obesidad leve, con un IMC entre 30 y 34,9
  • Obesidad moderada, con un IMC entre 35 y 39,9
  • Obesidad severa o mórbida, con un IMC superior a 40

La obesidad debe intentar afrontarse desde la corrección de los hábitos alimenticios y la práctica de una actividad física moderada y adecuada a cada persona, pero en ocasiones puede que esto no sea suficiente y se deban tomar medidas más drásticas.

 

LO QUE DEBES SABER…
     

  • El uso del BIG se aconseja durante un máximo de 6 meses. Es, por tanto, un arreglo temporal y durante este tiempo el paciente debe modificar su dieta y actividad física.
  • La colocación del BIG permite una pérdida de peso a lo largo de los seis meses que se lleva puesto de alrededor de 20 Kg.
  • Algunas compañías de seguros de salud ofrecen precios especiales a sus asegurados para acceder a servicios como la colocación del balón intragástrico.

¿En qué consiste el BIG?

Una de estas medidas es la implantación temporal de un balón intragástrico (BIG). El BIG es una esfera de silicona flexible que se coloca en el estómago mediante una fibrogastroscopia. Se trata de un material que resiste la corrosión de los ácidos del estómago y lo que busca es lograr una sensación de saciedad más rápida al estar parte del estómago lleno por el volumen del BIG. Así, al comer, la sensación de plenitud y consecuentemente de saciedad se despiertan antes, de manera que la persona que lo lleva tiende a comer menos.

 

El BIG se coloca mediante una fibrogastroscopia, en general bajo sedación o en ocasiones con la ayuda de anestesia general. La intervención suele durar unos treinta minutos. Se introduce el BIG deshinchado y a continuación se llena con unos 500-600 ml de suero fisiológico con un colorante. Una vez introducido el líquido se cierra una válvula y el BIG queda flotando dentro del estómago. Los primeros días se pueden notar náuseas y tener vómitos hasta que el estómago se acostumbra a la presencia del BIG, pero estos síntomas suelen ceder en menos de una semana.

 

Balón Intragástrico

El uso del BIG se aconseja durante un máximo de 6 meses, tiempo durante el cual el paciente debe someterse a una modificación de su dieta y a una actividad física que le ayude a perder peso, comprometiéndose a mantener estos hábitos una vez se retire el balón. No se aconseja llevarlo más tiempo porque hacia los 5 meses empieza a funcionar menos dado que el cuerpo ya reconoce el estímulo de saciedad que provoca el BIG como falso, de ahí que a los 6 meses se suela retirar. La retirada se lleva a cabo también mediante fibrogastroscopia, puncionando el BIG y extrayéndolo.

 

Existen unos BIG que son ajustables, es decir, que se puede modificar su volumen a lo largo del tratamiento adaptándolo a las necesidades del paciente. Mediante estos ajustes se puede mantener el BIG en estómago hasta un año, con la salvedad que las modificaciones de volumen conllevan pasar por una nueva fibrogastroscopia. Asimismo, los BIG ajustables tienen un sistema de anclaje automático a la pared gástrica que disminuye el riesgo de que, en caso de desinflarse el balón, este pase al intestino delgado.

¿Tiene riesgos?

Balón intragástricoLos riesgos de la colocación del BIG, más allá de los de cualquier intervención y anestesia, son que el balón puede producir lesiones en la mucosa gástrica por contacto constante con ella, o bien que el BIG se desinfle y pueda migrar hacia el intestino, causando una posible obstrucción. El colorante que lleva el suero fisiológico con el que se hincha el balón suele ser azul y se elimina por la orina, de manera que en caso de que el BIG estalle el paciente lo sabrá por la aparición del colorante en la orina; de todos modos, esto ocurre en muy pocas ocasiones.

 

Durante los primeros días tras colocar el balón se debe realizar una dieta líquida y progresivamente ir añadiendo alimentos sólidos. Es importante una buena masticación para facilitar el trabajo al estómago.

¿A quién se indica y a quién no?Balón Intragástrico

El BIG está indicado en pacientes con obesidad que no pueden someterse a una intervención quirúrgica de reducción gástrica por elevado riesgo quirúrgico por su misma obesidad o bien por otras patologías, o bien en pacientes obesos en los que los cambios a nivel dietético y de actividad física no han dado resultado.

 

Algunas contraindicaciones para la implantación de un BIG son:

La colocación del BIG permite una pérdida de peso a lo largo de los seis meses que se lleva puesto de alrededor de 20 kg. La pérdida de peso es más importante durante los tres primeros meses, decreciendo el ritmo hacia el final del tratamiento. Con los BIG ajustables, dado que el volumen del BIG se va modificando en función de la respuesta al tratamiento, la pérdida de peso suele ser más progresiva.

 

Sea como fuere, se ha de tener bien claro que la implantación de un BIG es un arreglo temporal que ayuda a perder peso pero que el objetivo es hacer un esfuerzo real para cambiar los hábitos con respecto a la alimentación y la actividad física, pues si dichos hábitos no se modifican y mantienen el paciente volverá a ganar peso una vez se haya retirado el balón. Es esencial pues que el paciente tenga un compromiso firme de modificar estas pautas y que cuente con la ayuda de un equipo multidisciplinar formado por endocrinólogos, nutricionistas y psicólogos. El BIG supone un gran refuerzo positivo para cambiar los malos hábitos de alimentación y sedentarismo, pero requiere de un esfuerzo por parte del paciente para que el tratamiento sea realmente efectivo.
 

TAMBIÉN CON MAPFRE…

 
Los asegurados de MAPFRE tienen acceso a precios preferenciales en éste y otros servicios, como el estudio genético de la obesidad. Para más información sobre los mismos y sobre los seguros de salud de MAPFRE, tienen a su disposición el teléfono 902 20 40 60.
 

 
 
Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Balón intragástrico was last modified: septiembre 8th, 2016 by canalSalud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx