Atrofia vaginal, causas y tratamiento

///Atrofia vaginal, causas y tratamiento

Atrofia vaginal, causas y tratamiento

Se considera como atrofia vaginal los cambios que se producen en la mucosa de la vagina por la disminución de los estrógenos.

La atrofia vaginal sucede en etapas como la menopausia, la lactancia o el posparto, y también debido a otros factores como el estrés o la toma de anticonceptivos. Te explicamos más.

Cambios

La mucosa vaginal no es igual durante toda la vida de la mujer: en la infancia esta capa es delgada y con escasa producción de flujo vaginal. Las células de la vagina tienen una baja cantidad de glucosa almacenada y la floraque la recubre no produce ácido láctico por lo que el pH es básico.

Con los cambios hormonales de la adolescencia y las primeras reglas los estrógenos actúan sobre la mucosa vaginal produciendo un engrosamiento de la misma y un aumento de la vascularización. El flujo vaginal se hace más abundante por aumento de la trasudación a través de la mucosa y por el aumento del moco cervical. Las células almacenan glucógeno, que se transformará en glucosa y servirá de alimento a los lactobacilos, las bacterias que colonizarán la vagina.

Estos lactobacilos producen ácido láctico que disminuye el pH de la vagina y lo hace ácido. Esto, junto con la producción de agua oxigenada por parte de algunos lactobacilos, hace de protección de la vagina frente a infecciones.

Causas más frecuentes de la atrofia vaginal

Pero en algunas ocasiones esta mucosa se atrofia. Las causas más frecuentes de atrofia vaginal son:

¿Qué sucede en las diferentes etapas?

    En estas etapas que mencionamos (menopausia, lactancia y posparto) el nivel de estrógenos que actúan en la vagina es menor que durante la etapa fértil. Al disminuir los estrógenos, la mucosa pierde algunas capas y se vuelve más fina. Además, la vascularización de la capa submucosa se vuelve más pobre y por ello disminuye el flujo vaginal. La flora vaginal también cambia, disminuyen los lactobacilos y aumenta el pH que vuelve a ser básico como en la infancia.

    Todos estos cambios producen una mucosa mucho más friable, que al roce escuece y sangra fácilmente. Por ello la sequedad vaginal produce molestias como picores y las relaciones sexuales se vuelven más dolorosas. El pH básico favorece además las infecciones vaginales y la colonización por bacterias que provienen del recto y que posteriormente llegan a la vejiga y producen infecciones de orina de repetición.

    La clínica de la atrofia vaginal más típica es:

    • Prurito vaginal, que puede ser tanto externo como interno.
    • Dolor o incluso sangrado con las relaciones sexuales.
    • Prolapso genital, por una disminución de la tensión de los tejidos que sostienen el suelo pélvico, que puede acompañarse de incontinencia urinaria.
    • Escozor al orinar.
    • Disminución del flujo vaginal.

    Tratamiento de la atrofia vaginal

    El tratamiento de la atrofia vaginal depende de la causa que la produzca y de los antecedentes de cada paciente, pero a grandes rasgos el tratamiento es:

    • Hidratantes vaginales: son cremas que ayudan a la hidratación vaginal, que se pueden aplicar a diario. Estas cremas son un tratamiento sintomático, es decir, mejoran los síntomas de la sequedad, pero no la causa de la misma por lo que al dejarlo en seguida reaparecen los síntomas.
    • Estrógenos tópicos: son hormonas administradas de forma local, pueden ser en crema o en forma de óvulos vaginales. De entrada, se indica un tratamiento diario de unos siete a 15 días seguidos y después dos o tres días a la semana de mantenimiento. Este tratamiento produce un engrosamiento de la mucosa vaginal y una mayor hidratación por contrarrestar los efectos de la bajada de estrógenos de la paciente. Pero es un tratamiento contraindicado en mujeres con tumores dependientes de hormonas como los cánceres de mama.
    • Tratamiento hormonal de la menopausia: es el tratamiento por vía oral que administra las hormonas que no se segregan durante la menopausia. Además de mejorar la sequedad vaginal mejora otros síntomas de la menopausia como los sofocos y protegen al hueso de la descalcificación que puede llevar a una osteoporosis.
    • Ospemifeno: es un tratamiento vía oral para la sequedad vaginal. Existe un tratamiento vía oral que inicialmente se indicó para la osteoporosis que es un modulador selectivo de los receptores de estrógenos y que se ha demostrado más efectivo para la atrofia vaginal que para el resto de síntomas de la menopausia, dando como efecto secundario algo más de sofocos y sin tener un efecto nocivo sobre la mama conocido. Es un tratamiento por vía oral con un comprimido diario.
    • Ácido hialurónico: es un tratamiento infiltrado de ácido hialurónico. Antes de nada, se administra un anestésico tópico. Se espera un rato, variable según el anestésico utilizado, y se inyecta el ácido hialurónico en la piel de la entrada de la vagina de forma que confiere una hidratación muy importante. Esto evita pequeñas lesiones como cortes que se producen con las relaciones con la atrofia vaginal y que son muy dolorosas. Además, se inyecta en el tercio externo de vagina disminuyendo la sequedad vaginal.

     

    Lo que debes saber…

    • La disminución de estrógenos altera la mucosa de forma que al roce escuece y sangra fácilmente.
    • Por ello, produce molestias como picores y las relaciones sexuales se vuelven más dolorosas.
    • El tratamiento de la atrofia vaginal (hidratantes, hormonal…) depende de la causa que la produzca y de los antecedentes de cada paciente.

     

    Dra. Inés Bombí

    Especialista en Ginecología y Obstetricia

    Médico colaborador de Advance Medical

     

    2018-06-15T12:39:11+02:0026 mayo, 2018|

    Deja un comentario

    Información básica sobre Protección de Datos:
    En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

    Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar