Enfermedades | Oftalmológicas |

Presbicia

Publicado por

Valora este artículo

La presbicia, también conocida como vista cansada, es un proceso degenerativo del cristalino que dificulta el enfoque de objetos que se encuentran a media o corta distancia.

 

LO QUE DEBES SABER

 

  • La presbicia o vista cansada se caracteriza por la dificultad del cristalino para enfocar los objetos.
  • La pérdida de la capacidad de adaptación ocurre a toda persona alrededor de los 45-50 años.
  • La presbicia puede corregirse con el uso de lentes correctoras o, actualmente, mediante métodos quirúrgicos.

¿Qué es?

El cristalino es una lente biconvexa ubicada en la parte anterior del ojo que permite que las personas puedan enfocar los objetos para poder verlos con nitidez, independientemente de la distancia a la que se encuentren; el cristalino se acomoda para poder ver los objetos cercanos y lejanos correctamente. Con la edad, la capacidad de adaptación del cristalino disminuye y hace que las personas tengan un menor poder de adaptación para enfocar los objetos cercanos. Cuando esto sucede se dice que la persona padece presbicia o vista cansada.

¿Cómo se produce?

Los músculos ciliares son los encargados de estirar del cristalino o de relajarlo para que la lente se adapte mejor a los objetos que enfoca en función de la distancia. Con la edad el cristalino, que tiene un componente líquido, se reseca, con lo cual pierde su capacidad para adaptarse al enfoque preciso para ver los objetos, lo que se conoce como acomodación.

 

Este proceso de pérdida de la capacidad de adaptación les ocurre a todas las personas alrededor de los 45-50 años y hace que no puedan enfocar bien los objetos cercanos. La pérdida de la capacidad se va produciendo progresivamente a lo largo de la vida, pero no es hasta la quinta década de la vida que esta disminución de la adaptación del cristalino se traduce en síntomas.

Síntomas

El principal síntoma de la presbicia es la incapacidad de la persona para enfocar los objetos cercanos cuando antes lo podía hacer perfectamente. Existen dificultades para leer o mirar una pantalla, teniendo que alejar el objeto que se desea observar para que el ojo lo pueda enfocar correctamente. A mayor distancia, lógicamente, mayor dificultad para poder apreciar los objetos en todo su detalle.

 

El hecho de tener que forzar la vista para enfocar los objetos cercanos puede provocar fatiga ocular —de ahí la denominación vista cansada—, con una sensación de mareo, cefalea o incluso en ocasiones ojos llorosos o sensación de picor.

 

Los pacientes con miopía y presbicia pueden tardar más en notar los síntomas, dado que ambas patologías se compensan, haciendo que la visión cercana no se vea tan afectada en los pacientes miopes. Por el contrario, los pacientes con hipermetropía verán peor debido al efecto adicional de sus patologías para enfocar los objetos cercanos.

Diagnóstico

El diagnóstico inicial se basará en la queja que referirá el paciente sobre la incapacidad para enfocar objetos cercanos cuando antes lo podía hacer con toda normalidad.

 

Al aparecer esta clínica el paciente debe acudir a su oftalmólogo, que evaluará la agudeza visual, la refracción, la retina y hará un examen con la lámpara de hendidura, todo ello para evaluar la pérdida de capacidad de acomodación del cristalino y descartar otras patologías posibles.

Tratamiento

La corrección de la presbicia o vista cansada se ha basado clásicamente en el uso de lentes correctoras para poder enfocar adecuadamente los objetos. En el caso de los pacientes con miopía muchas veces se opta por las lentes bifocales o las progresivas, que permiten enfocar bien de lejos y de cerca en función del punto al que se dirija la vista a través de la lente.

 

Existen también métodos quirúrgicos para tratar la presbicia, como son la intervención con láser o el recambio del cristalino por una lente intraocular (LIO).

 

No existe límite de edad para estas intervenciones, que se realizan de forma ambulatoria con anestesia local aplicada en el ojo mediante un colirio y con un postoperatorio rápido e indoloro. Se pueden intervenir ambos ojos en el mismo acto quirúrgico y no es doloroso. En general la corrección de la presbicia no compromete la visión lejana, aunque en cada paciente se debe evaluar si existe hipermetropía, miopía o astigmatismo concomitantes.

 

TÉCNICAS PARA CORREGIR LA PRESBICIA

 

El uso de una técnica u otra dependerá de cada paciente, valorando la edad, el grado de presbicia, los defectos visuales concomitantes y el estado del cristalino. Las principales son las siguientes:

 

  • Técnica LASIK: es la más habitual de las técnicas de cirugía refractiva con láser. El objetivo de la intervención es lograr una superficie corneal multifocal de manera que la parte central de la córnea permita la visión cercana mientras que la periferia de la misma se encargue de la visión a media y larga distancia. La intervención dura menos de cinco minutos por cada ojo, el postoperatorio puede ser algo molesto y la visión se recupera en 24-48 horas.
  • Queratoplastia conductiva: busca corregir la hipermetropía causada por la presbicia. Se basa en el uso de microondas de radio que chocan contra puntos precisos de la córnea modelando su forma para recuperar la visión de cerca. El postoperatorio es rápido e indoloro.
  • Técnica INTRACOR: basada en el uso de un láser de femtosegundo que mediante microimpulsos crea una serie de anillos concéntricos intracorneales que le dan forma y redistribuyen las fuerzas que actúan ella corrigiendo la presbicia. No se ocasiona ninguna lesión superficial, el postoperatorio es indoloro y rápido y en 24 horas el paciente puede volver a leer bien de cerca.
  • Uso de las LIO: al igual que para la corrección de las cataratas, se ha extendido en el tratamiento de la presbicia. Se recambia el cristalino por una LIO que suple su función. Existen diferentes tipos de lentes, monofocales, multifocales o acomodativas. Las multifocales permiten que el paciente vea bien tanto de cerca como de lejos, mientras las acomodativas permiten unos pequeños movimientos de acomodación al realizar la visión cercana. A los pacientes portadores de LIO monofocal se les puede aplicar la técnica INTRACOR para mejorar la presbicia. En caso de miopías o hipermetropías muy grandes, se pueden implantar LIO sin extraer el cristalino.

Medidas preventivas

La presbicia o vista cansada es un proceso degenerativo, de manera que no existen medidas preventivas para evitarlo. Ante la dificultad para ver los objetos de cerca en personas en la quinta década de la vida, es importante que acudan a su oftalmólogo para que los evalúe.
 
 

Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Comentarios

  1. Pepe Lopez Romero

    Pepe Lopez Romero comentó hace 7 meses

    Que coste tiene la operación de presbicia.?
    Lo cubre la S.S.?

    1. Canal Salud

      Canal Salud comentó hace 7 meses

      Hola Pepe,
      No lo cubre la Seguridad Social. Si eres asegurado de MAPFRE Salud tienes precios especiales en la cirugía de la miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia.Un saludo

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre