El Efecto Placebo

4 minutos | Los medicamentos tienen un efecto sobre nuestra salud porque llevan en su interior unas sustancias químicas (analgésicos, antibióticos, antiinflamatorios y un largo etcétera) que actúan sobre nuestras células y tejidos y ayudan a mejorar nuestro estado de salud cuando presentamos […]

Los medicamentos tienen un efecto sobre nuestra salud porque llevan en su interior unas sustancias químicas (analgésicos, antibióticos, antiinflamatorios y un largo etcétera) que actúan sobre nuestras células y tejidos y ayudan a mejorar nuestro estado de salud cuando presentamos alguna dolencia.

Qué es

El efecto placebo, que proviene del futuro del verbo “complacer” en latín, se define como aquel efecto producido sobre el organismo por una sustancia que, sin tener ninguna acción terapéutica, sin ser ningún principio activo, produce un efecto curativo sobre la persona porque esta cree que lo que está tomando es un fármaco.

Las pastillas que contienen placebo suelen ser agua o azúcar y pese a todo se produce un alivio de los síntomas en más casos de lo que se cree. Mediante técnicas de neuroimagen, que permiten ver cómo reacciona el cerebro ante la toma de este placebo, se ha visto que el efecto no es meramente una cuestión psicológica, sino que efectivamente hay zonas del cerebro que se activan y se produce una liberación de sustancias químicas, neurotransmisores, que efectivamente ejercen una función sobre la modulación de síntomas como el dolor, el estado anímico o la función motora de los pacientes con Parkinson. Es decir, que aunque no se esté tomando ningún fármaco, el hecho de tomar el placebo causa una respuesta neurológica real en ciertas personas.

Control del dolor

Una de las situaciones en las que se ha visto que el placebo surte más efecto es en el control del dolor. Al tomar un placebo para controlar el dolor se ha visto en pruebas de imagen como la resonancia magnética nuclear funcional que se activan ciertas áreas del cerebro que están implicadas en la percepción y el control del dolor, como son el tálamo, la corteza somatosensorial, la ínsula, la sustancia gris periacueductal, la amígdala, el núcleo accumbens o la corteza prefrontal. Al tomar el placebo estas regiones del cerebro segregan endorfinas y opiáceos naturales que ayudan a mitigar el dolor, aunque en realidad no se esté tomando ningún analgésico. Asimismo, se ha visto que el placebo también activa una respuesta moduladora del dolor que se trasmite a través de la médula espinal.

No se conoce a través de qué mecanismos exactos actúa el placebo, pero sí se ha visto que cuanto mayores son las expectativas que la persona ha puesto en el poder terapéutico del fármaco, mayor será su efecto. Así pues, hay un claro componente psicológico, pero no se puede negar por evidencia científica que el placebo causa en ciertas personas una respuesta real a nivel de la química cerebral; el mecanismo es real, mientras que el desencadenante no lo es: estamos logrando engañar a nuestra propia fisiología.

Se ha visto también que un mismo placebo puede actuar sobre diferentes dolencias, Por ejemplo, si estimula una región del cerebro llamada la amígdala, el efecto placebo puede ser beneficioso tanto para el control del dolor como de la ansiedad. Es más, en ocasiones desvelarle a un paciente que está tomando placebo no disminuye ni hace desaparecer el efecto beneficioso del mismo, aunque no siempre ocurre así, y en general, cuando el paciente lo averigua, el placebo deja de surtir efecto.

Cómo se administra

El efecto placebo no siempre se da mediante una medicación vía oral, también puede ser causado por un ungüento o incluso una intervención quirúrgica, aunque someter a un paciente a una intervención quirúrgica simplemente en busca de un posible efecto placebo implica someter a una persona a un riesgo anestésico y quirúrgico solamente por un probable efecto beneficioso.

El efecto placebo se utiliza ampliamente en los ensayos clínicos con pacientes en los que se compara el efecto de un nuevo fármaco con respecto al hecho de tomar una sustancia sin el menor efecto terapéutico. Por otro lado, pese a que el efecto placebo puede ser útil en ciertas personas, no lo es en todo el mundo y puede ser peligroso el uso que hacen del mismo ciertas prácticas terapéuticas no regladas que no han demostrado de manera independiente y con evidencia científica que pueden reportar algún tipo de beneficio para la persona, confiando solamente en el efecto placebo para “probar” su eficacia terapéutica.

Así pues, no se conoce cuál es el mecanismo de acción del efecto placebo, pero sí se ha demostrado que en ciertas personas el tomar un placebo puede desencadenar una respuesta bioquímica real que logre el efecto deseado con la toma de una sustancia inocua.

LO QUE DEBES SABER…
  • El efecto curativo en una persona producido porque cree que lo que está tomando es un fármaco, sin serlo, recibe el nombre de efecto placebo.
  • Técnicas de neuroimagen han permitido ver cómo reacciona el cerebro ante la toma de placebo y se ha visto que causa respuesta neurológica real en ciertas personas.
  • Una de las situaciones en las que se ha visto que surte más efecto es en el control del dolor.

RECUERDA QUE

Antes de tomar cualquier medicamento hay que consultar con un especialista. Los seguros de MAPFRE Salud ofrecen a sus asegurados las garantías más completas para proteger su bienestar y el de su familia.

Dr. David Cañadas Bustos
Especialista en Medicina General
Médico consultor de Advance Medical

2019-07-03T10:20:33+02:0031 octubre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.