3 Min de lectura | Las vasculitis son un amplio grupo de enfermedades en las que se produce una inflamación de los vasos sanguíneos y, finalmente, la muerte o necrosis de sus paredes por una perfusión sanguínea defectuosa.

En la gran mayoría de casos, se ha visto que están provocadas por mecanismos inmunológicos. Se cree que se forman anticuerpos (defensas) frente a algún agente externo (por ejemplo, una medicina, antibiótico, etc.). El anticuerpo y el agente infeccioso contactan entre sí y se depositan en los vasos sanguíneos de la piel, favoreciendo una respuesta inflamatoria en el vaso sanguíneo dificultando su función (nutrientes, aporte de oxígeno, etc.)

Cómo se clasifican

Primarias

La lesión en los vasos sanguíneos es la única manifestación de enfermedad.

Secundarias

Cuando la vasculitis se asocia a otras enfermedades como ocurre en algunos casos de enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide, el lupus eritematoso sistémico, así como en neoplasias e infecciones.

Pero hay otros criterios de clasificación. Uno de los más utilizados atiende al calibre de los vasos a los que afecta:

Vasculitis de grandes vasos:

  • Arteritis de Células gigantes.
  • Arteritis de Takayasu.

Vasculitis de vasos medianos:

Vasculitis de pequeños vasos:

  • Granulomatosis de Wegener.
  • Síndrome de Churg-Strauss.
  • Panarteritis Microscópica.
  • Vasculitis Crioglobulinémica Esencial.
  • Vasculitis Leucocitoclástica.

 Vasculitis cutáneas

Vasculitis cutáneas: vasculitis en la nariz

  • Constituyen las vasculitis más frecuentes en la práctica clínica. Son vasculitis originadas por hipersensibilidad
  • Tienen en común la presencia de una lesión palpable rojiza (“púrpura”), que no desaparece con la presión.
  • El síntoma característico de las vasculitis cutáneas es la afectación de la piel, consistente en la aparición de múltiples manchas rojizas, algo sobreelevadas, de pequeño tamaño, aunque pueden confluir.
  • Suelen aparecer en las piernas debido al efecto de la presión hidrostática, aunque pueden afectarse otras partes del cuerpo. Además de estas manchas pueden aparecer otro tipo de lesiones cutáneas como úlceras, vesículas (pequeñas ampollas), etc. Las lesiones pueden ser asintomáticas, pueden producir prurito (picor) o pueden producir una sensación urente (de quemazón) e incluso dolor. A veces se asocia a dolores articulares. La enfermedad suele aparecer en un único brote, aunque a veces las lesiones aparecen en días sucesivos.
  • No tienen carácter hereditario y, mucho menos, contagioso (no se trata de una infección).
  • El pronóstico de las vasculitis cutáneas suele ser muy bueno, con recuperación completa sin dejar ninguna secuela.
  • En general, las vasculitis cutáneas no requieren tratamiento. Si se identifica un posible factor responsable de su aparición debe retirarse, por ejemplo, una determinada medicina o detener una segunda dosis de vacunación. Si se sospecha que la vasculitis es secundaria a otra enfermedad, como una infección o un tumor, ésta debe ser tratada.

Los seguros de MAPFRE Salud cuentan con un amplio cuadro médico de especialistas en reumatología, además si tienes alguna duda, el Servicio de Orientación Médica está disponible las 24 horas del día

CALCULA TU PRECIO

Lo que debes saber…

  • Las vasculitis son un amplio grupo de enfermedades en las que se produce una inflamación de los vasos sanguíneos y, finalmente, la muerte o necrosis de sus paredes por una perfusión sanguínea defectuosa.
  • En las vasculitis primarias la lesión en los vasos sanguíneos es la única manifestación de enfermedad, mientras que en las se asocia a otras enfermedades como en algunos casos de enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistémico.
  • Las vasculitis cutáneas constituyen las vasculitis más frecuentes en la práctica clínica. Son vasculitis originadas por hipersensibilidad

 

Dr. Alvaro Rebollo

Especialista en Medicina de Familia de Teladoc Health