Hidratos de carbono en la diabetes

///Hidratos de carbono en la diabetes

Hidratos de carbono en la diabetes

Aunque en la diabetes exista exceso de azúcar, los hidratos de carbono (denominados también como “azúcares”) deben constituir un elemento imprescindible en la alimentación del diabético. Los hidratos de carbono tienen una función fundamental y es la de aportar la […]

Aunque en la diabetes exista exceso de azúcar, los hidratos de carbono (denominados también como “azúcares”) deben constituir un elemento imprescindible en la alimentación del diabético. Los hidratos de carbono tienen una función fundamental y es la de aportar la energía inmediata que necesitamos.

 

En el individuo con diabetes, el 50% (puede oscilar entre el 40% y el 60%) de la energía total diaria debe provenir de los hidratos de carbono. Pero la mayoría (80-90%) deben ser hidratos de carbono complejos. Los porcentajes son idénticos a los que debe tomar un individuo no diabético. Lo que sí es diferente para el diabético es la necesidad de repartir estos hidratos de carbono a lo largo del día y de realizar un número de ingestas algo superior (entre 3 y 5 al día); además, habrá que sincronizar su ingesta con la insulina y con el ejercicio para evitar hiperglucemias o hipoglucemias.

 

Existen dos tipos de hidratos de carbono en los alimentos:

 

  • Simples: Son los azúcares que hay en la miel, en la leche, en las frutas, en el azúcar que usamos para endulzar el café o la leche, o el que hay en los productos de bollería, helados, etc. Tienen un sabor dulce y son de muy rápida absorción intestinal, lo que produce picos de azúcar en sangre muy elevados y también aumento de los triglicéridos en sangre. Los azúcares simples no deben representar más del 10% del total energético.
  • Complejos: Son los azúcares de los cereales, los frutos secos, las legumbres, etc. Tienen un sabor poco dulce y su absorción intestinal es lenta. Por ello, no producen picos de azúcar ni hacen aumentar los triglicéridos. El almidón es el más abundante y quizás el más conocido; lo encontramos en frutas, verduras, cereales y legumbres.

En el diabético, los hidratos de carbono simples no están totalmente contraindicados; pueden consumirse, por ejemplo, el azúcar contenido en las frutas, aunque siempre con moderación. Pero sí que deben eliminarse los productos de bollería y los productos industriales porque los azúcares se acompañan de grasas saturadas y grasas trans, que son extraordinariamente dañinas para el diabético. Además, los hidratos de carbono que contienen las frutas son adecuados porque las frutas que comemos contienen fibra, vitaminas y antioxidantes, que son útiles para mejorar la salud cardiovascular de los pacientes diabéticos.

 

La fibra aportada por los hidratos de carbono complejos es importante. La fibra es aquella parte de las plantas que no es digerida por las enzimas que sí digieren en el intestino el resto de los alimentos. La fibra se encuentra en cereales integrales, arroz integral, frutas, legumbres y verduras. Los beneficios de la fibra en el diabético son su poder de producir saciedad, lo que ayudará a perder peso, disminuye los picos de azúcar durante la ingesta, y también aumenta el tiempo de tránsito intestinal, con lo que se evitará el estreñimiento.

 

En el diabético se recomienda un aporte de fibra de 30-40 g/día, es decir, unos 25 g/1000 kcal consumidas.

 

Recomendaciones útiles son las siguientes:

 

  • Uno de los factores que más influye en los niveles de glucosa es la cantidad de hidratos de carbono que se consume en cada ingesta. Si cada día se consumen diferentes cantidades, la glucosa también oscilará. Por eso en cada comida el diabético siempre debe comer la misma cantidad de hidratos de carbono (lo que no significa comer el mismo alimento todos los días).
  • No comprar alimentos que se publicitan como “alimentos sin azúcar” o “especiales para diabéticos” cuando la “versión” natural o no modificada de los mismos lleva azúcar.
  • Un consejo para que las personas que tienen diabetes puedan tomar ocasionalmente algún helado es tomar siempre el helado después de la comida, y que la comida incluya legumbres, verduras o alimentos que contengan abundante fibra.
  • Como sustitutos del azúcar de mesa se pueden utilizar edulcorantes con moderación, por ejemplo, sacarina.

 

Dr. José Félix Meco

Especialista en Medicina Interna

Medico consultor de Advance Medical

 

Deborah Blasco

Enfermera especialista en Nutrición

Enfermera consultora de Advance Medical

Leer más
Hidratos de carbono en la diabetes
5 ( 1 voto )
2018-06-10T11:32:20+00:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Hidratos de carbono en la diabetes
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar