Salud Familiar | Bebé | Crecimiento y desarrollo |

Desarrollo neurológico de 0 a 2 meses

Publicado por

Valora este artículo

Motricidad y actitud postural

A nivel de motricidad en el primer mes puede realizar la desviación lateral de la cabeza en prono (boca abajo) y, durante el segundo mes, puede levantar ligeramente la cabeza estando boca abajo. Los músculos del cuello ya tienen más fuerza y el bebé deja caer menos la cabeza hacia atrás.

 

Las primeras semanas suele tener una postura flexionada al dejarlo tumbado, a la 4ª semana esta actitud flexionada empieza a disminuir y el bebé a los dos meses ya se muestra más relajado y con las extremidades en extensión cuando lo estiramos.

 

Si se le sostiene como si estuviera de pie, se da impulso con las piernas como si quisiera caminar, es el reflejo de la marcha y suele desaparecer entre la 3ª y la 6ª semana.

 

Abre y cierra los brazos, como si diera un abrazo al caer hacia atrás: reflejo de Moro. Desaparece a los 3-4 meses de edad.

 

Al girar la cabeza hacia un lado dirige el brazo hacia la misma dirección: reflejo de búsqueda.

Manipulación

En esta etapa está muy presente el reflejo de prensión tanto palmar como plantar. Esto quiere decir que el bebé cerrará a la mano o bien arqueará el pie al notar presión en la palma o planta. El reflejo palmar desaparece entre los 3-4 meses y el de presión plantar a los 12-18 meses.

 

Durante el primer mes sus manos están predominantemente cerradas. Suele relajarlas cuando está profundamente dormido, después de comer y relajado. En el segundo mes de vida empieza a abrir las manos más frecuentemente.

 

Succiona todo lo que se le ofrece, esto es el reflejo de succión. Es un reflejo básico para la alimentación.

Social

Ya desde las primeras semanas tiene un gran interés por las caras. La visión todavía tiene que madurar y no pueden enfocar adecuadamente más allá de los 20- 30 cm. Durante el primer mes de vida el bebé aprenderá a enfocar la mirada cada vez mejor.

 

Es en el segundo mes cuando empieza a fijar la mirada a objetos y puede seguirlos realizando una persecución óptica horizontal.

 

El bebé ya sonríe, primero lo hará a mamá y luego al resto de familiares. En el segundo mes inicia la sonrisa social: sonríe intencionadamente a los adultos para interactuar con ellos, de esta manera es capaz de comunicar lo feliz que se siente y refuerza la interacción con el adulto, sobretodo con sus padres que se sienten muy reconfortados.

 

En el primer mes reaccionan con un sobresalto a los sonidos bruscos, pueden llorar, callarse o quedarse inmóvil al escucharlo.

 

Pasa gran parte del tiempo durmiendo y está despierto cuando come.

Lenguaje

Emite sonidos y reacciona a la voz y al sonido. Reconoce y le tranquiliza la voz de sus padres. Gira la cabeza hacia las voces conocidas, sobretodo, la de la madre. El llanto empieza a ser diferenciado al final de esta etapa.

SIGNOS DE ALARMA

  • No fija la mirada y no responde a ningún tipo de estimulación
  • No llora ni chilla
  • No reacciona a ruidos bruscos
  • Boca abajo no es capaz de despegar la cabeza de la superficie
  • No inicia el seguimiento visual de las personas a los dos meses de edad
 
 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx