4 Cosas que debemos evitar con nuestro bebé

////4 Cosas que debemos evitar con nuestro bebé

4 Cosas que debemos evitar con nuestro bebé

Los bebés se deben coger, portear y abrazar, primero, porque lo necesitan y, segundo, porque el disfrute es infinito para los padres. ¿ Qué cosas son las que no hacemos bien?

Como padres, siempre queremos lo mejor para nuestros hijos. Hay cosas que, aunque se han hecho “siempre”, vale la pena replantearse. Se trata de reflexionar sobre si realmente lo estamos haciendo bien o no. En la crianza de los hijos el instinto de padres nos puede ayudar muchísimo a tomar las mejores decisiones.

1. Evitar llevarlo en brazos o el porteo

Un “consejo” muy frecuente de abuelas, amigos y familiares es “no cojas al niño que se va a acostumbrar”. No hay nada peor como mamá que te digan que no hagas algo que realmente te sale de dentro, desde lo más instintivo y que es, por qué no decirlo, de lo más placentero: el contacto madre-hijo.
El contacto físico es tan necesario para el desarrollo físico y emocional como la alimentación. Y tanto uno como la otra son a demanda, es decir, se ofrecen en función de lo que el niño necesita o, en el caso del contacto físico, lo que la madre también necesita para desarrollar su rol, su instinto y fortalecer el vínculo. Podemos decir que no hay un límite en exceso, pero sí hay repercusiones negativas si este contacto escasea.
Los bebés se deben coger, portear y abrazar, primero, porque lo necesitan y, segundo, porque el disfrute es infinito para los padres. Además, el tiempo de esta necesidad intensa de contacto dura muy poco y, lamentablemente, nunca vuelve. Así es, la etapa de bebé no es infinita, es limitada, corta pero intensa. Esa semilla del contacto madre-hijo fortalece el vínculo entre ambos, favorece y estimula la lactancia materna y nutre emocionalmente a madre e hijo.
Las mochilas y los pañuelos de porteo nos pueden ayudar muchísimo. Eso sí, hay que tener en cuenta que no debemos portear ni cargar en brazos al bebé si estamos cocinando o llevando cosas peligrosas, como sustancias tóxicas o bien calientes.

2. Zarandear al bebé

Los bebés son muy frágiles y los movimientos bruscos pueden generar lesiones, en ocasiones graves. Algunas personas piensan que el zarandeo puede calmar al bebé, otras creen incluso que le puede llegar a gustar y otras lo pueden realizar porque llegan a impacientarse y se dejan llevar por el nerviosismo.
Es una práctica muy peligrosa que se cataloga como una forma de maltrato infantil ya que puede causar lesiones cerebrales y oculares internas que son conocidas como el “síndrome del bebé sacudido o zarandeado”. Es la causa más frecuente de traumatismos craneoencefálicos graves en el lactante, antes del año.
Es un fenómeno que se presenta con mayor frecuencia en menores de seis meses pero que también puede verse en bebés mayores, cuando se juega con ellos de manera imprudente, lanzándolos hacia arriba. La musculatura del cuello de los bebés y los niños menores de cinco años es muy débil para ejercer un control adecuado del peso de la cabeza. Si son sacudidos y la cabeza se zarandea rápidamente hacia delante y atrás, hace que el encéfalo se golpee contra la pared del cráneo y pueda sufrir lesiones neurológicas y oculares con sus consiguientes secuelas.

3. Dejarlo solo en el coche

Dejar a los niños pequeños en el coche no es nunca una buena opción ya que se exponen a graves peligros para su salud. En ocasiones, se puede pensar que por un recado rápido no pasa nada, pero no es así en absoluto. Las situaciones más graves son los olvidos de bebés dentro del automóvil que, en alguna ocasión, acaban con un triste desenlace.
Dejar a los niños dentro del coche es como dejarlos en el interior de un horno. La temperatura del interior de un vehículo aumenta mucho en relación con la exterior, sobre todo si le da el sol. Las lunas del coche actúan como un invernadero, de manera que atrapan la luz y el interior se calienta rápidamente. Por ejemplo, si la temperatura exterior es de 27ºC, el interior puede llegar a los 55ºC en tan sólo 10 minutos.
De este modo, a los bebés se les puede elevar la temperatura corporal hasta los 41ºC rápidamente. Una temperatura corporal tan elevada puede ocasionar un golpe de calor (cefalea y vómitos), daños cerebrales, deshidratación, convulsiones o parada cardíaca.
Para evitar “olvidos” recuerda siempre revisar la parte trasera o incluso dejar el bolso, las llaves de casa o el abrigo detrás para obligar a focalizar la atención en los asientos posteriores antes de salir del vehículo.
También es importante al llegar a casa cerrar el coche con llave y no dejarla al alcance de los más pequeños. Cuando los niños crecen, como parte de la educación vial, hemos de explicarles los peligros de quedarse atrapados dentro del coche.

Leer más

4 Cosas que debemos evitar con nuestro bebé
5 ( 1 voto )
2019-03-22T10:30:45+02:0023 febrero, 2019|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE VIDA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS SOBRE LA VIDA HUMANA, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

4 Cosas que debemos evitar con nuestro bebé
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar