2 Min de lectura | La melanosis pustulosa neonatal transitoria es una enfermedad benigna de la piel que se presenta con pústulas y vesículas. Es de causa desconocida y no necesita tratamiento.

La melanosis pustulosa neonatal transitoria es un proceso benigno no muy frecuente que aparece en el 5% de los recién nacidos de raza negra y en el 1% de raza blanca. Afecta igual a niños que a niñas. Es una enfermedad que debe ser considerada en caso de recién nacidos con lesiones pustulosas sin manifestaciones sistémicas y cuyo conocimiento es importante para evitar pruebas y tratamientos innecesarios.

Causas

La causa de la melanosis pustulosa neonatal transitoria es desconocida, y no se relaciona con una infección activa en el bebé, ni con ningún proceso inmunitario ni con tóxicos.

Síntomas

Se caracteriza por presentar pequeñas elevaciones de la piel (pústulas y vesículas) que se rompen con facilidad, dejando una zona descamada y con un tono de piel más oscuro (hiperpigmentada). Puede afectar a cualquier parte del cuerpo.
Son más frecuentes en:

  • La frente
  • La sien
  • Las mejillas
  • El cuello
  • La espalda y glúteos

Las áreas afectadas con menor frecuencia son:

  • Las palmas
  • Plantas y cuero cabelludo

Las pústulas son visibles desde las primeras horas tras el nacimiento, desaparecen en 48 horas, pero las manchitas oscuras pueden persistir algunos meses. Se sospecha que las lesiones hiperpigmentadas son un fenómeno secundario postinflamatorio.

El bebé no presenta otros síntomas, ni fiebre, ni malestar.

mujer dando crema a bebe en el pie

Estadios

  • Estadio 1: presencia de vesículas y pústulas superficiales de 1 a 10 mm, con presencia o no de eritema en la piel circundante.
  • Estadio 2: ruptura de las vesículas y pústulas, apareciendo máculas hiperpigmentadas rodeadas de descamación.
  • Estadio 3: hiperpigmentación residual que puede persistir meses.

Diagnóstico diferencial

Debemos saber diferenciar este fenómeno de otros que son graves y que pueden aparecer en el periodo perinatal cursando también con vesiculopústulas, y que requieren tratamiento específico y, en algunos casos, urgente:

  • Acné neonatorum.
  • Foliculitis pustulosa eosinofílica.
  • Sífilis.
  • Herpes simple.
  • Impétigo neonatorum o dermatitis exfoliativa infantil.
  • Escabiosis neonatal.
  • Psoriasis pustulosa.
  • Candida albicans.

Evolución y tratamiento

Se resuelve completamente sin tratamiento. Es un trastorno asintomático, que no genera molestias al bebé, y autolimitado, pero se debe siempre realizar el diagnóstico diferencial con infecciones graves.

Lo que debes saber…

  • Es una alteración benigna de la piel y se resuelve completamente sin tratamiento.
  • Se ha de diferenciar este fenómeno de otros que son graves y que pueden aparecer en el periodo perinatal con vesiculopústulas pero que requieren tratamiento específico y, en algunos casos, urgente.
  • La causa de la melanosis pustulosa neonatal transitoria es desconocida, y no se relaciona con una infección activa en el bebé, ni con ningún proceso inmunitario ni con tóxicos.

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical