2 Min de lectura | El tumor de Wilms en la gran mayoría se desconocen sus causas. Es el tumor renal más frecuente en la infancia.

Resumen del contenido

Causas

El tumor de Wilms es la forma más común de cáncer del riñón en la infancia y su causa exacta en la mayoría de los niños se desconoce.

La ausencia del iris (aniridia) es un defecto congénito que puede estar asociado con el tumor de Wilms. Defectos en las vías urinarias y tener una asimetría corporal importante (hemihipertrofia) pueden estar ligados a mayor riesgo de padecer un tumor de Wilms.

Es más común entre algunos hermanos y gemelos, lo cual sugiere una posible causa genética.

La enfermedad aparece en 1 de cada 200.000 a 250.000 niños. La edad más frecuente de aparición son los tres años y no suele afectar a niños mayores de ocho.

Síntomas

El niño presenta mal estado general, dolor abdominal con estreñimiento y vómitos. La tensión puede estar elevada y se puede acompañar de fiebre. En algunos casos se puede observar el aumento progresivo de un solo lado del cuerpo. La orina de color anormal (por presencia de sangre) puede estar asociada a esta enfermedad.

El Pediatra, mediante la palpación abdominal toca una masa que es el tumor.

Se utilizan pruebas como la ecografía, TAC, analíticas y las radiografías para estudiar el tamaño del tumor y ver si se ha diseminado.

Tratamiento

Una vez diagnosticado el tumor se debe evitar la palpación o presión sobre el abdomen del niño para no causar más lesiones.

En función del estado del tumor, el tamaño y la diseminación se pautará un tratamiento u otro.

Los tratamientos habituales son: la extirpación del tumor mediante cirugía, quimioterapia y radioterapia.

Si el tumor no se ha diseminado los niños se curan completamente en un 90%.

 

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical