2 Min de lectura | La sepsis es una infección de la sangre en bebés recién nacidos que suelen contagiarse en el momento del parto. Descubre todos los detalles de esta enfermedad.

¿Qué es?

La sepsis neonatal es la infección de la sangre que ocurre en un bebé de menos de 90 días. Se llama sepsis precoz a la que aparece en el primera semana de vida, y tardía, a la que ocurre entre la primera semana y los tres meses.

Causas

Es causada por bacterias: estreptococo, listeria, E. coli. En la sepsis de aparición temprana los factores de riesgo son los siguientes:

  • Madre colonizada en el embarazo por el estreptococo del grupo B
  • Parto prematuro
  • Infección de la placenta y líquido amniótico durante el embarazo (corioamnionitis)
  • Rotura de la bolsa durante más de 24 horas antes del parto

En la sepsis de aparición tardía los factores de riesgo son:

  • Tener un vía endovenosa durante mucho tiempo (en los bebés ingresados en la UCI neonatal)
  • Estar hospitalizado durante un periodo de tiempo largo

Síntomas

Los síntomas principales son el mal estado general, rechazo de la alimentación y mala regulación de la temperatura (fiebre o hipotermia). También pueden aparecer: hipoglucemia, vómitos y diarrea, apnea, ictericia, pulso lento y convulsiones.

La afectación es global. La caída de la tensión arterial ocasiona el shock. Esto es el inicio del daño en los diferentes órganos del cuerpo: riñones, hígado, pulmones y sistema nervioso central.Normalmente la confusión o el delirio y la hiperventilación pueden ser los primeros signos de sepsis.

Diagnóstico

Se han de realizar una analítica de sangre y un cultivo de la misma para observar signos de infección y el crecimiento de la bacteria que origina la infección para poder combatirla adecuadamente. También se analiza el líquido cefalorraquídeo, orina y secreciones respiratorias.

Tratamiento

Si se sospecha una sepsis se debe ingresar al niño en una unidad de cuidados intensivos (UCI) e iniciarse, sin demora, terapia con antibióticos intravenosos de “amplio espectro”, es decir, capaces de  destruir un abanico amplio de bacterias). Cuando se analiza el germen que ha producido la sepsis se pone el tratamiento más preciso.

Si el niño está muy grave puede necesitar ayuda para respirar, oxígeno, líquidos intravenosos y medicamentos que aumenten la presión arterial. La tasa de mortalidad puede ser de hasta el 60% en los niños inmunodeprimidos.

Prevención

Se debe realizar un cultivo vaginal y rectal a todas las embarazadas durante las últimas semanas del embarazo para detectar la presencia del estreptococo del grupo B. Si la madre es positiva se deberá poner tratamiento antibiótico endovenoso a la madre durante el parto para evitar que el recién nacido se infecte a su paso por el canal del parto. Si la madre «rompe aguas» más de 24 horas antes del nacimiento del bebé también deben administrarse antibióticos.

Cuándo acudir al Pediatra

Todo bebé menor de tres meses con mal aspecto, fiebre y rechazo de la alimentación debe acudir a urgencias pediátricas para descartar una sepsis.

 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical