Es necesario que verifique su email para continuar. Por favor, revise su bandeja de entrada
Su email se ha verificado correctamente
Validación de email incorrecta
Su perfil se ha guardado correctamente
La dirección de correo electrónico ya está registrada. Debe asociar la cuenta desde su perfil.
Cuentas enlazadas correctamente.
No ha sido posible enlazar las cuentas.
 

Cuando acudir al pediatra

Cuando acudir al pediatra

Principales motivos de consulta Llanto: el llanto es la manera natural de comunicarse de los bebés cuando tienen alguna necesidad vital o molestia: hambre, frío, calor, sed, pañal sucio… Normalmente, una vez solucionado el problema, el bebé queda tranquilo. El […]

Principales motivos de consulta

  • Llanto: el llanto es la manera natural de comunicarse de los bebés cuando tienen alguna necesidad vital o molestia: hambre, frío, calor, sed, pañal sucio… Normalmente, una vez solucionado el problema, el bebé queda tranquilo. El llanto que preocupa a los pediatras y que deber ser un motivo para ir a la consulta es el llanto que no se calma con nada: ni con el pecho, cogerlo en brazos, chupete, balanceo… O bien un llanto que los padres perciben como poco habitual, y que no puede ser consolado como de costumbre. Por otro lado, si su llanto es apagado o débil o inusualmente agudo, tal vez esté muy enfermo. También puede suceder lo contrario: si parece estar molesto y, aunque no llore, se le ve más inactivo de lo habitual y cuesta despertarlo, tiene que ser evaluado por un pediatra.
  • Cambios de humor: un bebé contento y tranquilo es poco prob
    Cuándo ir al pediatra

    able que esté enfermo o, si lo está, no es grave. Si el niño está muy apagado, triste o excesivamente somnoliento deber ser visitado.

  • Apetito: es probable que un bebé que se cansa fácilmente de mamar o pierde interés en la lactancia o en la alimentación, esté enfermo. Otros signos de alarma son el vómito y el aumento de regurgitaciones.
  • Deposiciones: un bebé sano debe mojar unos seis pañales al día y debe tener un hábito deposicional regular (cada bebé es diferente: unos hacen caquita cuando comen y otros cada cuatro días). Si la barriguita del bebé no está dura, se siente bien y come adecuadamente no debe preocupar. Sin embargo, si el bebé deja de orinar en más de 12 horas o realiza heces blancas, negras o con sangre hay que llevarlo al pediatra.
  • Dificultad al respirar: si la respiración del bebé es fatigosa o tiene dificultad para respirar, hay que buscar ayuda de inmediato.
  • Fiebre: la presencia de fiebre en un bebé es señal de que está enfermo, pero la fiebre sola no es, por lo general, motivo de preocupación. Un bebé puede tener poca fiebre y estar muy enfermo o fiebre alta y tener una enfermedad leve. Sin embargo, si el bebé tiene menos de tres meses, si la fiebre cuesta que baje con antitérmicos o bien si el niño tiene mal aspecto, hay que ir a visitar al pediatra de inmediato. Si es un niño mayor de tres meses y tiene fiebre pero tiene buen aspecto, está contento y le va bajando la fiebre con las medicinas habituales, obsérvalo durante un día para ver si manifiesta algún otro síntoma y consulta con tu pediatra.

De todos modos, si aún así nos quedamos con dudas, hay que llamar al pediatra. Es importante que los padres estén tranquilos y nunca está de más consultarlo con el especialista. Después de todo, lo estás haciendo por el bien del bebé.
 

Consejos a la hora de ir al pediatra

Cuándo ir al hospital

Los padres deben saber cuándo ir a urgencias de un hospital para que valoren a su hijo. Aquí explicamos las causas más frecuente de urgencias pediátricas:
 

  • Problemas respiratorios: si el niño no puede respirar, hace ruidos inspiratorios o espiratorios o tiene los labios amoratados o la piel muy pálida hay que acudir de inmediato a un centro hospitalario para descartar los diagnósticos más frecuentes: bronquiolitis, bronquitis, asma, laringitis o neumonía.
  • Fiebre: de más de una semana de evolución o bien cuando esta se acompaña de manchas rojas (petequias) o con un mal estado general del niño.
  • Vómitos y diarrea que no ceden en más de 24 horas, sobre todo cuando se acompañan de signos de deshidratación: ausencia de baba, piel seca, ojos hundidos, somnolencia o irritabilidad y no orinar.
  • Traumatismos: en especial los traumas craneales en menores de 5 años, las posibles fracturas en extremidades o los traumatismos abdominales o torácicos de mucha intensidad. Aunque parezca que el golpe haya sido pequeño, si el niño se queja, tiene que ser visitado de urgencia.
  • Cortes o heridas en la piel que necesiten sutura (puntos).
  • Llanto incesante en el bebé que no calma.
  • Sospecha de intoxicación por medicamentos o productos de limpieza, de ingesta de un cuerpo extraño (por ejemplo, tragarse una pila, un alfiler, un moneda…) o lesión ocular.
 
 
Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical
 

Leer más
Cuando acudir al pediatra
5 ( 1 voto )
2018-06-10T18:33:20+00:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Cuando acudir al pediatra
5 ( 1 voto )
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar