Salud Familiar | Mayores | Neuropsiquiatría y geriatría |

Diagnóstico del deterioro cognitivo

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

Ante la sospecha de demencia es necesario confirmarlo ayudándose de un familiar o cuidador principal. Es fundamental la participación de la familia desde el inicio, incluso como parte clave para descubrirla.
 
El diagnóstico de demencia es fundamentalmente clínico, mediante la realización de la historia clínica y los test psicométricos, hablándose de un diagnóstico de probabilidad.
 
Es fundamental la realización de una historia clínica en la que conste la forma de comienzo del deterioro, el tiempo y la forma de evolución, los síntomas iniciales y la sintomatología actual. Es esencial que en dicha recopilación de información el paciente venga acompañado por una persona de su entorno inmediato (informador) que pueda dar fe de los cambios conductuales experimentados por el paciente desde el inicio del cuadro clínico hasta el momento actual.

Salud Mayores. Neuro-psiquiatría en geriatría. Deterioro cognitivo. Diagnóstico .Instrumentos de valoración

 

La exploración física debe incluir peso, frecuencia cardíaca y tensión arterial, para obtener datos basales que puedan compararse con las determinaciones posteriores, así como la exploración física básica (exploración cardíaca, respiratoria, abdominal, etc.).

 

La extensión de la exploración física estará determinada por los datos de la anamnesis y deberá incluir siempre una exploración neurológica lo más completa posible.

 

La valoración neuropsicológica es una de las actividades más importantes en el proceso diagnóstico de las demencias. Esta valoración se realiza a partir de:

 

  • Escalas breves cognitivas. Los instrumentos de criba son pruebas cortas, accesibles, de aplicación rápida y sin necesidad de grandes instrucciones, que aportan una información inicial y valiosa sobre la afectación de áreas como la memoria (inmediata y diferida) el lenguaje, las praxias, el pensamiento abstracto, etc.
  • Escalas de evaluación funcional. Permiten estimar el impacto del deterioro cognitivo sobre la conducta cotidiana y las actividades de la vida diaria, tanto instrumentales como básicas.
  • Baterías neuropsicológicas breves y amplias. En realidad son escalas cognitivas extensas que sistematizan una evaluación general del estado mental. Aplicadas por especialistas permiten valorar qué áreas son las más afectadas y permiten sistematizar los diferentes tipos de demencia, además de valorar componentes de depresión o ansiedad.

Las pruebas complementarias que se recomienda realizar son básicamente para excluir las causas tratables.
 
Como pruebas complementarias se debe realizar una analítica de sangre y de orina. Se debe realizar una bioquímica sérica completa que incluya glucosa, función renal y hepática, función tiroidea y vitamina B12. Es poco frecuente que la demencia se deba al hipotiroidismo o a un déficit de vitamina B12, pero ambos son trastornos  frecuentes para los que habría que instaurar tratamiento. Debe realizarse también un hemograma completo, serología de sífilis si el paciente tiene factores de riesgo específicos (la Sociedad Española de Neurología recomienda su realización rutinaria) y un análisis elemental de orina.
 
Como técnicas de neuroimagen se utilizan tanto técnicas de imagen estructural (tomogSalud Mayores. Neuro-psiquiatría en geriatría. Deterioro cognitivo. Diagnóstico .Instrumentos de valoraciónrafía axial computadorizada —TAC— o resonancia magnética nuclear —RMN—), o técnicas de imagen funcional (tomografía por emisión de positrones —PET— y tomografía computadorizada por emisión de fotón único —SPECT—).
 
Con estos resultados se podrá realizar un diagnóstico diferencial de otros cuadros que puedan causar alteraciones cognitivas como son fundamentalmente el síndrome confusional agudo (éste básicamente por la clínica) y la depresión.
 
Una vez que se establezca el diagnóstico de sospecha de demencia, el médico, preferiblemente un especialista (geriatra, neurólogo), realizará un diagnóstico etiológico, es decir, buscará en ese paciente la causa más probable de entre las numerosas enfermedades que pueden causar demencia. Existen unos criterios de cumplimiento consensuados internacionalmente para las causas más importantes.
 
Posteriormente establecerá un grado de severidad que sirve para conocer el pronóstico, controlar la evolución, predecir la respuesta a los tratamientos y planificar y tomar decisiones.
 
En un futuro muy cercano podrán aparecer marcadores biológicos de determinadas demencias. En este sentido, la enfermedad de Alzheimer es la más ampliamente investigada y sobre la cual se han postulado auténticos marcadores diagnósticos. Se está trabajando sobre los posibles marcadores genéticos y otros marcadores patogénicos como ciertas proteínas en sangre y en líquido cefalorraquídeo, como puede ser la proteína betaamiloide.

 
 
Dra. Montse Queralt

Especialista en Medicina de Familia y Geriatría

Médico Consultor de Advance Medical

 

Diagnóstico del deterioro cognitivo was last modified: septiembre 26th, 2016 by canalSalud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx