Salud Familiar | Mujer | El parto |

Walking epidural

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Walking epidural
5 ( 2 votos )

Desde hace muchos siglos se ha intentado mitigar el dolor del parto. Desde la acupuntura en China, pasando por las hojas de coca en Sudamérica a la epidural en nuestra sociedad actual, se trata de técnicas que se han utilizado y se utilizan para tal fin. El paso de andar de cuatro patas a la bipedestación hizo cambiar la forma de las caderas, estrechando la pelvis y además aumentó el tamaño del cráneo humano. Esto dificulta el parto y produce dolor. Conozcamos en que consiste la nueva técnica de anestesia : Walking epidural

LO QUE DEBES SABER…

 

  • Tras 20-30 de administrarse la paciente puede deambular y será capaz de moverse por la habitación, hacer ejercicios con la pelota para favorecer el descenso de la cabeza fetal y podrá ir ella al baño sin necesidad de que se le coloque una sonda vesical.
  • La walking epidural es eficaz cuando se administra en las primeras horas de la primera fase del parto ya que si se hace cuando hay una dilatación avanzada el efecto es mucho menor.
  • LEs una técnica muy segura tanto para la madre como para el feto.

 

Diferencias entre la anestesia walking epidural y la epidural tradicional

La epidural es un tipo de anestesia que se puede administrar cuando el parto está en su fase activa, con contracciones regulares, y una dilatación mínima de 2-3 cm con un cuello acortado y con la cabeza del feto que bien insertada en la pelvis. Para administrar este tipo de anestesia la paciente debe colocarse sentada o bien tumbada de lado y el anestesista coloca un catéter entre dos vértebras en el espacio peridural, es decir, por fuera de la médula espinal y de la duramadre, que es una de las membranas que recubren la médula. Se deja un catéter en este espacio para poder ir administrando más dosis de anestesia a lo largo del trabajo de parto si la paciente lo necesita.

La anestesia epidural tradicional utiliza unos fármacos que duermen las fibras sensitivas (las que llevan el dolor hacia el cerebro) y las motoras (las que permiten mover las extremidades). En la walking epidural se combinan fármacos opiáceos con los anestésicos, que sólo afectan a las fibras sensitivas y por eso se mantiene la movilidad de las piernas.

Al igual que la anestesia epidural tradicional la walking epidural tarda unos 20 minutos en hacer efecto y por ello durante este tiempo se mantiene a la paciente acostada. Después de 20-30 minutos si la paciente lo desea y después de que el anestesista le haga un pequeño test, puede deambular y será capaz de moverse por la habitación, hacer ejercicios con la pelota para favorecer el descenso de la cabeza fetal y podrá ir ella al baño sin necesidad de que se le coloque una sonda vesical.

El dolor del parto es diferente en la primera fase del mismo, la de dilatación, que en la segunda, la fase de expulsivo. La walking epidural es eficaz cuando se administra en las primeras horas de la primera fase del parto ya que si se hace cuando la paciente ya tiene una dilatación avanzada el efecto es mucho menor.

De todas formas, algunos estudios aseguran que el 40% de las mujeres a las que se les administra la walking epidural optan por no caminar durante la dilatación y que en la fase de expulsión solo en el 11% deambulan.
 

 

¿Tiene contraindicaciones la walking epidural?

Las contraindicaciones de esta anestesia son las mismas que para la epidural convencional. A las mujeres que tengan un problema de plaquetas bajas o bien un trastorno de la coagulación probablemente no se les pueda aplicar esta anestesia por el riesgo de sangrado dentro de la columna vertebral. Además, las mujeres que presenten una infección activa también la tienen contraindicada por el riesgo de extender la infección hacia el sistema nervioso central. En mujeres con una gran desviación de la columna o bien con poco espacio entre las vértebras puede ser difícil para el anestesista encontrar el espacio adecuado para poder administrar la medicación.

Es una técnica muy segura tanto para la madre como para el feto pero en ocasiones después de la administración de los fármacos la paciente puede marearse por una hipotensión arterial y el latido fetal puede bajar el ritmo cardíaco por la misma hipotensión. Más raramente y al cabo de 24-48h puede aparecer dolor de cabeza que obligue a la madre a permanecer tumbada algunos días.
La walking epidural tiene además una incidencia más alta de náuseas que la epidural tradicional y de pacientes que refieren picor en la barriga por efecto del fármaco opiáceo.

 

 

Dra. Inés Bombí

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico colaborador de Advance Medical

 

Walking epidural was last modified: enero 15th, 2018 by Canal Salud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre