4 Min de lectura | El embarazo es el periodo comprendido entre la fecundación de un óvulo y el nacimiento del recién nacido. En la raza humana este periodo es de unos nueve meses.

Los embarazos se datan desde el primer día de la última regla y se calcula la fecha probable del parto 40 semanas más tarde. Según estas cuentas se incluye en este cálculo un periodo inicial, que en mujeres con ciclos regulares es de dos semanas, en el que la mujer todavía no está embarazada, pero habitualmente la fecha de la última menstruación es el único dato del que se dispone para datar la gestación. En los casos en que conocemos la fecha de concepción se trataría de sumar 38 semanas a esa fecha.

El embarazo también lo dividimos por trimestres, porque cada uno de ellos tiene sus connotaciones diferentes:

El primer trimestre

Los 3 primeros meses o contando en semanas desde la concepción hasta la semana 13-14, es el que más riesgo tiene de pérdidas de embarazo, abortos espontáneos que son frecuentes en este trimestre pues son embarazos fruto de embriones con algún defecto cromosómico o anatómico que no le permite seguir desarrollándose con normalidad más allá de las primeras semanas.

Es el periodo en el que se formarán todos los órganos fetales, que estarán completos al finalizar este trimestre.

También asociamos esta franja del embarazo con la más incómoda para la gestante, pues es durante estas primeras etapas en las que se manifiestan las náuseas y vómitos del embarazo.

Segundo trimestre

Es el periodo central, desde la 13-14 a la 26-28 semanas, durante el cual el feto básicamente crece y gana peso, la formación de todos sus órganos se ha completado durante el primer trimestre, la madre se encuentra mejor de la sintomatología inicial y todavía no acusa las molestias del final de embarazo.

El tercer trimestre

Son las últimas semanas, en las que el feto ya ha adquirido un considerable peso y volumen responsable de las molestias que refieren las gestantes por el hecho de acarrear ese peso con ellas.

Durante el tercer trimestre el feto madura sus órganos para que se puedan adaptar a la vida exterior, dejará de alimentarse y respirar por el cordón umbilical para hacerlo directamente por vía oral y respiratoria. Es el periodo a partir del cual el feto es viable en el exterior, por lo que se aconseja no hacer grandes viajes ni actividad física intensa.

En cualquier caso, si hacemos el esfuerzo de ser precisos en los cálculos, los nueve meses y las 40 semanas desde la última regla, o las 38 a partir de la concepción coinciden en la misma fecha estimada para el parto.

Mujer embarazada tumbada sobre una cama con las manos apoyadas sobre el vientre

Cómo se calcula el embarazo

Popularmente, se calcula el embarazo en meses y los ginecólogos lo calculamos en semanas y es muy frecuente que las cuentas de unos y otros no coincidan. El motivo por un lado son esas dos semanas de decalaje, que no hay que tener en cuenta, y por otro que comúnmente equiparamos los meses a cuatro semanas, cosa imprecisa, pues la mayoría de meses tienen 30 o 31 días, que no equivalen a cuatro semanas.

Además, la mayoría de las gestantes dan a luz en los tres o cuatro días anteriores o posteriores a esa fecha estimada, que es cuando se cumple la semana 40. Pero también las hay que se adelantan o retrasan dentro del periodo que consideramos normal para un parto a término.

  • Antes de la semana 37 se considera parto prematuro (presentan el riesgo de la inmadurez del feto que, aunque tenga todos sus órganos formados, no está preparado para su vida fuera el vientre materno antes de tiempo)
  • Después de la semana 42 se considera un postmaduro (presentan más frecuentemente complicaciones fetales por el envejecimiento de la placenta)

Ambos casos suponen un riesgo para el recién nacido y conviene evitarlos. Cuanta más prematuro, más problemas puede presentar el feto. Se han dado casos de prematuros extremos, de medio kilo y 24-25 semanas, que han llegado a sobrevivir, pero frecuentemente presentan problemas de salud graves. Por lo que cuantas más semanas en el útero materno, mejor, hasta llegar al término de las 37-38 semanas.

CALCULA TU PRECIO


Lo que debes saber:

  • El embarazo es el periodo comprendido entre la fecundación de un óvulo y el nacimiento del recién nacido.
  • Se datan los embarazos desde el primer día de la última regla y se calcula la fecha probable del parto 40 semanas más tarde.
  • El embarazo se suele dividir por trimestres, porque cada uno de ellos tiene sus connotaciones diferentes.

 

Dra. Natalia Garcia Montaner
Especialista en Ginecología y Obstetricia
Médico colaborador de Advance Medical