Visitas al médico en el tercer trimestre de embarazo

////Visitas al médico en el tercer trimestre de embarazo

Visitas al médico en el tercer trimestre de embarazo

Al igual que durante todo el embarazo, las visitas al médico durante el tercer trimestre deben seguir realizándose. Cambiarán los estudios solicitados o la frecuencia, pero no disminuye su importancia.

Las visitas al médico en el tercer trimestre se siguen haciendo mensuales hasta el último mes o mes y medio de embarazo, en que se realizan primero quincenalmente y luego semanalmente.

Deben realizarse controles de peso y tensión todas las visitas al médico. En caso de pacientes con grupo sanguíneo Rh negativo se indica la administración intramuscular de la gammaglobulina antiD (o vacuna del Rh) entre las semanas 28 y 29.

A las 32-35 semanas se realiza la ecografía del tercer trimestre, donde debe valorarse si el crecimiento fetal es el esperado, el líquido amniótico y la placenta. Se repasa además la morfología fetal por si aparece alguna alteración no detectable a las 20 semanas.

Debe realizarse también una analítica de sangre en el tercer trimestre del embarazo, con un hemograma para valorar si hay una anemia y las plaquetas para saber que estén correctas de cara al parto. La coagulación y las plaquetas son imprescindibles antes de un parto para conocer el estado de la paciente, saber si hay más riesgo de sangrados y si hay alguna contraindicación para una anestesia peridural.

En una de las visitas al médico hacia el octavo mes se realizan los cultivos vaginal y rectal. Esta prueba consiste en tomar una muestra de flujo vaginal y del recto para analizar si existe una colonización por la bacteria Streptococo Agalactiae. En caso de dar positivo alguno de los cultivos para esta bacteria debe administrarse antibiótico durante el parto para evitar complicaciones fetales.

En las últimas visitas al médico se realiza también registros cardiotocográficos (o test no estresante o monitorización fetal). En esta prueba se coloca a la gestante en una camilla y se colocan 2 transductores sobre el abdomen sujetados por correas. Uno de estos transductores mide la presión en la zona superior del útero y por tanto refleja si se produce alguna contracción durante la exploración. El otro transductor (el que suele estar situado más bajo), mide el latido cardíaco fetal por ultrasonidos. Estas mediciones se reflejan en un papel cuadriculado de forma que según el patrón de latido y de dinámica uterina el especialista puede determinar si existe riesgo de pérdida de bienestar fetal.

 

Dra. Inés Bombí

Especialista en Ginecología y Obstetricia

Médico consultor de Advance Medical

2018-06-20T11:51:28+02:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.