< 1 Min El crecimiento se desacelera bastante aunque es continuo y sigue un ritmo estable que valora el Pediatra mediante las curvas de crecimiento.   La ganancia de talla y peso mensual oscila alrededor de los 200 gr de peso y un […]

El crecimiento se desacelera bastante aunque es continuo y sigue un ritmo estable que valora el Pediatra mediante las curvas de crecimiento.

 

La ganancia de talla y peso mensual oscila alrededor de los 200 gr de peso y un centímetro de longitud al mes.

 

Como el niño se mueve más el gasto calórico es más importante.

 

El cuerpo empieza a semejarse más al de un niño dejando atrás las formas de bebé. Las piernas están fuertes y estiradas al caminar y la cabeza ya no es tan grande en comparación con el cuerpo.

 

 
Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical