< 1 Min ¿Qué es? Es una de las causas más frecuentes de muerte infantil por intoxicación. La gravedad depende de la cantidad ingerida y su acceso es fácil porque los comprimidos parecen caramelos.   La dosis tóxica es mayor de 60 mg […]

¿Qué es?

Es una de las causas más frecuentes de muerte infantil por intoxicación. La gravedad depende de la cantidad ingerida y su acceso es fácil porque los comprimidos parecen caramelos.

 

La dosis tóxica es mayor de 60 mg por kilo de peso.

Causa

La intoxicación es debida a la ingestión accidental.

Síntomas

El hierro es un corrosivo de la mucosa digestiva y produce daño directamente en las células cuando se acumula.

 

En las primeras 6 horas tras la intoxicación produce náuseas, vómitos y dolor abdominal. En los casos más graves puede producir sangrado con las heces o con los vómitos (hematemesis).

 

Puede causar hipotensión y somnolencia.

Diagnóstico

Puede ser útil la radiografía simple porque los comprimidos son radiopacos y pueden verse en el tracto digestivo.

Tratamiento

Se debe dar un correcto tratamiento de soporte y sintomático y se debe provocar el vómito con jarabe de ipecacuana. El carbón activado y el lavado gástrico no son eficaces.

 

Como antídoto se usa la deferoxamina.

 

 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical