Cuerpo y Mente | Deporte y Salud |

Deporte y cuidado del pecho

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Deporte y cuidado del pecho
5 ( 1 voto )

El pecho es una parte delicada de la anatomía de una mujer por lo que debe tenerse siempre en consideración incluso cuando realizamos ejercicio.

 

LO QUE DEBES SABER

 

  • Correr sin una adecuada sujeción de las mamas puede provocar incomodidad e, incluso, molestias y dolor ocasionados por el movimiento del pecho.
  • Es esencial practicar deporte con un sujetador adaptado al nivel del tamaño del pecho y con los elementos de protección necesarios, como el almohadillado.
  • Al trabajar la musculatura pectoral, es importante conocer cuál es nuestro nivel y aumentar el peso de forma progresiva para evitar lesiones.

Las diferencias entre sexos

El pecho de una mujer es músculo pero también contiene grasa y tejido glandular. Por este motivo, tanto el tamaño como la forma del pecho femenino es radicalmente distinto al del hombre, al igual que sus funciones, claro está.

Deportes de impacto, perjudiciales para las mamas

Los deportes que implican impacto, como las artes marciales o el boxeo, suponen un elevado riesgo de lesión. Una patada o un golpe seco en una mama pueden suponer una lesión funcional. Bien es cierto que en el mercado existen petos y artículos que dan una protección adicional al pecho evitando al máximo los efectos de los impactos que van asociados a este deporte. De todos modos, la mejor protección es una buena técnica por lo que seguir al pie de la letra las indicaciones de los profesores y entrenadores resulta de gran ayuda.

El riesgo de correr

Sin embargo, no sólo los deportes de impacto implican probables lesiones sino que simplemente el hecho de correr es una actividad que, tras diversos estudios, se ha constatado que si se realiza sin una adecuada sujeción de las mamas, puede conllevar problemas en lo que se conoce como “ligamentos de Cooper”, que son los que se encargan de la sujeción de las mamas.

Los sujetadores deportivos

Cmujer en la playaorrer supone un movimiento de las mamas que en las mujeres puede dar síntomas no sólo de incomodidad sino también de dolor. Por ello es muy importante llevar un sujetador adaptado al nivel del tamaño del pecho y de los elementos de protección, como el almohadillado.

 

Desde hace algunos años, tanto las marcas de moda íntima femenina como las de ropa deportiva han desarrollado prendas específicas para la práctica del deporte. Los tops con sujeción o los sujetadores deportivos están a la orden del día y han ayudado a reducir sustancialmente el abandono del deporte debido a molestias o dolor ocasionado por el movimiento del pecho.

¿Cómo escoger el sujetador adecuado?

Escoger el modelo y talla adecuada es esencial para sentirse cómoda. La mama debe quedar bien recogida dentro de la copa, sin que sobresalga, y el contorno no debe apretar. Una de las recomendaciones más repetida es que, en caso de encontrar una marca y un modelo adecuados, debe mantenerse en la medida de lo posible y repetirse cuando haya que renovarlo.

Ejercicios para desarrollar la musculatura pectoral

Los ejercicios destinados a desarrollar el tono muscular ayudarán a evitar movimientos incómodos y físicamente nos ayudarán a estar en forma. Aun así, hay que tener presente que el tamaño de la mama puede ser más o menos limitante por lo que habrá que adaptarse a las condiciones físicas individuales.

 

Existen rutinas de potenciación de la musculatura pectoral útiles tanto para mujeres como para hombres. Se puede trabajar tanto con pesas libres, es decir, mancuernas o en máquinas cuyos movimientos están ya predeterminados para trabajar específicamente esa zona. En general, no son músculos que se suelen incluir en las rutinas de entrenamiento, pero fortalecer la musculatura de los pectorales no es sólo mejorar su aspecto sino que, además, ofrece protección ante la práctica de otro tipo de ejercicios o deportes.

 

También existen clases colectivas donde se realizan coreografías o rutinas y se trabajan los pectorales con o sin accesorios de pesas. En este caso, es importante conocer cuál es nuestro nivel y adaptar la clase a éste. Aunque el resto de personas utilicen accesorios de mayor peso, cada uno debe hacerlo de manera progresiva, sin cargar más peso del que pueda utilizar, ya que corremos el riesgo de lesionarnos.

 

 

Dra. Eva Ferrer Vidal-Barraquer

Especialista en Medicina del Deporte

Médico colaborador de Advance Medical

 

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre