Cambio de hábitos

Cambio de hábitos

La salud del corazón está en riesgo en caso de padecer obesidad, y a pesar de que existen factores que predisponen a ella que no podemos controlar, otros sí son modificables, como son la dieta y la actividad física.   […]

La salud del corazón está en riesgo en caso de padecer obesidad, y a pesar de que existen factores que predisponen a ella que no podemos controlar, otros sí son modificables, como son la dieta y la actividad física.

 

LO QUE DEBES SABER…

 

El aporte calórico influye en la obesidad y, consecuentemente, en la salud cardiovascular, no sólo con respecto a la cantidad de la ingesta sino también a su calidad. El sobrepeso y la obesidad pueden corregirse en parte tanto disminuyendo el aporte calórico, comiendo menos, como modificando los hábitos de alimentación.

La dieta Mediterránea

Se ha demostrado que la dieta mediterránea, más rica en pescado, cereales, frutas y verduras, disminuye el riesgo cardiovascular frente a las dietas más ricas en carnes, hidratos de carbono y grasas. Para una mejor salud cardiovascular es recomendable incluir frutas y verduras en la dieta diaria, tomar cereales, aumentar el consumo de carne blanca y pescado azul frente a la carne roja, disminuir el consumo de sal y potenciar la ingesta de agua con las comidas. El aceite de oliva, los cereales y los frutos secos son ricos en ácidos grasos insaturados, que previenen la aparición de enfermedades cardiovasculares al disminuir las cifras de colesterol total, a diferencia de los ácidos grasos saturados que se encuentran en la carne, la grasa y los lácteos. El pescado, especialmente el azul, es rico en ácidos omega-3, que han demostrado tener un papel cardioprotector. Las frutas y verduras son ricas en vitaminas y minerales, que tienen un potente efecto antioxidante, lo cual reduce la arterioesclerosis. Los cereales integrales y las legumbres son ricos en fibras, que disminuyen los niveles de colesterol y ayudan a regular la tensión arterial. Conviene recordar que el alcohol es una fuente de calorías no despreciable.

 

Es importante tener en cuenta que para realizar una dieta hipocalórica y bajar de peso no se puede hacer de manera drástica, sino que debe ser un descenso de peso progresivo y conservando luego los hábitos alimentarios saludables para mantener un peso adecuado a largo plazo. Conviene que las dietas sean controladas siempre por un profesional médico.

La importancia de la actividad físicaobesidad y deporte

El otro pilar para disminuir peso y consecuentemente reducir el riesgo cardiovascular es la actividad física. La práctica de esta debe ser moderada, adecuada a cada persona y constante. Realizar una actividad física moderada ya desde la infancia e inculcar la necesidad de proseguirla en la vida adulta disminuye el riesgo cardiovascular. Se puede empezar realizando pequeños cambios en la vida diaria, como subir escaleras en vez de coger el ascensor, caminar cada día un poco para ir a trabajar o bajarse una parada antes en el metro o el autobús.

 

Se recomienda una actividad física diaria de unos 30 minutos de duración. Con respecto a las actividades aeróbicas (nadar, correr, ir en bicicleta, remar), se recomienda que se hagan entre 3 y 5 veces por semana durante unos 20 minutos con una intensidad del 60-90% de la frecuencia cardíaca máxima (FCM), que se calcula restando la edad a 220. La actividad física anaeróbica (pesas, musculación) se recomienda unas 2-3 veces a la semana.

 

Así pues, el sobrepeso y la obesidad predisponen a la aparición de una serie de enfermedades que van minando progresivamente la salud del corazón, entre otras consecuencias. Dado que en gran medida son debidos a factores modificables, la dieta y la actividad física, es esencial mantener unos buenos hábitos alimentarios y realizar actividad física regularmente para que nuestro corazón se pueda mantener joven y sano durante el mayor tiempo posible.

 
 
Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Leer más
Cambio de hábitos
Valora este artículo
2018-06-10T18:37:04+00:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE TECH S.A., como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Cambio de hábitos
Valora este artículo
Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar