Enfermedades | Dermatológicas |

Neurofibromatosis

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

LO QUE DEBES SABER…

 

  • También conocida como enfermedad de Von Recklinghausen es una enfermedad genética, que provoca alteraciones de la piel.
  • Se manifiesta de forma distinta en cada persona pero la más común son manchas en la piel.
  • Puede suponer un trastorno extremadamente grave y desfigurante.

¿Qué es?

La neurofibromatosis tipo I o enfermedad de Von Recklinghausen es una enfermedad genética, que puede ser hereditaria o incluso aparecer en personas sin familiares afectados por ella. Puede comportar alteraciones de la piel con una repercusión estética importante, e incluso malformaciones o tumores internos.

¿Cómo se manifiesta?

NeurofibromatosisAl nacer y en los primeros años de vida la neurofibromatosis puede manifestarse sólo con unas manchas típicas en la piel, las llamadas “manchas café con leche”. Se denominan así porque tienen un característico color marrón claro, generalmente tienen una forma oval y están distribuidas por cualquier zona de la piel. Con el tiempo, aparecen en la piel otras manchas, así como los neurofibromas, tumoraciones o bultos de consistencia blanda, que pueden ser desde unos pocos hasta centenares, ocasionando un impacto estético considerable. Además, la neurofibromatosis puede provocar alteraciones en los ojos, en el sistema nervioso y en otros órganos internos.

Diagnóstico

En general la diagnostican los dermatólogos o los pediatras, basándose en una suma de criterios clínicos. Los pacientes deben presentar dos o más de estos criterios:

 

  • Seis o más manchas café con leche, mayores de 5 milímetros en niños antes de la pubertad y mayores de 15 milímetros en niños que han pasado la pubertad.
  • Dos o más neurofibromas.
  • Signo de Crowe (pecas en las axilas o las ingles).
  • Glioma, un tipo de tumor neural, afectando al nervio óptico.
  • Dos o más nódulos de Lisch (manchas en el iris que debe diagnosticar un oftalmólogo).
  • Lesiones típicas en los huesos.
  • Antecedentes de neurofibromatosis tipo I en padres o hermanos.
Manifestaciones variables

 

Tener neurofibromatosis puede suponer un trastorno extremadamente grave y desfigurante, o por el contrario una alteración muy leve y poco perceptible. Esto es así porque es una enfermedad genética con manifestaciones muy variables en cada persona. Esto se denomina expresividad fenotípica de la enfermedad. El poseer la alteración genética no implica necesariamente tener una enfermedad grave.

 

Tratamiento

No existe tratamiento para curar una enfermedad genética de este tipo. Sin embargo, gran parte de las alteraciones genéticas han sido localizadas y pueden detectarse en pacientes y familiares. En un momento dado, es posible ofrecer un consejo genético a padres afectados por la enfermedad y que desean descendencia. En tal caso, debe realizarse un estudio en la familia por un especialista en el tema (genetista).

 

Por lo demás, es muy importante ofrecer a las personas afectadas por la enfermedad un control clínico exhaustivo dirigido a prevenir y detectar rápidamente sus manifestaciones. Algunas de las tumoraciones que presentan pueden extirparse, como es el caso de los neurofibromas de gran tamaño, que provocan una repercusión estética, o que comprometen con su crecimiento algún órgano vital.

 
 

Dr. Jorge Romaní De Gabriel

Especialista en Dermatología

Medico colaborador con Advance Medical
 

Neurofibromatosis was last modified: septiembre 6th, 2016 by canalSalud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx