Tumores cerebrales

3 minutos | Los tumores cerebrales son los tumores sólidos más frecuentes en los niños. Pueden ser benignos o malignos y son un amasijo de células que crecen sin control en el cerebro.

En el caso de los tumores cerebrales, si el tumor es benigno no contiene células cancerosas y, generalmente, una vez extraído, no vuelve a aparecer ni tampoco es capaz de invadir otros tejidos. No obstante pueden dar las mismas molestias que los tumores cerebrales malignos.

Los tumores cerebrales malignos contienen células cancerosas, crecen muy rápidamente e invaden los tejidos que los rodean. Pueden reaparecer después del tratamiento.

Los tumores cerebrales pueden aparecer a cualquier edad.

Causa

La mayoría de los tumores cerebrales tienen anomalías de los genes, haciendo que las células crezcan de manera no controlada.

Los niños que tienen algunas enfermedades genéticas (por ejemplo, la neurofibromatosis, la enfermedad de Von Hippel-Lindau, el síndrome de Li-Fraumeni y el retinoblastoma) tienen también mayor riesgo de desarrollar tumores del sistema nervioso central.

Los niños que han recibido radioterapia en la cabeza como parte de un tratamiento previo para otros cánceres también tienen mayor riesgo de desarrollar tumores cerebrales.

Síntomas de los tumores cerebrales

Los síntomas dependen del tamaño y la localización del tumor. Muchos de los síntomas están relacionados con el aumento de presión en la zona donde se localiza y en el cerebro, en general.

Los síntomas que causa son los siguientes:

  • Aumento de la presión intracraneal: esto causa dolor de cabeza muy intenso, vómitos (de predominio por la mañana), irritabilidad o somnolencia, depresión e incluso coma
  • Convulsiones
  • Alteraciones varias en función de la localización del tumor: alteraciones de la visión, dificultad para hablar o caminar, parálisis o debilidad de una parte del cuerpo, incapacidad de leer o escribir o cambios de personalidad
  • Problemas hormonales

El diagnóstico se realiza mediante una prueba de imagen del cerebro: TAC o Resonancia.

Tipos de tumores cerebrales

  • Gliomas: es el tumor cerebral más frecuente. Existen diferentes tipos:
  • Astrocitomas: son tumores de las células gliales llamados astrocitos. Es el tumor cerebral más frecuente en los niños y puede localizarse en cualquier punto del cerebro o médula espinal. Existen diferentes grados de agresividad
  • Gliomas del tronco del encéfalo: son tumores que afectan al tronco del encéfalo. Es más frecuente en niños en edad escolar
  • Ependimomas: son tumores de células gliales que se desarrollan en el revestimiento de los ventrículos cerebrales o de la médula espinal. En los niños se localizan con frecuencia en el cerebelo
  • Gliomas del nervio óptico: afectan a la zona de nervios que envían mensajes desde los ojos hasta el cerebro. Los niños presentan problemas de visión
  • Tumor neuroectodérmico primitivo: pueden aparecer en cualquier parte del cerebro del niño, pero los más frecuentes se localizan cerca del cerebelo. Son tumores muy agresivos que crecen muy rápido y se extienden por todo el encéfalo y la médula espinal
  • Meduloblastoma: se localizan en la línea media del cerebro. Crecen muy rápido y obstruyen la salida del líquido céfalorraquídeo por lo que producen hidrocefalia. Hacen metástasis con facilidad
  • Craneofaringioma: es un tumor benigno que aparece en la base del encéfalo, cerca de los centros que regulan las hormonas. Es típico de los adolescentes. Dan síntomas de desequilibrio hormonal: falta de crecimiento y baja estatura
  • Tumores de la región pineal: la glándula pineal controla los ciclos de sueño y vigilia. En esta región pueden desarrollarse diferentes tipos de tumores benignos o malignos

Tratamiento

El tratamiento es individualizado en función del tipo de tumor, edad del niño y extensión o localización. Es imprescindible una prueba de imagen del cerebro y médula espinal y una exhaustiva exploración del niño.

En algunas ocasiones es necesaria una biopsia del tumor antes de empezar el tratamiento.

El tratamiento de un tumor cerebral puede incluir varios puntos:

  • Cirugía: para extirparlo y eliminar la mayor cantidad de tumor posible manteniendo las funciones cerebrales
  • Quimioterapia
  • Radioterapia
  • Corticoides a altas dosis para prevenir la inflamación del encéfalo
  • Medicamentos anticonvulsivos en algunos casos
  • Derivación ventrículoperitoneal: necesaria en los casos de hidrocefalia o acumulo de líquido cefalorraquídeo. Es un tubo que conecta el cerebro con la cavidad abdominal para drenar el exceso de líquido y disminuir la presión cerebral
  • Trasplante de médula ósea: en casos aislados
  • Rehabilitación: para recuperar las capacidades motoras o cognitivas alteradas, el habla o la fuerza muscular

El pronóstico depende del tipo de tumor, la edad, la localización y la agresividad que tenga.
 

Dra. Esther Martínez García
Especialista en Pediatría
Médico consultor de Advance Medical
2018-06-26T14:30:17+02:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.