Salud Familiar | Niño | Enfermedades |

Tuberculosis

Publicado por

¿Qué es?

Es una enfermedad infecciosa causada por el bacilo Mycobacterium tuberculosis; puede afectar a varias partes del cuerpo pero tiene preferencia por el pulmón.

 

Es una enfermedad presente en nuestro medio que se está reactivando debido al SIDA y al aumento de la inmigración procedente de países con mal control sanitario.

Causas

La tuberculosis se transmite a través de personas enfermas que eliminan bacilos tuberculosos a través de la saliva (bacilíferos).

 

Los niños afectos de tuberculosis no suelen diseminar el microbio con la tos, por lo tanto, no contagian la enfermedad.

Síntomas

En los niños, en general, produce pocos síntomas, apareciendo de manera inespecífica como un episodio de fiebre y tos.

 

En pediatría se detecta a los niños infectados o enfermos cuando se encuentra una prueba de Mantoux positiva (prueba de la tuberculina): es una prueba que permite detectar la mayor parte de las infecciones tuberculosas. Consiste en una pequeña inyección que se aplica debajo de la piel del antebrazo y se valora al cabo de 2 ó 3 días la existencia o no de reacción en el sitio del pinchazo. Ésta será positiva si, el Pediatra, observa una induración mayor o igual a 5 mm en niños no vacunados con la vacuna BCG (vacuna contra la tuberculosis).

 

En los casos en que la prueba de la tuberculina sea positiva, se debe valorar si el niño está infectado o simplemente ha tenido contacto con la bacteria pero no ha desarrollado la enfermedad.

 

En algunos casos excepcionales la tuberculosis puede manifestarse como una meningitis.

Tratamiento

Los niños infectados por la tuberculosis y que desarrollen la enfermedad deben seguir un tratamiento que combina tres fármacos durante un tiempo no inferior a 6 meses.

 

Los niños que tengan la prueba de Mantoux positiva o bien, hayan tenido contacto directo con un adulto con tuberculosis, pero no hayan desarrollado la enfermedad, han de llevar a cabo una quimioprofilaxis. En estos casos se prescribe un solo antibiótico (isoniacida) durante unos meses para evitar el desarrollo de la infección en el niño.

 
 

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

 

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+TuentiMeneameEmail

Artículos relacionados

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre

TE RECOMENDAMOSx