SIDA

¿Qué es el SIDA? El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), es el estadio final de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (HIV). La infección por el HIV se desarrolla en tres fases habitualmente: la primoinfeccion o infección […]

¿Qué es el SIDA?

El SIDA (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), es el estadio final de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (HIV). La infección por el HIV se desarrolla en tres fases habitualmente: la primoinfeccion o infección aguda, una fase asintomática y la enfermedad avanzada o SIDA.

El HIV es un virus de la familia de los retrovirus, y existen dos tipos descritos el HIV-I (el más frecuente) y el HIV-II (inicialmente solo descrito en África). Normalmente la infección aguda no mata al infectado, sino que el virus permanece en el organismo y se convierte en una infección crónica que puede pasar desapercibida durante muchos años, hasta que el sistema inmunitario del individuo está muy alterado y aparecen las complicaciones.

¿Cómo se produce el SIDA?

El primer paso es el contagio. La infección se transmite entre humanos, por diferentes vías:

Enfermedades por aparatos. Enfermedades infecciosas. SIDA  

  • Como enfermedad de transmisión sexual, a través de relaciones sexuales. Es la principal vía de transmisión actual y se puede dar tanto en relaciones heterosexuales como homosexuales.
  • Transmisión por la sangre y derivados:
  • Transfusiones sanguíneas y trasplantes de tejidos contaminados: Cuando apareció la enfermedad en los años 80 y hasta que no se conoció el virus y se pudo detectar en sangre, era la vía de contagio más importante (sobretodo en pacientes hemofílicos). Con la legislación y las precauciones actuales, ya no es una vía de contagio habitual en los países desarrollados.
  • En adictos a drogas por vía parenteral: fue la principal causa de contagio durante la década de los 80 en nuestro país.
  • Pinchazo casual con material contaminado: extraordinariamente rara pero no imposible. Se puede dar en personal sanitario.
  • Transmisión materno-fetal y del lactante: el HIV se puede transmitir desde la mujer infectada al feto durante el embarazo, en el momento del parto y durante la lactancia. Esta vía de transmisión es, junto con la sexual, de especial importancia en los países en vías de desarrollo.

Enfermedades por aparatos. Enfermedades infecciosas. SIDA Una vez el virus ha infectado a una persona, se va diseminando por el organismo. El virus tiene especial apetencia por las células que expresan la molécula CD4 en su superficie, especialmente los linfocitos T CD4+ del sistema inmunitario.

 

La característica que marca la infección avanzada por el HIV es la intensa inmunodeficiencia causada cuando el número de linfocitos T CD4+ baja por debajo de ciertos límites. En esta situación aparecen las infecciones oportunistas y algunos tipos de tumores que definen el SIDA.

Síntomas

La primoinfección por el HIV suele ser asintomática (no da síntomas) pero también puede dar lugar a un cuadro de fiebre, malestar general, cansancio, adenopatías y leve hepatitis.

En la fase de infección asintomática, la persona infectada no tiene ningún síntoma aunque la infección está presente y el virus va mermando el sistema inmunitario. Esta fase puede durar de meses a varios años.

En la fase avanzada de la enfermedad o SIDA: la persona tiene los síntomas propios de las infecciones oportunistas u otras enfermedades causadas directamente por el virus que la definen. Los síntomas de estas infecciones dependen de su localización y del microorganismo que las provocan y son muy variables.

Las diferentes infecciones oportunistas que definen el SIDA son, entre otras:

 

  • Tuberculosis pulmonar o diseminada
  • Candidiasis en las mucosas (oral, esofágica, genital) o diseminada.
  • Meningitis por parásitos (Criptococo)
  • Diarreas por infección del tubo digestivo por Cryptosporidium
  • Infecciones oculares como la queratitis por Citomegalovirus.
  • Infecciones cerebrales como la toxoplasmosis cerebral.
  • Hay algunos tipos de tumores que son característicos del SIDA como el sarcoma de Kaposi o los linfomas cerebrales

Diagnóstico

El diagnóstico de la infección por el HIV es por análisis de sangre. En los análisis de sangre se mira la serología, es decir la presencia de anticuerpos contra el HIV. Cuando es positivo significa que la persona tiene infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. Siempre se confirma mediante un segundo análisis.

 

Enfermedades por aparatos. Enfermedades infecciosas. SIDA Si se sospecha que la infección es reciente y la serología es negativa, se puede determinar el antígeno del virus en sangre (p24), que será positivo en la mayoría de los casos. Este periodo de tiempo con una serología negativa pero con el antígeno del HIV positivo, se llama periodo ventana, e indica infección reciente (primeras 3 semanas).

 

Una vez diagnosticada la infección por HIV, siempre es recomendable saber el estado inmunitario del paciente mediante un análisis de sangre y la carga viral o cantidad de virus en sangre.

 

El diagnóstico de SIDA se hace cuando se tiene una serología positiva confirmada y alguna de las infecciones oportunistas o tumores que define SIDA.

Tratamiento

El tratamiento de la infección por HIV y SIDA es muy complejo ya que la propia enfermedad incluye un amplio abanico de situaciones.

 

A modo de resumen hay que indicar que por un lado está el tratamiento contra el virus de la inmunodeficiencia humana, y por otro lado el tratamiento de las complicaciones que da la enfermedad, es decir, de las infecciones oportunistas intercurrentes y los tumores.

 

Las infecciones oportunistas se tratan con los fármacos específicos para cada una de ellas. Los tumores se tratan con los tratamientos oncológicos pertinentes.

 

El tratamiento contra el virus se realiza con los fármacos llamados antirretrovirales. Hay diferentes grupos de antirretrovirales, en función del nivel de actuación sobre el virus: inhibidores de la transcriptasa inversa, inhibidores de la proteasa, inhibidores de la entrada e inhibidores de la integrasa.

 

Desde hace unos años, el tratamiento de la infección por HIV se centra en mantener el virus los más inactivo posible, y esto se mide con la carga viral y los niveles de linfocitos T CD4+ en sangre. Esto se ha conseguido gracias a la terapia combinada o la terapia antiretroviral de alta intensidad (HAART o highly active antiretroviral therapy). Con estos tratamientos la infección por HIV se ha convertido en una infección crónica en los países desarrollados. El tratamiento tiene que ser individualizado y prescrito por médicos especializados en HIV. Cuando el paciente empieza a tomar fármacos antirretrovirales, tendrá que seguir las indicaciones de su médico en cuanto a los posibles cambios de tratamiento pues estos fármacos pueden tener toxicidad importante y el virus de la inmunodeficiencia humana puede desarrollar resistencias.

 

Las dos opciones para el tratamiento inicial más utilizadas en la actualidad son dos regímenes terapéuticos diferentes con tres fármacos.

Medidas preventivas

Por el momento no existe ninguna vacuna contra el HIV comercializada, aunque se está investigando activamente.

 

El preservativo ha demostrado que reduce significativamente el riesgo de contagio en las relaciones sexuales con coito, tanto heterosexuales como homosexuales, aunque no al 100% sobretodo si no se utiliza correctamente, o se rompe.

 

Los besos se consideran seguros, aunque existe una posibilidad «teórica» de transmisión a través de la saliva (la concentración de virus en la saliva de personas infectadas es muy baja y además, la saliva tiene unos enzimas que inactivan el virus).

 

En los adictos a drogas por vía parenteral hay que evitar compartir las jeringuillas y otros utensilios.

 

La transmisión maternofetal del HIV se puede controlar con la administración de fármacos antirretrovirales durante el embarazo, en el parto y durante la lactancia. En los países desarrollados, gracias al control del embarazo y estos tratamientos, la transmisión maternofetal es relativamente poco frecuente. En los países en vías de desarrollo, se ha demostrado que la administración de dosis de antirretrovirales en el momento del parto y después también disminuye la incidencia de infección de los neonatos, por lo que es de vital importancia el control del embarazo y los partos asistidos en estos países, para controlar la infección general por HIV.

 

De interés

 

La investigación en el tratamiento del HIV es muy activa a nivel internacional, y habitualmente participan tanto los gobiernos como universidades y, por supuesto, la industria farmacéutica. Existen numerosos ensayos clínicos para nuevos fármacos o nuevas combinaciones de fármacos en estudio.

 

 

Dra. Miriam Anglada Oriol

Especialista en Medicina Interna

Medico consultor de Advance Medical

 

2018-06-10T18:35:24+02:003 noviembre, 2016|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado.Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios.Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.

Este sitio web utiliza cookies para facilitar y mejorar su navegación. Vd. puede configurar su navegador para rechazar estas cookies, pudiendo en tal caso limitarse la navegación y servicios del sitio web. Si no modifica esta opción y continua navegando, Vd. está consintiendo en la utilización de las cookies de este sitio web. Si desea más información sobre las cookies que utilizamos en nuestro sitio web, puede consultar nuestra Política de Privacidad y Cookies. Cerrar