Enfermedades | Reportajes |

Cirugía Robótica

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Valora este artículo

La cirugía abierta tradicional, que se lleva a cabo mediante incisiones, ha sido sustituida en las últimas décadas por la cirugía laparoscópica, que consiste hinchar la cavidad donde se va a operar (abdomen, tórax) con aire y maniobrar en su interior con unas pinzas, accediendo al interior del paciente a través de unas incisiones mínimas. Este abordaje supone unos grandes beneficios para el paciente, dado que conlleva menores complicaciones posoperatorias, menor dolor, una estancia hospitalaria más breve, cicatrices más pequeñas, una recuperación más rápida y menor pérdida de sangre.

LO QUE DEBES SABER…

 

  • La aplicación de la cirugía robótica a nivel mundial, sobre todo con el uso de la tecnología robótica Da Vinci®, ha abierto las puertas a alternativas terapéuticas mucho menos invasivas y más precisas para el paciente.
  • El uso de la cirugía robótica permite eliminar un gran número de los riesgos que comporta la cirugía abierta y supera las ventajas de la cirugía laparoscópica.
  • Su uso ha permitido grandes avances en la cirugía oncológica de recto, esófago y estómago, en la cirugía de la obesidad mórbida, en cirugía hepática y de las vías biliares, cirugía pancreática y endocrina.

 

Pese a que la cirugía por laparoscopia ha supuesto un gran avance para la cirugía, también tiene sus limitaciones, como la visibilidad, la precisión y la facilidad del manejo del aparataje. Para solventar parte de estos problemas desde hace unas décadas se ha ido introduciendo y mejorando la cirugía robótica, que se basa en la asistencia de robots por parte del cirujano para llevar a cabo las intervenciones. La aplicación de la cirugía robótica a nivel mundial, sobre todo con el uso de la tecnología robótica Da Vinci®, ha abierto las puertas a alternativas terapéuticas mucho menos invasivas y más precisas para el paciente.

Cómo se lleva a cabo la cirugía robótica

En una intervención de cirugía robótica el cirujano se coloca en una consola de mandos que se encuentra alejada del paciente. Desde ella es capaz de controlar los brazos articulados del robot que son los encargados de realizan las maniobras necesarias para llevar a cabo la intervención con Cirugía robóticaéxito.

El uso de la cirugía robótica permite eliminar un gran número de los riesgos que comporta la cirugía abierta y supera las ventajas de la cirugía laparoscópica, dado que mejora la visibilidad del campo operatorio en el interior del paciente y da una visión tridimensional con una imagen que se magnifica hasta 15 aumentos. También supone una mayor precisión al eliminar el temblor natural y permite un mayor rango de movimientos que se pierden con la laparoscopia, pudiendo manipular instrumentos articulados muy pequeños y finos.

Asimismo, el robot facilita que alineación entre las manos y los ojos del cirujano sea perfecta, ofreciendo una maniobrabilidad mucho más ergonómica para el cirujano y consigue accesos quirúrgicos a lugares anatómicos que, de otra manera, serían técnicamente inaccesibles. Esta mejoría del manejo permite al cirujano una mayor exactitud y confort durante las maniobras de resección y sutura.

La cirugía robótica es una técnica ideal para aquellas cirugías que pueden ser más complejas y de difícil acceso. Su uso ha permitido grandes avances en la cirugía oncológica de recto, esófago y estómago, así como en la cirugía de la obesidad mórbida, en cirugía hepática y de las vías biliares, cirugía pancreática y endocrina. Asimismo, se ha utilizado para intervenciones del suelo pélvico en ginecología, y dentro del campo urológico se ha empleado con grandes resultados en la cirugía del cáncer de próstata, el cáncer de vejiga y el cáncer renal.
 

 

Eficaz y segura

Hoy en día se dispone de suficiente evidencia científica como para poder afirmar que la cirugía robótica es eficaz y segura. La mayoría de estudios muestran resultados similares y, en algunos aspectos, mejores a la técnica laparoscópica. Sin embargo, hacen falta estudios bien diseñados para poder evaluar la relación coste-eficiencia y los resultados a largo plazo de los procedimientos robóticos. Aunque todavía hay una importante diferencia de costes, una mayor oferta y difusión de la tecnología robótica podría conducir en un futuro próximo a una caída importante de los precios y, en consecuencia, a la implantación de la cirugía robótica como una alternativa disponible para todos los pacientes.

Actualmente, existen más de 3.000 unidades del robot Da Vinci® en hospitales de todo el mundo, 25 de las cuales se hallan en hospitales públicos y privados españoles.

 

 

Dr. David Cañadas Bustos

Especialista en Medicina General

Médico consultor de Advance Medical

 

Cirugía Robótica was last modified: enero 15th, 2018 by Canal Salud

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre