< 1 Min Los lácteos son un grupo de alimentos (leche, yogur, queso,…) ricos en calcio. De hecho son la fuente natural más rica en este mineral. Aún así no a todo el mundo le gusta beber leche ni la consume a diario. […]

Los lácteos son un grupo de alimentos (leche, yogur, queso,…) ricos en calcio. De hecho son la fuente natural más rica en este mineral. Aún así no a todo el mundo le gusta beber leche ni la consume a diario.

 

Actualmente, existen en el mercado productos lácteos enriquecidos (han añadido más calcio) como el yogur con calcio, leche con calcio… que facilitan cubrir la ingesta diaria recomendada de calcio. No obstante, si no gusta beber leche sola, se pueden seguir una serie de recomendaciones:

 

  • Mezclar la leche con cacao, eko, café, te.
  • Enriquecer los platos (sopas, purés, cremas,…) con leche en polvo desnatada. Media taza de leche descremada en polvo contiene casi 420mg de calcio y no interfiere en el sabor ni textura del plato.
  • Añadir leche en cremas o purés.
  • Agregar queso a los platos. El queso aporta mayor cantidad de calcio que la leche.
  • Utilizar salsas con yogur para ensaladas.
  • Utilizar crema de leche para salsas o usar leche para bechamel.
  • Tomar postres lácteos (arroz con leche, flam, puding, natillas, helados con leche, yogur con fruta troceada…)

 

Dr. José Félix MecoEspecialista en Medicina Interna

Medico consultor de Advance Medical

 

Deborah Blasco

Enfermera especialista en Nutrición

Enfermera consultora de Advance Medical