Nutrición | Reportajes |

Rituales matutinos en alimentación

Publicado por

Comparte el artículo:
FacebookTwitterLinkedInGoogle+EmailWhatsApp
Rituales matutinos en alimentación
5 ( 3 votos )

Nutrición y salud - reportajes - rituales matutinos en alimentación

La mañana es un momento curioso, peculiar, cada uno a la suya, algunos con prisas, la ducha, la ropa, los niños… Otros apenas han abierto los ojos y ya están tomando café para despertarse, algunos se ponen en marcha casi sin pensar, por la inercia de la rutina, y otros se toman su tiempo para despertar en calma y recibir el nuevo día de forma sosegada. Sea como sea, en la mayoría de los casos la mañana suele ser un momento de rutinas y costumbres que se repiten día tras día como si los días laborables estuviéramos atrapados en el tiempo.

Unas rutinas que, a menudo, dan lugar a algo más premeditado: los rituales matutinos.

LO QUE DEBES SABER…

 

  • La mañana es un momento en que muchos incluimos ciertos rituales alimentarios en los que “creemos” ciegamente. Algunos son útiles, pero otros carecen de fundamento.
  • Tomar un kiwi en ayunas o unas ciruelas pasas rehidratadas puede ayudar al estreñimiento, pero beber un vaso de agua ya no está tan claro.
  • Atribuir a la miel o al ajo crudo propiedades pro-defensas es algo controvertido. Son alimentos saludables, pero a los que hay que otorgar las virtudes que realmente tienen.

 

Rituales matutinos de todo tipo

Los rituales matutinos los hay para todos los gustos, el que se quiere cuidar la piel y utiliza a conciencia cremas para ello, el que empieza el día con estiramientos para mantenerse en forma, el que dedica un rato a la meditación para empezar el nuevo día, el que se organiza la agenda de buena mañana para intentar hacer frente a todas las labores pendientes sin perder la cordura en el intento, y el que busca en la comida la solución a posibles problemas como el estreñimiento, la falta de energía o los problemas circulatorios o mil cosas más.

Rituales matutinos en la alimentación

Hay distintos alimentos que gozan de fama de mágicos o de “superalimentos”. La realidad es que no existen alimentos mágicos ni imprescindibles en nuestra dieta, pero sí podemos hablar de alimentos sanos a los que podemos relacionar con determinados efectos o propiedades y que en un momento dado nos pueden resultar interesantes para un determinado fin. Sin ir más lejos, sabemos que hay determinados alimentos que favorecen la regulación del tránsito intestinal y esto nos puede resultar muy interesante para aquellos con tendencia al estreñimiento.

¿Para qué sirven?

rituales matutinos - desayunoRelacionados con la alimentación, encontramos todo tipo de rituales matutinos, con diferentes finalidades… la verdad es que a un determinado alimento es común que se le atribuyan varias propiedades, lo que de entrada no da mucha confianza. ¿Quién no ha oído hablar de tomar un vaso de agua en ayunas? ¿O el zumo de un limón? ¿O un diente de ajo? ¿O las propuestas más recientes, los famosos batidos verdes? ¿Cuál es el motivo de estos rituales? ¿Qué hay de saludable, de cierto y de necesario en todas estas prácticas? El motivo de incorporar un determinado ritual muchas veces es tan sencillo como tener la creencia de que un alimento nos va ayudar a solventar un determinado problema.

En ocasiones, siempre en función de la persona, este motivo ya es suficiente para añadir el alimento a nuestra dieta. ¿Y por qué matutinos? El hecho de tomarlo por la mañana es lo más práctico para muchas personas, aunque es cierto que a menudo oímos que tomarlo en ayunas es lo que realmente funciona. Pero para efectuar una afirmación o un consejo hace falta poder probarlo, y la mayoría de rituales matutinos en alimentación no se han investigado como para poder afirmar o desmentir su evidencia científica, pero sí podemos hablar de lo que nos proporcionan u ocasionan los alimentos que los forman. Veamos de qué tipos de rituales matutinos en alimentación estamos hablando:

Para evitar el estreñimiento

El estreñimiento es uno de los motivos más comunes para instaurar rituales alimentarios matutinos que incluso se pueden complementar con rituales de ejercicio, pues los consejos que se suelen dar a nivel de estreñimiento en general son: mantener una buena hidratación, hacer ejercicio y consumir suficiente cantidad de fibra. Para ello, hay quien:

  • Toma un vaso de agua tibia
  • Toma una cucharada de aceite de oliva
  • Come un par de ciruelas pasas prehidratadas
  • Come un kiwi a primera hora de la mañana

Pues bien, beber un vaso de agua es algo muy inocuo que no nos hará ningún daño pero que tampoco nos ayudará demasiado para tal fin. En cualquier caso contribuye a la hidratación, algo que ya es positivo, en general, y en caso de estreñimiento. El aceite de oliva puede actuar en el sistema digestivo como lubricante y aunque no existen muchos estudios al respecto sí que hay algún estudio que relaciona su ingesta con una mejora del estreñimiento.Como hemos comentado, la fibra sí se considera necesaria para la regulación del tránsito intestinal, y tanto el kiwi como las ciruelas son buenas muestras de frutas ricas en fibra.

Para empezar el día con energía

Para los que no paran, que van a tener un día movido y que quieren salir de casa con las pilas cargadas, no cabe duda que más allá de cualquier ritual cabe destacar la importancia de un buen descanso y un buen desayuno (recordemos que no es a base de huevos fritos y bacon), para que no nos “atropelle” el hambre a media mañana. Pero los rituales que se oyen al respecto suelen ser a base de “suplementos” como:

  • Germen de trigo
  • Levadura de cerveza
  • Polen
  • Jalea real

Debemos tener en cuenta que este tipo de suplementación no debe substituir nunca la que nos haya podido prescribir un facultativo por una determinada dolencia o carencia vitamínica o mineral.

Dicho esto, comentar que estos productos son en general ricos en micronutrientes, vitaminas y minerales y que pueden resultar interesantes por este contenido pero no estamos en condiciones de asegurar muchas otras atribuciones de salud que se les otorgan.

El germen de trigo es la parte embrionaria del grano de trigo y es rico en algunas vitaminas del grupo B, y oligoelementos como hierro, cinc, cobre, manganeso y cobalto.

La levadura de cerveza está compuesta de microorganismos de la familia Saccharomyces, el más común Saccharomyces Cerevisae, pero existen otros tipos de la misma familia. Son ricos en vitaminas del grupo B y minerales como fósforo, calcio, silicio, zinc…

El polen también es rico en vitaminas del complejo B, así como en caroteno. A nivel mineral nos aporta diversidad de elementos, potasio, magnesio, calcio, silicio, fósforo, manganeso…

La jalea real es el alimento de la abeja reina, también contiene vitaminas del grupo B y minerales como el calcio y el cinc.

Para evitar resfriados y subir las defensas

Otro de los objetivos clásicos, sobre todo de cara al invierno, es incrementar las defensas. La realidad, mal que nos pese, es que no existe ningún alimento en concreto que, tomado en una determinada dosis o de una determinada forma consiga dicho aumento. Bueno, sí, la leche materna sí lo consigue, pero nuestros pequeños tienen la exclusividad en eso. La buena noticia es que sí hay hábitos relacionados con la inmunidad, como preocuparnos de la seguridad alimentaria de los alimentos que comemos, la higiene personal, evitar el sedentarismo, el alcoholismo, el tabaquismo y el estrés, dormir suficiente, mantener un peso saludable y llevar una alimentación saludable, no basada en un alimento en concreto, sino en global.La EFSA (European Food Safety Authority) afirma que algunas vitaminas (A, B6, B12, C y D) y minerales (cobre, folato, hierro, selenio, cinc) participan en el funcionamiento del sistema inmunitario. Lo que significa que si existe un déficit de estas vitaminas o minerales y lo subsanamos sí se puede entender que estamos contribuyendo al buen funcionamiento del sistema inmune, un exceso de estos oligoelementos podría tener el efecto contrario. Algunos de los rituales a los que se atribuyen esta mejora de las defensas son:

  • desayunos matutinos
    • Tomar un vaso de zumo de limón
    • Comer un ajo crudo en ayunas
    • Tomar un lácteo fermentado o bacterias probióticas
    • Consumir una cucharadita de miel al despertar

El limón es muy rico en vitamina C, pero su déficit no es habitual entre nuestra población, tomar de vez en cuando agua con un poco de zumo de limón no es perjudicial si no es en sustitutición de la ingesta de fruta, pero un exceso puede dañar el esmalte dentario.

La miel, los lácteos fermentados y las bacterias probióticas están entre los alimentos sobre los que la EFSA, tras revisar la literatura científica disponible, no ha aprobado ninguna declaración de salud relacionada con la inmunidad. Esto no significa que debamos evitarlos, pero sí debemos evitar el consumo habitual/excesivo de miel por su composición en azúcares, y evitar tomar estos alimentos pensando que ejercen un efecto curativo.

En relación al ajo, existe literatura científica en la que se le atribuye un efecto antimicótico y antimicrobiano, entre otros, pero esto no significa que tomarlo haga aumentar las defensas. En general, es un alimento saludable y lo que debemos tener en cuenta en negativo es la posible halitosis (mal aliento) y ardores de boca y estómago que puede generar su consumo, especialmente en crudo. Por otra parte, en personas con problemas de coagulación sí se aconseja no abusar de su consumo pues podría incrementar el riesgo de hemorragias.

 

BEBIDAS DETOX

 

    Otro de los rituales mañaneros con más auge últimamente son las llamadas “bebidas détox”. La realidad es que nuestro cuerpo ya cuenta con sistemas de desintoxicación, pues especialmente el hígado y los riñones son órganos que se encargan de ello y a nivel científico no se contempla la necesidad de desintoxicar nuestro cuerpo a base de alimentos. Otra cosa es que estas bebidas vegetales puedan ser sanas, que lo son, siempre que no les añadamos ingredientes poco adecuados como azúcar o sucedáneos. Pero ni se debe abusar de ellas ni tomarlas a modo medicinal, y por supuesto no deben ser nuestra manera habitual de consumir vegetales. Estos deben formar parte de la dieta diaria en forma de platos, ensaladas, guarniciones… crudos o cocidos, aprovechando al máximos sus propiedades y disfrutando de todo su sabor.

 

 

 

Mercè Gonzalo

Licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos
Diplomada en Nutrición Humana y Dietética

Nutricionista consultora de Advance Medical

 

Rituales matutinos en alimentación was last modified: octubre 10th, 2017 by Canal Salud

Comentarios

  1. Javier Hernández

    Javier Hernández comentó hace 2 semanas

    Sería muy útil si nos ayudaseis a configurar la cesta de navidad que recibimos los empleados cada año con productos más sanos, nutricionalmente hablando. No podemos recomendar a nuestros familiares (cónyuge, hijos, hermanos, padres) comidas saludables para después llevar a casa una cesta repleta de alcohol y productos con alto contenido en azúcar.
    No. No tengo una solución. Me encantaría compartirla, pero no la encuentro.

    1. Canal Salud

      Canal Salud comentó hace 1 semana

      Hola Javier,
      Gracias por tu aportación. Tomamos nota y en breve podrás ver en canal Salud un artículo sobre el tema que nos solicitas. Un saludo

Si quieres comentar el post o recibir asesoramiento de MAPFRE pincha sobre la casilla correspondiente.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Conectar con Facebook

Desde este canal nos comprometemos a no publicar nada de su nombre