2 Min de lectura | La dieta de la población femenina requiere casi el doble de hierro que la población masculina. Esto lleva a determinar que la deficiencia de hierro sea uno de los problemas nutricionales más frecuentes en la población femenina.

El aporte aconsejable en edad adulta se sitúa entre 7 y 16 mg diarios, pero en periodo de fertilidad las necesidades aumentan y se recomiendan 20 mg diarios, ya que, con la menstruación se pierde un promedio de 15 a 20 miligramos de hierro cada mes.

El hierro durante el embarazo

En estados fisiológicos especiales como el embarazo o la lactancia las necesidades aumentan más y se recomienda aportar 25 mg diarios. Lograr cubrir los requerimientos de hierro sin aumentar las calorías de la dieta puede resultar difícil.

Por este motivo se debe consumir a diario las 2 raciones recomendadas de alimentos proteicos (pescado/ huevo/ carne) al ser las fuentes mas ricas en hierro hemo, siendo éste, el hierro que mejor absorbemos, a diferencia del hierro no hemo (legumbres, frutos secos,…) que absorbemos en menor cantidad.

Trucos para que se absorba mejor el hierro

También resulta beneficioso mezclar los alimentos proteicos con la vitamina C (cítrico, kiwi, fresones, tomate, pimiento, perejil,…) ya que esta vitamina favorece la absorción de hierro (pescado con jugo de limón, tortilla con perejil, carne con pimiento de acompañamiento,…).

Dada la gran importancia que tiene el hierro dentro de la salud de la mujer, es recomendable realizar análisis de sangre cada cierto tiempo para comprobar si los valores (IDH, ferratina, etc.) están dentro de lo normal.

Para ello, no dudes en contratar un Seguro de Salud MAPFRE que te ofrece una amplia gama de coberturas para todo lo que necesites.

CALCULA TU PRECIO

 

Dr. José Félix Meco
Especialista en Medicina Interna
Medico consultor de Advance Medical

Deborah Blasco
Enfermera especialista en Nutrición
Enfermera consultora de Advance Medical