////Tratamiento de la otitis media en niños

Tratamiento de la otitis media en niños

5 minutos | Llamamos otitis a la inflamación del oído. Cuando dicha inflamación se produce tras el tímpano, se denomina otitis media. Puede producirse por causas víricas, pero también por la presencia de algún cuerpo extraño o por la entrada de agua de la piscina. ¿Cuáles son los síntomas que experimentará el niño y cómo podemos solucionarlo?

El oído medio es el espacio que se encuentra detrás del tímpano, forma parte de la cadena de transmisión del sonido y en él se encuentran el tímpano y los huesecillos (martillo, yunque y estribo). Esta parte del oído se comunica con la faringe (garganta) por medio de un conducto que se llama trompa de Eustaquio. La trompa de Eustaquio favorece la aireación del oído y la eliminación de secreciones que se producen en el oído medio.

Tipos de otitis media

  • Otitis media aguda: es una inflamación aguda de causa infecciosa que suele presentarse como complicación de un catarro. Es un cuadro que aparece con rapidez y evoluciona en pocas horas. Es una de las enfermedades más comunes que afectan a los bebé y niños preescolares.
  • Otitis media serosa: es una acumulación de líquido en el oído medio que suele darse en niños con OMA de repetición o con dificultades en el vaciamiento de secreciones por un mal funcionamiento de la trompa de Eustaquio. Es frecuente en niños pequeños y no causa dolor ni fiebre, solo supuración mucosa por el oído. Requiere un seguimiento estrecho por el Pediatra y a veces con el Otorrinolaringólogo, ya que si persiste durante mucho tiempo puede afectar a la audición y al desarrollo del lenguaje.

Causas

Es una de las infecciones más frecuentes en la infancia, sobre todo entre los seis meses y los dos años de vida. Aproximadamente, a los tres años, tres de cada cuatro niños han tenido algún episodio de otitis media. El invierno y el otoño son las épocas en las que con más frecuencia se presenta esta infección.

  • Es muy frecuente que ocurra tras un catarro común. La mucosidad de la nariz obstruye la trompa de Eustaquio, se acumulan secreciones en el oído medio y se infectan.
  • Las infecciones del oído medio son causadas por bacterias o por virus que entran a través de la nariz y la boca. Los lugares donde hay muchos niños, como guarderías, ayudan a que los gérmenes se propaguen con mayor rapidez.
  • Las alergias y la contaminación, así como la exposición al humo del tabaco en el lactante, predisponen a padecer inflamaciones del oído medio.

Síntomas

Los síntomas de la otitis media aguda varían según la edad del niño. Normalmente se presenta dolor de oído y fiebre tras un escenario típico de catarro con mocos y abundante mucosidad nasal.

  • Los lactantes más pequeños pueden tener síntomas locales menos llamativos, siendo más frecuentes los síntomas generales: fiebre, irritabilidad, vómitos, diarreas o rechazo de la alimentación. En algunos casos pueden presentar otorrea, es decir, secreción en una o ambas orejas.
  • En los niños más mayores el dolor de oído es el síntoma principal. Es un dolor muy intenso que empeora al masticar, succionar o tragar. La fiebre no siempre está presente. En muchas ocasiones se perfora el tímpano el oído supura un líquido amarillo sanguinolento (otorrea). Una vez perforado el tímpano el dolor desaparece.

Otitis media en bebés: bebé tumnado en camilla y doctor mirándole el oído

Diagnóstico

El pediatra intentará visualizar el tímpano con un otoscopio (lupa con luz que se introduce en el conducto auditivo) para poder diagnosticar la inflamación. El tímpano no es siempre visible porque el conducto está obstruido con cerumen y quizás sea necesario realizar una limpieza previa.

Con esta sencilla prueba verá el médico verá si la membrana timpánica está bien o muy roja, sin reflejo luminoso, si se ve alguna pequeña perforación, si hay moco dentro del oído medio o se ve el tímpano abombado.

Tratamiento de otitis media en niños

Para calmar el dolor se utilizan antiinflamatorios y analgésicos, mientras que los antibióticos no siempre son necesarios.

El pediatra evaluará la gravedad de la sintomatología, la edad y el estado de salud del niño:

En función de todo esto se pueden emplear dos conductas:

 Si se trata de una otitis con síntomas leves, solo de un lado y sin supuración, se tratará con antitérmicos y analgésicos y se observará la evolución en dos o tres días. En casi el 80% de los casos los síntomas desaparecen solos sin secuelas, ya que la infección que ha causado la otitis es de origen viral y leve. Cuando lo síntomas persisten pasados unos días con tratamiento conservador o se observa empeoramiento, puede ser necesario el uso de antibióticos.

 También se suele recomendar aplicar calor seco sobre el oído para reducir el dolor y realizar lavados nasales si hay mucosidad. Pero si existe otorrea, no se debe mojar el oído.

¿Se puede prevenir una otitis?

La prevención de las otitis es complicada, porque en la mayoría de los casos hay una predisposición personal del niño pero los siguientes factores pueden ayudarnos y ser protectores:

  • La lactancia materna.
  • Mantener las vías respiratorias superiores «limpias» (lavados nasales).
  • Tomar el biberón semisentado o sentado, no tumbados.
  • Evitar la exposición pasiva al humo de tabaco.

¿Siempre que supura el oído es una infección?

La supuración del oído se llama otorrea y puede aparecer en uno o ambos oídos. Esta supuración puede ir acompañada o no de otros síntomas.

Si esta supuración se acompaña de inflamación, dolor o fiebre, será de causa infecciosa, como la otitis media aguda o la otitis externa. Si la otitis media produce una perforación timpánica, puede observarse la salida de un líquido espeso, similar a moco blanquecino o amarillento que se acompaña de una mejoría sustancial del dolor. En las otitis agudas externas, típicas de las piscinas, el dolor no cede a pesar de que veamos la supuración.

Otras causas de supuración y dolor en los oídos son los cuerpos extraños que el mismo niño se ha introducido.

Lo que debes saber…

  • Es una de las infecciones más frecuentes en la infancia, sobre todo entre los seis meses y los dos años de vida.
  • Es muy frecuente que ocurra tras un catarro común. La mucosidad de la nariz obstruye la trompa de Eustaquio, se acumulan secreciones en el oído medio y se infectan.
  • Los antibióticos no siempre son necesarios. Para calmar el dolor se utilizan antiinflamatorios y analgésicos.

Dra. Esther Martínez García

Especialista en Pediatría

Médico consultor de Advance Medical

2020-07-20T11:43:33+01:0018 junio, 2020|

Deja un comentario

Información básica sobre Protección de Datos:
En MAPFRE ESPAÑA, S.A. DE SEGUROS Y REASEGUROS, como responsable del tratamiento, utilizaremos la información que nos facilite para la gestión de su actividad como usuario de este sitio web, así como atender y responder tanto a las solicitudes de información como las sugerencias, consultas y comentarios que realice a través de los distintos formularios. Dicho tratamiento lo haremos en base al consentimiento que nos ha otorgado. Asimismo, le informamos que, en su caso, podremos comunicar sus datos a otras empresas del Grupo MAPFRE y terceros con los que exista un convenio de colaboración o una relación de prestación de servicios. Por último, le informamos que puede ejercer sus derechos de acceso, rectificación, oposición, supresión, limitación y portabilidad, como se explica en la información adicional que hemos puesto a su disposición en nuestra Política de Privacidad y Cookies.